Los niños que son criados para creer que son el centro del universo porque así les hacen creer en sus hogares, sufren momentos difíciles cuando se enfrentan a la realidad cotidiana del mundo; según reporta un popular blog social estadounidense. Sin embargo la frase “primero madre, después esposa” se ha vuelto muy familiar en las nuevas generaciones. Dedicarse por completo a la satisfacción y realización de los hijos descuidando la relación de pareja y la propia causa problemas en el hogar.

El priorizar a los hijos es muy común e incluso loable en nuestra cultura. No siempre fue así. Pero hoy en día las mujeres están dispuestas a dar preferencia a su rol de madre por encima de su rol de esposa. No se sabe como y cuando surge esta tendencia pero es probable que surgiera como resultado del rompimiento familiar original. En otras palabras mientras más mujeres se veían en segundas nupcias, optaban por mantener un cuidado especial por sus hijos producto de un matrimonio anterior. Esto, por no confiar plenamente en que su cónyuge actual sintiera el mismo afecto y responsabilidad por sus hijos que ellas.

Te interesa:  Él está dispuesto a entrar en ti

Sin embargo esta actitud por parte de las esposas de poner en primer lugar a sus hijos en todo tiempo no se limita a segundas nupcias. El Pastor Rey Francisco Matos nos habla de cómo esta es la segunda queja más común de los esposos en general. La primera es la falta de frecuencia intima. Cuando una pareja pasa al rol de padres estos no pueden olvidar alimentar su relación, cuidarse y darse prioridad para evitar desbalances en el hogar. Todo hijo ama ver a sus padres enamorados. El mejor regalo que les puedes dar es un hogar estable y con unos padres que entienden el orden de Dios para la familia. Escucha los consejos y pautas compartidos a continuación.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta