amistad Archives | CVCLAVOZ

All posts in “amistad”

40 preguntas: Evalúa tus amistades

“No hay soledad más triste que la de un hombre sin amigos, sin los cuales el mundo es un desierto: quien sea incapaz de sentir amistad, tiene más de bestia que de hombre.” -Francis Bacon

Las personas somos seres sociables y, en general, tenemos por lo menos un amigo. Estar rodeados de gente que nos entiende, y con las cuales podemos compartir cosas en común, es una manera de desarrollarnos y madurar. Sin embargo, hay amistades tóxicas y, en lugar de ayudar al crecimiento, son un impedimento en la vida. Las amistades que son positivas deben conservarse y nutrirse, pero las que no, deben ponerse a consideración. Para que evalúes la relación entre tus amigos y tú, hazte estas preguntas:

  1. ¿Puedo confiar en ellos completamente?
  2. ¿Cuáles son nuestros temas usuales de conversación?
  3. ¿Cómo me siento después de pasar tiempo juntos?
  4. ¿Hacen hincapié de mis errores, o me ayudan a superarlos?
  5. ¿Alguna vez han hablado mal de mí?
  6. ¿Alguna vez he hablado mal de ellos?
  7. ¿Me presionan para hacer cosas negativas que no quiero?
  8. ¿En qué aspecto me han ayudado a mejorar?
  9. ¿Son mis amigos porque tengo dinero, bienes, etc?
  10. ¿Soy su amigo (a) porque ellos tienen dinero, bienes, etc?
  11. ¿Cómo invertimos el tiempo que pasamos juntos?
  12. ¿Ellos prestan atención a su celular más que a mí cuando conversamos?
  13. ¿Estoy con mi celular todo el tiempo e ignoro a mis amigos?
  14. ¿Trato de ser amigable con las parejas de mis amigos?
  15. ¿Mis amigos conocen a mi pareja?
  16. ¿Alguna vez hemos tenido una discusión? ¿Cómo la solucionamos?
  17. ¿Cuál es el tema más frecuente de pelea?
  18. ¿Hablamos mal de otros?
  19. ¿Nuestra amistad ha madurado con el paso del tiempo o sigue igual?
  20. ¿Qué puedo hacer para ser un mejor amigo?
  21. ¿Qué dicen los demás de mis amistades?
  22. ¿Qué opina mi familia sobre ellos?
  23. ¿Alguna vez ha habido celos entre nosotros?
  24. ¿De qué manera me inspiran a impactar el lugar donde vivo?
  25. ¿Por qué crees que son amigos?
  26. ¿Tenemos una relación balanceada o dependiente?
  27. Ellos son mis amigos, pero ¿soy amigo de ellos?
  28. Los considero mis amigos, pero ¿ellos hacen lo mismo?
  29. ¿Qué sería capaz de hacer por ellos? ¿Estoy seguro de que ellos harían lo mismo por mí?
  30. ¿Suelen mentirme, o yo a ellos?
  31. ¿Hay algún asunto que no hayamos arreglado y que simplemente dejamos pasar?
  32. ¿Me apoyan cuando lo necesito?
  33. ¿Alguna vez he sufrido violencia física o emocional de parte de ellos?
  34. ¿De qué manera me ayudan a mejorar mi relación con Dios?
  35. ¿Qué he aprendido de ellos a lo largo de nuestra amistad?
  36. ¿Les he preguntado si hay algún aspecto que debo mejorar?
  37. ¿Los consejos que me dan son buenos y útiles?
  38. ¿He cambiado desde que los conocí? ¿Para bien o mal?
  39. ¿El tiempo que pasamos juntos es mucho o poco?
  40. ¿De qué manera nos influenciamos a ser mejores?

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Él te conoce ¿Tú lo conoces?

