amistad Archives | CVCLAVOZ

All posts in “amistad”

3 razones por las que sigues en amistades tóxicas 1

3 razones por las que sigues en amistades tóxicas



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Grover, S. (2019). How to Spot a Bad Friend. Recuperado el 13 de agosto de 2019, de https://www.psychologytoday.com/us/blog/when-kids-call-the-shots/201908/how-spot-bad-friend
Una amistad leal 2

Una amistad leal

Proverbios 20:6 TLA: “Hay muchos que afirman ser leales, pero nadie encuentra gente confiable.”

Es complicado encontrar gente leal, la mayoría busca su beneficio particular, no importa si deben pisotear a las demás personas para conseguir lo que quieren. La falta de lealtad se multiplicó en este tiempo y llegamos a pensar que los seres más leales son nuestras mascotas.

Melgarejo fue uno de los presidentes de Bolivia, era muy controversial y actuaba como si estuviera al borde de la locura. Un día tomó su camisa, sacó su arma y le disparó mencionando lo siguiente: “confianza ni en la camisa”. Quizás en eso tuvo razón porque es difícil confiar si percibimos tanto engaño, mentira y vemos personas que fallan a sus amistades y familiares.

Pero a pesar de todo lo malo que vemos en este mundo, existe gente leal, un ejemplo que podemos hallar en la Biblia fue la amistad entre David y Jonathan:

“Muéstrame la lealtad de quien juró ser mi amigo —porque hicimos un pacto solemne delante del Señor— o mátame tú mismo si he pecado contra tu padre. ¡Pero te ruego que no me traiciones entregándome a él!—¡Jamás! —exclamó Jonatán—. Tú sabes que si tuviera la menor idea de que mi padre pensara matarte, te lo diría de inmediato.”(1 Samuel 20:8-9 NTV)

El rey Saúl tenía conflictos con David a causa del trono, por lo que este último conversó con su amigo Jonathan  e hicieron un acuerdo para verificar si realmente Saúl lo perseguía para matarlo. Cuando lo comprobaron, Jonathan estaba molesto y triste por la actitud de su padre, así que realizó la señal convenida y le dijo a David que escapará.

“Finalmente, Jonatán le dijo a David: «Ve en paz, porque nos hemos jurado lealtad el uno al otro en el nombre del Señor. Él es testigo del vínculo que hay entre nosotros y nuestros hijos para siempre». Después David se fue, y Jonatán regresó a la ciudad.”(1 Samuel 20:42 NTV)

David continuó su camino, pasó el tiempo y Saúl junto a su hijo perdieron la vida en una batalla. David fue el nuevo Rey de Israel y  años después de asumir su mandato, mandó a buscar a alguien de la familia de Jonathan a quien pudiera mostrar misericordia. Encontraron a Mefiboset, quien tenía una discapacidad, y David lo mandó a llamar para que viviera con él. La lealtad de este hombre se mostró aún cuando su amigo ya no estaba vivo y se demostró en las acciones hacia el hijo de Jonathan.

¿Eres leal? ¿Pudiste encontrar un amigo o familiar leal en quien puedas confiar?

Por Carlos E. Encinas

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

6 consejos para evangelizar a tus amigos 3

6 consejos para evangelizar a tus amigos

Marcos 16:15 nos recuerda que estamos llamados a compartir el evangelio con todos. Sin embargo, puede ser bastante difícil saber cómo abordar el tema de Jesús. Aunque no sepas cómo debes presentarlo en una conversación o qué decir sobre Él, te prometo que a la vez que tengas una idea de qué hacer, te sentirás cómodo con eso y será muy natural. Aquí hay seis consejos sobre cómo podemos evangelizar a aquellos de nuestra edad:

1. Inclúyelo en una conversación

Es más simple de lo que pensamos. Un ejemplo sería en el almuerzo. Cuando tengo el almuerzo en la escuela, me siento con mis amigos y siempre me ven orar cuando le doy gracias a Dios por la comida. Muchas personas me han preguntado si estaba bien y mi respuesta siempre ha sido ≪Sí. Estaba orando≫. Y a través de eso comienza la conversación. Ese es solo un ejemplo, hay muchas otras maneras de mencionar a Cristo a una conversación. Si están hablando sobre películas o un programa de televisión, puedes compartir por qué no ves ciertas cosas. Si estás hablando de ropa, puedes compartir por qué no te vistes de una cierta manera. Puedes hacerlo con cualquier tema.

