Todos estamos tan ocupados con nuestros asuntos, que muchas veces olvidamos ser amables con los demás. Efesios 4:32 (PDT) dice: “Sean amables y considerados unos con otros”, pero ¿cuántas veces lo ponemos en práctica?

Es probable que algunos crean que la cordialidad no tiene relevancia hoy en día; sin embargo, los pequeños gestos afables hacen un gran diferencia. Si quieres empezar por ser el cambio, haz lo siguiente:

  1. Di “gracias” y “por favor” cuando la situación lo requiera.
  2. Ayuda a alguien a cruzar la calle.
  3. Controla tu temperamento y no te enojes.
  4. Envía un mensaje a una persona con quien no hablas hace tiempo.
  5. Abre y sostén la puerta para alguien.
  6. Visita un orfanato o asilo y pasa tiempo con las personas.
  7. Ayuda a alguien a cargar sus cosas.
  8. Saluda a personas que no conozcas y deséales un buen día.
  9. Regala cualquier alimento a un desconocido.
  10. Ofrécete como voluntario para leer un libro a un invidente.
  11. Abraza como mínimo a ocho personas.
  12. Dona sangre.
  13. Llama a tus abuelos o a cualquier adulto mayor.
  14. Sonríe.
  15. No respondas mal con mal.
  16. Publica algo inspirador en tus redes sociales.
  17. Visita a los enfermos del hospital, incluso si no conoces a nadie.
  18. Si utilizas el transporte público, cede tu asiento a quien lo necesite.
  19. Ofrécete para hacer las tareas del hogar.
  20. Escucha a alguien sin interrumpir.
Te interesa:  ¡Mantente conectado a Dios!

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.