Un niño, se encontraba en la entrada de la mina, esperando pacientemente la salida de los mineros pues su padre trabajaba allí. Se le acercó un hombre mayor que lo estaba observando y le dijo: ¿Qué haces ahí? El niño respondió: estoy esperando a mi papá; el hombre le dijo: No podrás reconocerlo entre tantas personas que salen con el rostro cubierto de carbón y con un casco ¡será mejor que te regreses a tu casa!, a lo que  el niño respondió: ¡Pero mi padre me conoce!

Si bien el niño no podría reconocer a su papá, su padre sí lo conocía. De la misma manera que nuestros padres terrenales saben nuestros gustos, gestos, etc. Dios nos conoce a la perfección.

Salmos 139:2 dice: “Sabes cuándo me siento y cuándo me levanto;  conoces mis pensamientos aun cuando me encuentro lejos” (NTV).

Como buen Padre Dios conoce a sus hijos, nada pasa desapercibido, sabe el dolor físico que sientes, conoce tus días de felicidad y tristeza y jamás te ha dejado sola(o).

Muchas veces los tiempos de tristeza y aflicción pueden hacerte pensar que Dios es indiferente a ti y a tu necesidad, pero Él sabe lo que requieres y en qué momento lo necesitas “(…) tu Padre sabe exactamente lo que necesitas, incluso antes de que se lo pidas” Mateo 6:8 (NTV) Dios ve y conoce todo de ti porque eres su principal tesoro e interés.

Quizás no has recibido lo que esperabas, o simplemente no tienes una respuesta a tu problema o necesidad y tienes motivos para estar molesto con Dios pero recuerda que Él te conoce, sabe lo que necesitas y por su amor y misericordia te dará lo que pides en su tiempo.

¡Qué difícil es no recibir lo que uno quiere! pero debemos tener la certeza que nuestro Padre siempre velará por nuestro bienestar físico, espiritual y material.

Los versículos mencionados nos muestran a un Padre atento a sus hijos que los conoce muy bien, pero ahora quiero preguntarte:

¿Conoces a Dios? ¿Conoces lo que Dios quiere para ti?

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Buena o mala influencia?

Las personas de quienes te rodeas pueden influir en tus buenas y malas decisiones.

Una joven llamada Patricia, cometió el error de dejarse llevar por el consejo de sus amigos para acosar a otra muchacha, solamente porque sentía celos por un joven que le atraía. Ella no tenía la intención de dañar a nadie pero por la mala influencia y poco carácter, hirió profundamente a su víctima con palabras crueles. Pero llegó al punto en el que su conciencia no la dejaba en paz. Arrepentida le pidió perdón y se alejó de quienes parecían sus amigos, sin embargo dejó a la muchacha con mucho dolor.

¿Qué hubiera pasado si Patricia no hubiera escuchado el mal consejo de sus “amigos”? Seguramente no iba a estar pesando en su conciencia el dolor que provocó en otra persona.

Es tan importante ser sabios al elegir al nuestras amistades, en especial de quienes escuchamos consejos. En el Salmo 1:1 (NTV) dice: “Qué alegría para los que no siguen el consejo de malos, ni andan con pecadores, ni se juntan con burlones;” es una advertencia para no desviarse por malas influencias.

Cuántos jóvenes se han sumergido en problemas o en vicios por seguir malas amistades, y no sólo jóvenes sino también las personas adultas o incluso niños que inician en la delincuencia por confiar en a personas equivocadas.

Sixto Porras, un consejero familiar, dice al respecto: “Elija sabiamente a sus amigos, porque definitivamente tendrán una gran influencia en su destino. Llegamos a hablar como ellos y pensamos como ellos. Los buenos amigos hacen la diferencia.”

Que Dios nos de sabiduría para que sigamos a personas que sean de bien para nuestra vida y para que nosotros también seamos esa buena influencia para otros.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Amistad genuina

“Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte”.  1 Samuel 18:4  (RVR1960)

Una amistad tiene que estar sazonada de acciones, renuncias y compromisos. Muchos quisiéramos tener un amigo extraordinario, esos que hacen cosas por nosotros y que están cuando más los necesitamos. Pero alguna vez ¿hemos querido ser nosotros ese amigo para otros? Cada día anhela brillar como una luz en medio de la oscuridad para los demás y que ellos vean algo especial en ti, que tu amistad sea sin fingimiento y puedas mostrar el amor de Cristo en todo lo que hagas.

