Llevando cautivo todo pensamiento
Llevando cautivo todo pensamiento

Llevando cautivo todo pensamiento

Tenemos luchas constantes en todo sentido, y una, que se da muy a menudo, es la lucha con los malos pensamientos e ideas que son contrarias a Dios. ¿Cómo encausar todo pensamiento a la obediencia a Cristo? 

Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta. 

2 Corintios 10:3-6 (RVR 1960)

El apóstol Pablo, dirigía a los corintios a que confíen en las armas espirituales, pues ellas son poderosas en Dios. Es así que en nuestras luchas mentales debemos usar las armas que Dios nos dio para poder vencer. 

El fin de llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo es destruir fortalezas que influyen en nuestra vida, que nos alejan de Dios. 

Todo pensamiento a la obediencia a Cristo

No podemos obedecer lo que no conocemos, y es así como, nuestra comunión con Dios y su Palabra, deben ser las que guíen nuestra vida. Mientras más conocemos y atesoramos a Dios, mayor obra habrá en nuestros pensamientos y corazón.

Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. 

Juan 15:9-11 (RVR 1960)

Ante todo lo que quiera hacernos tambalear, permanezcamos firmes en la Palabra de Dios, para que se destruya todo argumento contrario a Él.

¡Que el amor y fortaleza de Dios nos ayuden a terminar esta carrera de la fe!

Oración del día

Padre, te pido que destruyas todo pensamiento altivo y cautivo en mi vida, dispongo mi vida y mi corazón para que pongas todo en conformidad contigo y con tu voluntad. Ayúdame a atesorar y estudiar tu Palabra, que la obedezca y siempre sea mi guía en todo tiempo. 

Gracias Dios, por limpiar mi mente y corazón, gracias por darme una buena dirección, en el nombre de Jesús, amén. 

Aplicación

Cuando los malos pensamientos te invadan, ¿cómo los contrarrestarás? ¿dónde los llevarás? 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Nadie hará tu parte

La prédica no termina en la reunión donde se la hace, ni es responsabilidad de sólo una persona, requiere que todos hagamos nuestra parte para que esté completa.

No te desgastes discutiendo

A veces podemos enfrascarnos en discusiones que solamente lastiman y no llevan a nada, por eso, no te desgastes discutiendo, actúa sabiamente.

No hay que hacer cita previa

Sabiendo que Dios siempre está presente, recuerda que no tienes que hacer cita con Él para hablarle porque siempre estará disponible para ti.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

5

Deja un comentario