La compasión es una de las cualidades que más resaltan de una persona. La Biblia nos enseña que así como Dios es compasivo con nosotros, nosotros debemos serlo con los demás, pero ¿qué más dicen las Sagradas Escrituras sobre este tema? A continuación hay una lista de algunos de los textos bíblicos sobre la compasión:

Éxodo 33:19 (NBD)

“Y el Señor le respondió: —Voy a darte pruebas de mi bondad, y te daré a conocer mi nombre. Y verás que tengo clemencia de quien quiero tenerla, y soy compasivo con quien quiero serlo.”

Lamentaciones 3:22-23 (PDT)

“El fiel amor del SEÑOR nunca termina; su compasión no tiene fin, cada mañana se renuevan. ¡Inmensa es su fidelidad!”

Salmos 103:13 (RVR1960)

Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen.”

Salmos 119:156 (NVI)

“Grande es, Señor, tu compasión; dame vida conforme a tus juicios.”

Salmos 145:8-9 (NBLH)

“Clemente y compasivo es el Señor, lento para la ira y grande en misericordia. El Señor es bueno para con todos, y su compasión, sobre todas Sus obras.”

Isaías 30:18 (TLA)

“Nuestro Dios ama la justicia y quiere demostrarles cuánto los ama. En verdad, Dios ama a los que confían en él, y desea mostrarles compasión.”

Zacarías 7:9-10 (PDT)

Así dice el SEÑOR Todopoderoso: Practiquen la justicia, y sean verdaderamente justos. Que haya bondad y compasión entre ustedes. No traten mal a las viudas ni a los huérfanos, ni a los inmigrantes ni a los pobres. No planeen en su corazón hacerles mal a los demás.”

Efesios 4:32 (DHH)

“Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.”

Filipenses 2:1-3 (RVR1995)

“Por tanto, si hay algún consuelo en Cristo, si algún estímulo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por rivalidad o por vanidad; antes bien, con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”

Colosenses 3:12-13 (NBLH)

“Entonces, ustedes como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia (tolerancia); soportándose unos a otros y perdonándose unos a otros, si alguien tiene queja contra otro. Como Cristo los perdonó, así también háganlo ustedes.

1 Pedro 3:8 (NVI)

“En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes.”

 

Te interesa:  Tengo todo lo que necesito

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.