Por Miguel Ángel Veizaga

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué puedes hacer para estar cerca de Él?

Es gracioso conocer las locuras que los fans hacen para conocer a su artista o personaje favorito, por ejemplo: pueden dormir en la calle varios días antes de un concierto para tener un buen lugar o conseguir entradas, pueden viajar grandes distancias para verlos, y así podríamos seguir numerando las cosas que hacen, muchas de estas anécdotas son graciosas, increíbles y otras causan asombro y horror.

Estas personas por su admiración desmedida a sus ídolos se arriesgan, dan todo lo que tienen e incluso ponen en peligro su vida solamente para verlos.

¿De qué somos capaces de hacer para acercarnos a Dios?

– Zaqueo se subió a un árbol de sicomoro para ver a Jesús.
– Bartimeo, se enteró que Jesús pasaba por su ciudad y comenzó a gritar.
– La mujer de flujo de sangre, tomó la decisión de enfrentarse a una gran multitud que seguía a Jesús solamente para tocar su manto.

A diferencia de los fans de los famosos que deben hacer cosas arriesgadas para solo verlos, nosotros podemos acercarnos a Dios con libertad y no sólo para verlo sino para tener su amistad, amor, perdón, restauración, etc.

Santiago 4:8 dice: Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. (…)” (NTV), Dios está dispuesto a recibir a aquellos que lo buscan y para ello es necesario que estemos dispuestos a dejar cargas, preocupaciones y sobre todo el pecado.

Dios no pide que hagas locuras para que puedas estar cerca de Él, solamente pide que lo busques y Él mismo se acercará a ti. Quizás una enfermedad, un problema, un pecado o un fracaso te hayan separado de Dios y de su casa, hoy te animo a buscarlo, no importa la razón de tu alejamiento, solamente búscalo y lo encontrarás. 

 En cuanto a mí, ¡qué bueno es estar cerca de Dios! Hice al Señor Soberano mi refugio, y a todos les contaré las maravillas que haces” Salmos 73:28 (NTV)

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Amistad y conflicto

Si consideras amiga a cualquier persona y no confías en ella como confías en ti mismo, estás tremendamente errado y no entiendes suficientemente lo que significa la verdadera amistad… Cuando se establece una amistad, debes confiar; es antes que la amistad se forme cuando debes juzgar.
Hay quienes juzgan a alguien después de haberlo hecho su amigo en lugar de haberlo hecho su amigo después de haberlo juzgado. Cuando has decidido admitir a alguien como tu amigo, recíbelo con todo tu corazón y tu alma.

Leí esta cita de Séneca, filósofo griego, en un boletín literario que me envían cada domingo. Siendo una persona de muchos conocidos pero de pocos amigos, me toca ponderar estas palabras con cuidado.
Todos, estoy seguro, hemos tenido amigas o amigos que – decimos – “nos han fallado”. A la luz de esta reflexión del filósofo nos toca preguntarnos si esa amiga o ese amigo realmente cambió en su amistad o si nosotros no lo juzgamos, no lo ponderamos suficientemente para formar con él o con ella amistad. Se usa aquí la palabra juzgar aquí en el sentido de pesar sin prejuicio las cualidades de alguien y no en el sentido de dictar sentencia.
Si tomamos en cuenta previamente todos los aspectos del carácter de esa persona a la que le otorgamos nuestra amistad, su “falla” debería estar dentro de las posibilidades y, como bien dice la cita, deberíamos recibirlo o recibirla con todo el corazón y con toda el alma a pesar de lo que haya hecho. Es decir, ya no es hora de juzgar su amistad.
Claro, no es sencillo todo este asunto. Pasa que debido a nuestro anhelo de querer o de ser queridos formamos amistades sin mucho análisis previo. Así que cuando nos fallan, no deberíamos estar sorprendidos. Lo mismo es al contrario, si le fallamos a alguien que no nos ponderó mucho antes de abrirse a nuestra amistad.
C. S. Lewis dijo que tal como la filosofía, el arte y el universo mismo, la amistad era innecesaria para la supervivencia; pero que era una de esas cosas que le da valor a la supervivencia. Es decir, podemos vivir sin amistad pero es mucho mejor vivir con amistad.
Dice un proverbio bíblico que el que tiene amigos debe mostrarse amigo, seguramente más allá de las esperables y frecuentes complicaciones que tiene la amistad.
Parece que en esto de ser amigos nadie es perfecto…

