Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Les invito a considerar estas palabras de Sócrates, filósofo ateniense, respecto de que la justicia no es un favor sino juzgar según la ley:

…Tampoco me parece justo rogar a los jueces y que uno se salve suplicando, sino que lo consiga con la exposición de los hechos y la persuasión. El juez no toma asiento en el tribunal para convertir la justicia en favor que él dispensa, sino para juzgar según justicia. Tampoco es para favorecer a quien le parezca, sino para juzgar de acuerdo con las leyes.

Platón, Apología de Sócrates, XXIV

Que resulte necesario insistir en cuál es la función del juez ya nos dispone a reflexionar sobre el tiempo presente. Pensemos en dos o tres cosas que el filósofo establece:

  • No es justo rogar o suplicar al juez. Tal vez haya que hacer una salvedad aquí. Hay personas carentes de la educación o los recursos para exponer su pensamiento con fluidez. El abogado debería suplir aquella carencia. Pero si a uno le asiste la verdad y la razón, no debería haber motivo para suplicar.
  • El juez no es alguien que dispensa un favor. Si un juez actúa de acuerdo a la ley, debe entender que es la ley la que absuelve o condena. No es un acto de su benevolencia o su rigor.
  • El juez no ha de favorecer a quien le parezca. O aquel a quien le tema o a quien desea agradar, deberíamos agregar, estimado Sócrates. Se habla mucho hoy de cómo los jueces fallan de acuerdo con el poder político reinante. Pero la justicia no es un favor sino juzgar según la ley.

Los tiempos de la justicia

No nos referimos a los jueces justos. Más bien, pensamos en cómo, desde los tribunales, se persigue o se favorece según la presión que ejerzan los poderes reales. Esto no debería ser así, pero lo es. Y es algo que ocurre en todos lados. No es cierto que sólo ciertos grupos hacen esto. Recordemos otro tema tratado aquí: el poder siempre se quiere perpetuar. Y los tribunales son un instrumento formidable para lograrlo.

Recordaba el caso de una pareja que fue sorprendida robando en un supermercado especies que deben haber costado un par de cientos de pesos. En menos de seis meses de juicio, fueron condenados a tres años de prisión.

En cambio, un juicio por corrupción o asesinato en el que están involucrados señores del poder político o económico puede demorar 25 años y diluirse por prescripción del delito o muerte del acusado.

¿Qué haremos?

A medida que pasa el tiempo, se levanta la pregunta de cierto angustiado ciudadano de la antigüedad: “Si fueren destruidos los fundamentos, ¿qué ha de hacer el justo?” Estamos cada vez más cerca de un hartazgo social y los riesgos que ello implica. Porque la justicia no es un favor sino juzgar según la ley.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.