Haz el siguiente ejercicio: Escribe una lista de las cosas que recibes diariamente, desde el aire que respiras hasta el buen o mal clima laboral. Al terminar te darás cuenta que disfrutas de muchas bendiciones de parte de Dios, pero como los tienes, olvidas ser agradecido por ellos.

Decir gracias no es suficiente. Hay que ser agradecidos con Dios cada día y éstas son algunas maneras en las que puedes serlo:

1. Pasando tiempo con Él:

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7

Dedica un momento especial en donde puedas hablar con Dios y leer la Biblia. De esta manera lograrás una relación íntima con Él y podrás decirle lo mucho que significa para ti todas las cosas que Él hace. Este tiempo especial debe ser diario y personal: una reunión especial entre Dios y tú.

2. Perdonando a otros:

“Sean amables unos con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo.” Efesios 4:32

Te interesa:  ¿Puedes amar a alguien muy malo?

Parte de ser agradecidos con Dios es compartir a otros lo que Él hace por nosotros. No se puede aceptar su perdón si no se hace lo mismo por los demás. Cuando perdonas a los que te ofenden también estás honrando y agradeciendo a Dios.

3. Entregándole tus dones y talentos:

“Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él.” Colosenses 3:17

Las habilidades que tienes provienen de Dios, y ¿qué mejor forma de agradecerle si no es siendo útil para Él? Nuestro Creador puede darte aún más capacidades de las que te imaginas si tan sólo se lo pides y eres agradecido con Él.

4. No concentrándote en lo negativo:

“Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:16-18

Dios no nos promete una vida libre de problemas y malas circunstancias; en cambio, su promesa es estar con nosotros cuando lo necesitemos. Así que aprende a verle el lado bueno a la vida y disfruta cada momento ¡Dios siempre está a tu lado!

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.