(Este artículo ha sido especialmente escrito para CVCLAVOZ)

7 cosas que hacen a una persona más atractiva

Hay personas que pueden ser muy atractivas a nivel físico, y luego las tratas y te decepcionas de lo feas que te parecen al final…por eso aquí te damos estos tips y luego unos consejos a tener en cuenta cuando conozcas a alguien y quieras seguir una relación, sea de amistad o de noviazgo.

1- La seguridad en sí misma (o).

2- La prudencia al hablar.

3- La capacidad de sostener una conversación amena.

4- Tener dominio de diversos temas.

5- Cuidar de su aspecto personal.

6- Cultivar un espíritu de bondad y agradecimiento.

7- Tener claridad y compromiso en sus creencias.

Esas son cosas que nos hacen a todos más atractivos…pero ¿cómo podemos saber si realmente son personas de valor y con quienes nos gustaría tener una relación más seria?

  • La manera de saber cómo es realmente una persona apenas la conoces, es fijarte cómo trata a las personas con las que trabaja, a las personas que le sirven en un restaurant o en un café. Debe tratar a todos de manera amable y cortés.
  • Al conversar, te das cuenta si sabe de los temas que te gusta tocar, sean libros, películas, música, algún idioma, o de su especialidad. Allí descubres su nivel intelectual
  • Fíjate cómo tratan a las personas con las que viven. Sea su familia, su propia madre o padre o el compañero de alquiler o compañera de alquiler de su apartamento. Fíjate también cómo tratan o se refieren a los animales domésticos, qué le parecen los gatos o perros callejeros, qué opina acerca de los animales en extinción.
  • La puntualidad, habla de la importancia que le dan a la persona y al momento. Y también habla de la organización o desorden de una persona.
  • La honestidad es una de las cosas más difíciles de conseguir, sobre todo al comenzar una relación, ya que por naturaleza, tratamos de mostrar nuestras virtudes y esconder nuestras fallas.
  • Habla de valores. La ética en el trabajo, el respeto por los superiores y por sus parientes mayores. El respeto por las leyes. La honestidad en los negocios. Habla sobre la mentira.
  • Generalmente la manera como se comporte la persona con todos a su alrededor, es como se comportará contigo a medida que la relación va creciendo.
  • Y por último, vienen los temas más importantes como maternidad, paternidad, si son pro-vida o no. Si creen en el matrimonio (en caso de estar queriendo una relación de pareja). Sueños y aspiraciones.

Aquí en CVCLAVOZ nos agrada saber quiénes son los que nos siguen, y cuáles son sus opiniones.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

 

6 señales de que estás en una amistad tóxica

 

Como seres sociales que somos, es natural que en cualquier tipo de relación, ya sea amorosa o amical, hayan buenos y malos momentos. Sin embargo, esto no significa que debamos insistir en tener vínculos con personas que son dañinas para nuestra vida, pues, así como hay relaciones amorosas tóxicas también las hay con los amigos. Hay personas que son una influencia positiva y ellos son los verdaderos amigos que debemos conservar, pero si hay alguien que está obstruyendo tu crecimiento y madurez es mejor que te alejes. Esto no quiere decir que debas convertirlo en tu enemigo, sino que mantengas una relación cordial y respetuosa pero a una distancia prudencial. En lugar de lidiar con un amigo tóxico, concéntrate en mejorar tu amistad con los que sí lo valen y dedícate a conocer nuevas personas.

