La obediencia se remonta a la época de Adán y Eva. Si ellos hubieran obedecido a Dios al no comer fruta del árbol prohibido, la historia de la raza humana se hubiera escrito de otra manera. Una vez que comieron la fruta, el pecado entró en el mundo. Si el pecado nunca hubiera entrado a la Tierra, todo sería perfecto. No habría conocimiento del mal y solo habríamos visto la belleza del Paraíso. Pero debido a un simple acto de desobediencia, lo perdimos todo. Ahora, no vayan a odiar a Adán y Eva después de oír eso porque si todos hemos pecado alguna vez en nuestras vidas, nosotros también somos culpables. 

Cuando Dios te llama, muchas veces es difícil seguir su voz porque algunas veces tenemos que dejar nuestro estado de comodidad para honrarlo. Muchas veces no lo seguimos si no sabemos Su motivo. Esta situación es similar a un padre demandándole a su hijo que no toque una bombilla. El niño no entiende la razón por la cual no lo debe tocar la bombilla (se quemará) pero si obedece al padre, el niño no se quemará. La obediencia no debe ser condicional. No debemos obedecer a Dios solo cuando comprendemos, sino también cuando no tenemos idea de sus planes. Hay muchas historias de obediencia en la Biblia, aparte de la historia de Adán y Eva, que nos enseñan la importancia de seguir las instrucciones dadas por el Señor. Debemos aprender de ellas.

La esposa de Lot (Génesis 19:15-29): La esposa de Lot desobedeció las instrucciones dadas por los ángeles y miró hacia atrás para ver la ciudad de Sodoma y Gomorra en llamas mientras huían de la ciudad. Dios castigó su desobediencia severamente al convertirla en una columna de sal. Puede parecer brutal, pero Dios advierte que habrá castigo para aquellos que desprecian la autoridad y protección para aquellos que son justos. (Pedro 2:4-10)

Abram (Génesis 22:1-18):  Dios le dijo a Abram en el versículo 2 “Toma a tu hijo, el único que tienes y al que tanto amas, y ve a la región de Moria. Una vez allí, ofrécelo como holocausto en el monte que yo te indicaré”. (NVI) Abraham siguió la orden de Dios, incluso cuando le causaría mucho dolor sacrificar a su hijo amado. Pero cuando Abram tomó el cuchillo para sacrificar a su hijo, un ángel le dijo que no continúe porque solo era un examen para ver si él temía al Señor.  

Moisés (Números 20:2-13) Moisés fue un gran líder. Él siguió todas las instrucciones de Dios. Sin embargo, en esta historia, Dios le dijo a Moisés que le hablara a una roca porque agua potable fluiría de ella, pero, en lugar de hablarle a la roca, Moisés golpeó la roca dos veces. Debido a su fracaso en seguir ese pequeño detalle, Dios le dijo a Moisés que él no vería la tierra prometida. Dios tomó su desobediencia como una desconfianza hacia Él delante de los israelitas y lo castigó.

Te interesa:  Una historia de amor: Rut y Booz

Ezequías (2 Reyes 18:1-12): Ezequías era joven cuando se convirtió en rey de Judá. Él amó a Dios y obedeció todos los mandamientos de Dios. Debido a que amaba a Dios, Él se aseguró de que Ezequías triunfara en todo lo que hizo. El hecho de que él era joven y obedeció a Dios muestra que es un modelo a seguir para todos nosotros.

Jesús: Hay demasiadas historias que muestran la obediencia de Jesús a Dios, pero la historia que quiero señalar es el momento en cuando estaba orando en el jardín. (Mateo 26:36-26, Lucas 22:39-46) En una parte de su oración, Jesús dijo “Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo. Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú”, (Mateo 26:39, NVI) para preguntarle a Dios si era la voluntad Su voluntad, si podía cambiar el plan original para no tener que sufrir ese terrible destino en la cruz. Y todos sabemos cómo termina esa historia. Jesús atravesó ese terrible destino por obediencia.

Gracias a todos estos ejemplos, tenemos una ligera idea de cómo es la obediencia. Elige hacer lo que Él te pide sin tratar de entender por qué. Hazlo porque Él sabe todo y Él es quien se preocupa por ti al 100%.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.