2. Cuéntales sobre el evangelio

Aunque muchos de nosotros sabemos esto, algunos todavía no saben cómo presentarlo. El evangelio se puede resumir fácilmente en Juan 3:16. Romanos 10:9-10 es una gran guía del siguiente paso, en el cual necesitan arrepentirse de sus pecados a través de la oración de salvación. En cuanto a la oración de salvación, debes orar con ellos para que puedan aceptar a Jesús en sus corazones. Lo único que debes recordar para esta oración es que deben repetir contigo para proclamar que aceptan a Jesús como su Salvador y Creador. Si este paso te pone nervioso, recuerda que Dios no busca la perfección cuando se trata de una oración. Él te entenderá y mirará el corazón.

3. Comparte por qué el cristianismo es correcto

Algo que he notado es que los cristianos tienden a demostrar por qué otras religiones están equivocadas cuando, en cambio, debemos demostrar por qué el cristianismo es el verdadero camino. Un ejemplo es la moral. Hay muchas religiones que están de acuerdo con los Diez Mandamientos. Usa esto como una forma de relacionarse con sus religiones y muéstrale cómo este sistema dado por Dios ha ayudado a la sociedad a saber lo que está bien y lo que está mal. La apologética también nos puede ayudar en este paso porque usa la ciencia para probar la resurrección de Cristo, que es la base de nuestra creencia. 

4. Comparte tu testimonio

Muchos creen que si no han tenido un pasado en el cual eran adictos a algo, no tienen un testimonio. Sin embargo, ellos no se dan cuenta que hay un testimonio porque vencieron tentaciones. Eso es más difícil que solo ajustarse a las normas de la sociedad. Todos nuestros testimonios son nuestras experiencias personales. Nadie puede refutarlo porque es especial para cada individuo, incluso cuando pasamos por circunstancias similares. Hazles saber cómo Cristo cambió tu vida y cómo te convertiste en la persona que ahora eres.

5. Sé honesto si no tienes todas las respuestas

Puede ser vergonzoso no tener las respuestas, pero debemos recordar que no somos perfectos y que solo Dios tiene todas las respuestas. Cuando alguien te haga una pregunta difícil, solo sé honesto y dile que no sabes. Es mejor hacer esto que responder a una pregunta que no estás cien por cierto seguro de que sea correcta. Dile que le responderás una vez que sepas la respuesta.

6. Vive como Cristo

Tú eres un testimonio vivo de Cristo. Cómo actúas, lo que dices, con quién te relacionas e incluso cómo te comportas, todo refleja cómo te verán los demás. Si quieres reflejar la luz de Cristo, entonces ellos también querrán hacer lo mismo; sé como Jesús. Muchas personas notarán una diferencia en ti porque irradias amor y bondad, dos hermosas cualidades.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El precio de la amistad 4

El precio de la amistad

“En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.” Proverbios 17:17 (RVR1960)

¿Alguna vez escuchaste decir a alguien “no tengo amigos” o “todos me fallan?

Cuando alguien no cumple las cualidades de lo que consideramos un buen amigo o directamente nos falla, tendemos poner cierta distancia con esa persona creyendo que es lo mejor.

Juan 15:13 dice: “Nadie muestra más amor que quien da la vida por su amigos.” No debemos esperar que aparezca el amigo perfecto cuando tenemos una relación personal con Jesús. De tal manera podremos mostrarles a los demás lo que significa ser un buen amigo. Recuerda que con nuestras actitudes y comportamientos debemos lograr que los demás vean a Jesús a través de nosotros.