Estas señales te ayudarán a darte cuenta si tienes un amigo tóxico o si eres tú el que está promoviendo una amistad no saludable:

1. No son comprensivos:

Si bien la paciencia es un don que no todos tienen, los amigos son personas que pueden comprenderte porque saben cómo eres y cómo se ve el mundo desde tu perspectiva. Si alguien no tiene la habilidad de entenderte, te juzga con rapidez o se enoja por cualquier cosa; entonces no es un verdadero amigo.

2. Perciben su amistad como competencia:

Cuando una persona se ama no necesita medirse con los demás para estar satisfecho consigo mismo. Pero en cambio, si tu amistad se basa en una competencia de quién tiene las mejores cosas, quién logra mayor éxito, o quién tiene todo lo que desea; entonces su amistad es tóxica. A lo largo de tu vida encontrarás muchas personas con las que tendrás que medirte para alcanzar ciertas cosas, (por ejemplo, las evaluaciones de los currículos para ingresar a un trabajo) y tener a tu propio amigo compitiendo contigo no hará que seas mejor, sino más ambicioso y menos amoroso.

3. Solo te buscan cuando te necesitan:

Nunca faltan personas que se interesan por lo que tienes y no por lo que eres; y si sabes que esto es así pero continúas teniéndolos en tu círculo de amistad, ya es momento de terminar con esa situación. No sientas temor a quedarte solo si pierdes a un amigo tóxico; en vez de eso, date la oportunidad de conocer personas que te muestren una amistad sincera y sin interés.

4. Tratan de controlarte y/o cambiarte:

Una cosa es que los amigos te ayuden a cambiar para bien, pero otra es que traten de controlar tu vida y convertirte en alguien que no eres. Un amigo de verdad sabe aceptar que todos tenemos virtudes y defectos, así que no intentará manipularte, sino ser tu fiel soporte en toda circunstancia. Esa persona te llamará la atención cuando lo necesites, pero nunca dejará de hacerlo con amor.

5. Son celosos de tus demás amigos:

Si tu amigo intenta acaparar tu tiempo en todo momento y se pone celoso cuando sales con otras personas, es una señal de que esa persona tiene problemas internos que debe solucionar. Si él o ella fuera un verdadero amigo, entendería que su amistad es especial pero que no tiene un contrato de exclusividad. Un amigo tóxico cierra tus posibilidades de hacer nuevas amistades. Un verdadero amigo te ayuda a expandir tu círculo social.

6. Son envidiosos:

Un amigo de verdad celebra tu éxito por más pequeño que sea; en cambio, alguien tóxico no. Puedes reconocer fácilmente quién te ama y valora como amigo si esta persona no muestra signos de envidia. Recuerda lo siguiente: Hay quienes parecen amigos pero se destruyen unos a otros; el amigo verdadero se mantiene más leal que un hermano.” (Proverbios 18:24. NTV)

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ventajas de estar en la “friendzone”

Según el diccionario Cambridge, la palabra friendzone se refiere al “estado de ser amigos con alguien cuando tu preferirías una relación romántica o sexual con ellos”. Aunque últimamente se ha visto como algo malo, estar en la friendzone no es tan malo como parece. Las personas han relacionado esta amistad con el rechazo; sin embargo, pensar de esta manera es una gran equivocación. Éstas son algunas ventajas de permanecer como amigos con alguien que te gusta o atrae:

1. Tienes alguien en quien confiar:

Nadie puede decir que se encuentra bien sin amigos. Todos necesitan de alguien en quien confiar y con quien compartir experiencias. Estar en la friendzone te permite incrementar tus capacidades como amigo y aprender a disfrutar del proceso. En lugar de concentrar tus esfuerzos en conquistar a esa persona, aprende a ser un buen amigo y preocúpate desinteresadamente. Eso hablará mejor de ti que cualquier palabra que puedas decir.

