El sueño es importante para todos ser humano pues gracias a él, nuestro cuerpo se recupera y recobra fuerzas para nuestras actividades al día siguiente. Dormir afecta la salud más de lo que se cree. Es por ello que la incapacidad para descansar adecuadamente es un tema que no debe tomarse a la ligera. Según la National Sleep Foundation, el insomnio puede tener diversos factores, tales como el abuso de sustancias químicas, factores biológicos y condiciones médicas y psiquiátricas.1  Si no se trata a tiempo, el insomnio puede llevar a la depresión, la cual puede conducir a la muerte; así lo sostiene un estudio publicado en la revista Open Medicine.2 Para tomar medidas de precaución ante los problemas de sueño, estemos atentos de lo siguiente:

1. Bebidas alcohólicas.

Es sabido que la adicción a las bebidas alcohólicas tiene repercusiones importantes en la salud, pero también afecta el sueño. Si bien el alcohol es un sedativo y puede hacer que una persona se duerma inmediatamente, este descanso es interrumpido y no dura toda la noche.3 Un grupo de investigadores determinaron que los individuos que son adictos a las bebidas alcohólicas sufren de insomnio, trastornos del sueño circadianos, trastornos del sueño relacionados con la respiración, los trastornos del movimiento y las parasomnias como el trastorno alimentario relacionado con el sueño, el sonambulismo, las pesadillas, la parálisis del sueño y el trastorno del comportamiento del sueño REM.4

2. Drogas médicas.

Los problemas de salud que son tratados con drogas con y sin prescripción médica pueden evitar el sueño o causar exceso de sueño durante el día. Esto se debe a la composición química de cada medicamento. Aquellos que ingieren drogas para las enfermedades cardíacas, asma, tiroides, resfriado, alergias y para combatir el dolor en general. Asimismo, esta reacción se vio en los que consumen medicamentos para dejar de fumar, la depresión y déficit de atención con hiperactividad.5 Por supuesto, este efecto no se da de igual manera en todas las personas; por lo cual es mejor consultar con un médico para determinar si es la medicina la que está causando insomnio.

3. Estilo de vida y ansiedad.

Los malos hábitos influyen en nuestros patrones de sueño. Estudios que han comprobado que estar expuestos a luces provenientes de los aparatos electrónicos antes de dormir, causa desórdenes de sueño. (Para leer más información sobre este tema, visita el artículo ¡No revises tu celular antes de dormir!) Además, el consumo de comidas pesadas antes de dormir también influye en el sueño. La cafeína y la nicotina también son factores que causan la ausencia de deseos de dormir.6

Te interesa:  Pregúntale a Andrés -Quiero ahorrar, ¿por dónde empiezo?

Por otra parte, estudiosos han comprobado que la preocupación y la ansiedad interfieren considerablemente en el sueño. Según la Anxiety and Depression Association of America, el estrés y ansiedad pueden causar problemas para dormir o empeorar los problemas existentes. Y tener un trastorno de ansiedad agrava el problema.”7 La ansiedad y el insomnio pueden originarse mutuamente. La falta de sueño puede causar ansiedad, y la ansiedad puede generar la pérdida de sueño.

4. Factores genéticos.

Un nuevo giro en la ciencia médica fue el descubrimiento de los siete genes que causan insomnio. Un grupo de investigadores internacionales llegaron a la conclusión de que hay personas que tienen más riesgo de sufrir de algún trastorno de sueño. Si bien es una investigación que aún necesita profundizarse, los estudiosos están explorando esta área para entender mejor el insomnio y hallar una solución ante este problema.

5. Problemas de salud.

Las enfermedades también pueden causar insomnio. Algunas de las afecciones más comunes que impiden el sueño son la alergias nasales, problemas gastrointestinales y endocrinos, artritis, asma, condiciones neurológicas (Parkinson), dolor crónico, entre otros.9

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1,3,6,9What Causes Insomnia?. Sleepfoundation.org. Consultado el 20 de febrero de 2018, de https://sleepfoundation.org/insomnia/content/what-causes-insomnia
2Koyama, F., Yoda, T., & Hirao, T. (2017). Insomnia and depression: Japanese hospital workers questionnaire survey. Open Medicine, 12(1). http://dx.doi.org/10.1515/med-2017-0056
4Chakravorty, S., Chaudhary, N., & Brower, K. (2016). Alcohol Dependence and Its Relationship With Insomnia and Other Sleep Disorders. Alcoholism: Clinical And Experimental Research, 40(11), 2271-2282. http://dx.doi.org/10.1111/acer.13217
5Sheehan, J., & Marcellin, L. (2013). Is Your Medication Making You Lose Sleep?. Everyday Health. Consultado el 20 de febrero de 2018, de https://www.everydayhealth.com/sleep/medications-that-affect-sleep.aspx
7Understand the Facts: Sleep Disorders. Adaa.org. Consultado el 20 de febrero de 2018, de https://adaa.org/understanding-anxiety/related-illnesses/sleep-disorders#
8Hammerschlag, A., Stringer, S., de Leeuw, C., Sniekers, S., Taskesen, E., & Watanabe, K. et al. (2017). Genome-wide association analysis of insomnia complaints identifies risk genes and genetic overlap with psychiatric and metabolic traits. Nature Genetics, 49(11), 1584-1592. http://dx.doi.org/10.1038/ng.3888

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.