Por  Cristhian Castillo 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

7 señales de un amigo desleal 5

7 señales de un amigo desleal

Diversos estudios científicos han comprobado que tener amigos es bueno para el desarrollo integral de una persona. Los seres humanos somos sociales por naturaleza, así que es lógico que necesitemos de personas en quienes podamos confiar. Sin embargo, algunos amigos no son lo que esperamos y nos traicionan cuando menos lo pensamos. Para descubrir si alguien cercano es así, estas son algunas señales que delatan a un amigo desleal:

1No sabe guardar tus secretos
Una promesa entre amigos es algo que se debe cumplir. No sólo por el respeto y amor hacia la otra persona, sino también porque demuestra nuestros valores y principios. Por lo tanto, no hay excusa válida que justifique el hecho de que un amigo delate las confidencias que se le cuenta. Por supuesto, hay casos excepcionales en los que no se puede encubrir una acción perjudicial (sobre todo cuando se trata de delitos o actos fuera de la ley). Pero, en general, los amigos deben hacer honor a su promesa y no contar sus secretos a terceras personas sin su autorización.

2 Te induce a hacer algo que no te beneficia
Hay personas que no piensan más que en su propio beneficio, incluso cuando aconsejan a otro. Alguien egoísta no se preocupa genuinamente por su amigo y, por lo tanto, cuando le ayuda o aconseja lo hace pensando en qué ventaja sacará de lo que suceda. Una persona no es leal cuando tiene este comportamiento y no se le puede considerar amigo.

3 Te difama
Hay gente que sonríe a sus amigos y luego hablan mal de ellos a sus espaldas. Alguien que hace esto no debería llamarse amigo, pero hay situaciones en las que podemos tener amistades así y no habernos dado cuenta. Por ejemplo, si tienes un amigo que: se burla de ti frente a otros, inventar historias sobre ti, exagerar situaciones que te sucedieron, te hace quedar en ridículo –y dice que estaba bromeando–, te humilla o te hace quedar mal ante los demás; es porque no es un verdadero amigo y está a tu lado por razones egoístas.

4 Te miente
Un conocido dicho dice que en la boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso. Si alguien tiende a mentir en cosas pequeñas, es de esperar que lo haga en asuntos importantes. Un amigo mentiroso no es alguien en quien se puede confiar porque tarde o temprano terminará arruinando su propia vida, la tuya o la de otros.

5 No te respeta
Existen casos en donde alguien es infiel a su pareja y le engaña con un amigo cercano. Hay otras experiencias de personas que han tenido problemas financieros y hasta legales porque un amigo los traicionó. Estos casos demuestran que cuando no hay respeto y sinceridad en una amistad, pueden suceder consecuencias terribles.

6 Te cree su propiedad
Las relaciones tóxicas no sólo se refieren a las relaciones amorosas. Existen personas que no saben comportarse como amigos, sino más bien actúan como dueños. Creen que su amigo es su propiedad y que tienen control sobre su vida. Disfrazando sus órdenes como consejos, les dicen cómo vestirse, actuar, con quiénes relacionarse y hasta cómo deben hablar. Quizá este deseo de poder no sea tan evidente, pero se muestra con pequeñas acciones que a veces pasamos por alto.

7 No se alegra contigo, no llora contigo
Las peores circunstancias de la vida sacan lo mejor de los verdaderos amigos. Incluso si ellos no están cerca, hacen lo posible por apoyar a su amigo en necesidad; esto es lo que hace a un amigo leal. Sin embargo, hay otra cualidad que destaca a las personas que aman de verdad: la falta de envidia. Cuando sucede algo positivo y bueno en la vida de otro, un amigo sincero se alegra por los logros de la otra persona y no siente envidia por su progreso. Tanto la envidia como la falta de apoyo son una muestra de un amigo desleal.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo reconstruir el vínculo con un amigo o ser querido? 6

¿Cómo reconstruir el vínculo con un amigo o ser querido?

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Thompson, C. (2010). Anatomy of the Soul (pp. vix, 42). Carol Stream: Tyndale Momentum.

7 señales de que has encontrado un buen amigo 7

7 señales de que has encontrado un buen amigo

Conoces e interactúas con personas a diario, pero el hecho de que sepas sus nombres o tengan una conversación trivial no significa que sean amigos tuyos. Estas señales te ayudarán a diferenciar a un conocido de un verdadero amigo:

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Escapa! antes que sea demasiado tarde 8

¡Escapa! antes que sea demasiado tarde

“¡Qué imprudente es el que anda con la mujer ajena! ¡El que lo hace se destruye a sí mismo! Tendrá que afrontar golpes y ofensas,  y no habrá nada que borre su deshonra”. Proverbios 6:32-33  (DHH)

A veces es difícil distinguir entre una verdadera amistad y una relación que de a poco se va haciendo más íntima, incluyendo intenciones sexuales. Todo comienza cuando una persona casada, abre su corazón con otras personas que no son su cónyuge, comparte sus sentimientos, frustraciones y anhelos, por lo cual, estas conversaciones se vuelven cada vez más íntimas. No coquetees con el pecado, esto pudiera traer consecuencias muy lamentables no solo para tu vida, sino para aquellos a quien tanto amas.

Por lo tanto, huye de la tentación, comienza a poner límites a tus conversaciones, no confíes en tus propias fuerzas, simplemente corta de raíz todo lo que pudiera ser el germen de un doloroso pecado.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No sé qué regalarle a mi amiga por su cumpleaños 9

No sé qué regalarle a mi amiga por su cumpleaños

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué regalo recibiste esta Navidad? 10

¿Qué regalo recibiste esta Navidad?

Hoy habrás abierto tus regalos o tu regalo o tu tarjeta. Ayer celebraste en familia o tal vez solo o sola y fue un día más, un día común y corriente…

Sea como haya sido, busca el lado positivo de lo que hiciste y piensa en el nuevo año que se aproxima.

Haz planes para ese año, pero no solo los pienses. Escríbelos, y si es posible, coloca fotos de lo que deseas lograr, haz las letras en un papel fuerte, que resista el año entero y colócalos en un lugar visible. Lo que vas a hacer por esos planes es orar para que Dios te ayude a alcanzarlos, para que Dios bendiga esos planes y los veas realizados.

Muchos son los que hacen planes de comenzar a ejercitarse y a bajar de peso con un régimen alimenticio apropiado. Pero si no lo escribes, si no te comprometes sinceramente, al poco tiempo te vas a salir del régimen y no lo vas a volver a tomar. Hazlo divertido y permite cosas que te gusten mucho aunque sea una vez a la semana. No en una cantidad exagerada, sino para darte el gusto y luego seguir con la dieta, pero sabiendo que el próximo sábado o domingo, te vas a dar esa licencia o una nueva.

Como digo en Ni Más Ni Menos con Elluz Peraza: “todos los excesos son malos”. Así que la dieta es buena, pero los excesos nos pueden poner más ansiosos. Come saludable, pero no te quites por completo ninguno de los grupos de alimentos. Comer poco carbohidrato y comerlos complejos. No comer solo proteínas, pues luego cuando te sales un poco, te hinchas de inmediato. Toma mucha agua y en general, come muy saludable, tratando de comer muchas frutas y vegetales en cada comida.

Espero que te funcione y a mí también. Ya voy a buscar un buen corcho o cartulina para poner mi lista de planes para el 2019. ¡Dios te bendiga y te ayude a lograrlos!

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Depresión momentánea 11

Depresión momentánea

Salmos 68.6 NTV Dios ubica a los solitarios en familias; pone en libertad a los prisioneros y los llena de alegría. Pero a los rebeldes los hace vivir en una tierra abrasada por el sol.

Los problemas y el carácter personal son ingredientes para que algunas personas sufran de depresión, no es algo que compras en el supermercado o en la tienda del barrio, ni aunque estuviera en oferta especial o te lo regalaran te lo llevarías; es algo que permites ingresar en tu vida y que agrava la situación por la que atraviesas sino tomas en cuenta a Dios, quien te brinda esperanza y te aparta de la soledad.

Un solitario vive alejado de las demás personas, luchando por su cuenta, aferrado a la esperanza de tener un futuro mejor; pero cuando las cosas comienzan a salir mal sufre de una desoladora frustración que lo lleva a toma malas decisiones, allí es cuando la depresión ataca y esa persona no debe estar sola por el riesgo que puede correr su integridad física, necesita ayuda.

La amistad y el compañerismo pueden ayudar a que la persona se sienta querida y que pertenece a un lugar. La iglesia es como un hospital donde los solitarios pueden sanar, un hogar lleno de personas que buscan conocer de Jesucristo y que pueden ser un instrumento del Señor para restaurar vidas.

Puede ser que por motivos de fuerza mayor te hayas separado de tu familia o no tengas una hasta el momento, date una oportunidad, alza tu voz, vamos no te quedes solo, no dejes que el tiempo pase así; hay congregaciones que tienen sus puertas abiertas para ti, encontrarás una nueva familia y amistades con las cuales tendrás increíbles aventuras y momentos inolvidables, dile no a la depresión instantánea.

Por Carlos E. Encinas

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Pequeñas grandes cosas 12

Pequeñas grandes cosas

Reencontrarse con los vestigios de la propia vida: la hermana mayor, los nietos, los sobrinos, las hijas. No sólo revivir: también aprender. Darse cuenta. Comprender a la luz del tiempo nuevo las sorprendentes adquisiciones de la experiencia. Entender la pobre arrogancia de los argumentos construidos para explicar lo que uno hizo mal. Enterarse que había sentimientos y recuerdos que se habían diluido de la propia memoria y que eran tan importantes para los otros.

Recordar las instrucciones para preparar pan amasado, charquicán y cazuela de vacuno. Los viajes me enseñaron que esos mismos platos existen prácticamente en todos los países pero tienen otros nombres y variaciones menores. El oficio de preparar comida reduce distancias y recrea sensaciones que parecían olvidadas. Investigar nuevos usos para la albahaca, el comino, el orégano y el romero. Disfrutar el agrado con que las personas celebran esta artesanía de la cocina. Lavar ollas, platos sartenes y cubiertos con la sensación no sólo del deber cumplido sino de los sentimientos revisitados.

Repasar la historia común con las hijas y reconocer antiguas impresiones. Palpar emociones olvidadas y realizar nuevas alianzas. Profundizar en la dura materia del dolor y admitir que la vida al final es como es y no como hubiéramos querido. Resolver los enigmas que propusieron el tiempo y la distancia; como me escribió mi amigo Carlos en un mensaje de texto, “recuperar y resignificar las memorias entre el chantaje y la oportunidad”.

Construir algunos puentes hacia territorios que habían sido vedados. Las costumbres y las fronteras. Rituales desconocidos para la amistad. Formas de celebrar aniversarios y recordaciones. Hallar nuevos significados para viejos ritos y palabras. Entender que en esos otros espacios la gente maneja el dolor y la esperanza con tanto o mejor oficio que nosotros mismos. Reconocer antiguas verdades en diálogos y relatos inesperados.

En fin, recuperar cosas y deshacerse de otras. Afirmar antiguas percepciones y desechar viejas creencias. Lo nuevo se presenta como un universo para explorar. Son esas ganas permanentes de entrar en el mundo de los otros sin prejuicios ni salvaguardas pero que con los años se van reduciendo a fuerza de decepciones y malos tratos. Hay tanto por saber y tan poco tiempo que queda.

Alguien me recordó hace unos días la plegaria de una niña que decía: “Dios, te pido que los malos se vuelvan buenos y que los buenos se vuelvan simpáticos.”

Send this to a friend