2. Te ayuda a reevaluar tus sentimientos:

No todos son quienes parecen ser, y eso es algo que se descubre cuando pasas tiempo con alguien. Ser amigo de esa persona te ayudará a que conozcas más a fondo su personalidad, costumbres, y hábitos. Esto puede llevarte a reevaluar tus sentimientos y darte cuenta si en realidad prefieres conservar a la amistad de esta persona, en lugar de intentar ser su novio (a).

3. Comprendes mejor a las personas del sexo opuesto:

Los hombres y mujeres son individuos distintos que no pueden ser comprendidos a menos que se les conozca. Tener como amigo a esa persona que te interesa, te ayuda a conocer mejor a las personas del sexo opuesto. Además, tendrás la oportunidad de conocer de primera mano qué es lo que les interesa o no, o cuál es la mejor manera de ganarse su confianza.

4. Siempre tienes la posibilidad de ser “algo más”:

Ser amigo de alguien abre la posibilidad a que en algún momento esta comience a verte como más que solo un amigo. Si bien no en todos los casos sucede lo mismo, nunca rechaces la oportunidad de ser amigo de alguien, ya sea que esté o no románticamente interesado en ti.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Elige amigos mayores que tú!

Usualmente, los amigos que tenemos son los que adquirimos de acuerdo al contexto social en el que nos desenvolvemos. Por tal motivo, es común que ellos sean nuestros contemporáneos en edad. Esto puede causar que nos distanciemos -con o sin intención- de las personas que son mayores que nosotros. Sin embargo, un estudio sugiere que debemos crear lazos de amistad con aquellos que nos superen en edad, pues, esto trae beneficios.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Kent se dedicó a analizar las relaciones entre los jóvenes y los adultos, y después de un tiempo de estudio llegaron a las siguiente conclusiones:

  • Los jóvenes que tienen amistad con personas mayores tienen una actitud más positiva con respecto a los adultos en su conjunto.
  • Para los jóvenes que tienen amistad con personas mayores es más sencillo interactuar con otros adultos, y sienten menos ansiedad de establecer conversaciones con ellos.

Por otra parte, en la Biblia hay un ejemplo de cómo una amistad entre un joven y un adulto puede ser de mucho provecho. Al principio, Pablo y Timoteo no tenían una buena relación; sin embargo, conforme el tiempo pasó, su relación se fortaleció y Pablo llegó a ser mentor de Timoteo. En las dos cartas que le escribió se puede notar lo mucho que se preocupaba por él, y también el respeto que le tenía. Por lo tanto, nunca cierres la opción de tener un amigo que sea mayor que tú en edad. Podrás aprender mucho sobre la vida y además, disfrutarás de sabios consejos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Es bueno agregar a tu ex en Facebook?

Las redes sociales han cobrado mucha relevancia en la vida cotidiana de las personas. Por lo tanto, no es sorprendente que también se hayan hecho parte de las relaciones amorosas. Aunque facilitan la comunicación entre las parejas, también pueden causar conflictos y divisiones; especialmente cuando uno de ellos se hace “amigo” en Facebook con su pareja anterior.

Joyce Baptist, profesora asociada de matrimonio y terapia familiar de la Universidad del Estado de Kansas, realizó un estudio con casi 7.000 parejas que utilizan redes sociales. Ella descubrió que cuando alguien se comunica con una persona a la que percibe como físicamente atractiva, crea un contacto platónico que puede llegar al límite; y el cual, puede terminar en engaño. Baptist aconseja que las parejas deben discutir y establecer qué es permitido y qué no lo es, cuando se trata de la comunicación por medio de redes sociales con otras personas.

Ella también aconseja que lo mejor es evitar mantener conversaciones con las ex parejas, pues todas las relaciones amorosas tienen altos y bajos; y la intrusión de un romance pasado podría destruir la relación actual. “Sólo porque ves que su novia o novio de la escuela secundaria está en Facebook no significa que necesitas hacerte “amigo” de ellos.”, asegura Baptist. “Cuando te encuentras con un viejo amor u otra persona atractiva en las redes sociales, la pregunta que debes hacer es: ¿La comunicación con esta otra persona realzará mi relación o la dañará?”.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend