Biblia. | CVCLAVOZ

All posts in “Biblia.”

Versículos para los jóvenes

Ser joven representa un desafío en esta época, pero aunque pase el tiempo, las enseñanzas de la Biblia pueden guiarnos en cualquier momento. En la Biblia hay diversas historias de cómo Dios usó a jóvenes para hacer grandes cosas por su generación, y de la misma manera que a ellos, Él aún puede hacer que los jóvenes sean de impacto.

Éstos son algunos versículos dedicados a la juventud:

Proverbios 20:29 (TLA)

El orgullo del joven es su fuerza; el del anciano, su experiencia.”

Eclesiastés 11:10 (NTV)

Así que dejen de preocuparse y mantengan un cuerpo sano; pero tengan presente que la juventud —con toda la vida por delante— no tiene sentido.”

1 Timoteo 4:12 (NTV)

“No permitas que nadie te subestime por ser joven. Sé un ejemplo para todos los creyentes en lo que dices, en la forma en que vives, en tu amor, tu fe y tu pureza.”

Salmos 71:4-5 (TLA)

Dios mío, tú eres mi esperanza; no permitas que yo caiga en poder de gente malvada y violenta. Desde que era joven puse mi confianza en ti.”

Lamentaciones 3:25-27 (DHH)

“El Señor es bueno con los que en él confían, con los que a él recurren. Es mejor esperar en silencio a que el Señor nos ayude. Es mejor que el hombre se someta desde su juventud.”

Proverbios 6:20 (TLA)

Querido jovencito, cumple al pie de la letra con los mandamientos de tu padre y con las enseñanzas de tu madre.”

Salmos 119:9 (NTV)

¿Cómo puede un joven mantenerse puro? Obedeciendo tu palabra.”

1 Pedro 5:5 (NTV)

Del mismo modo, ustedes los más jóvenes tienen que aceptar la autoridad de los ancianos; y todos vístanse con humildad en su trato los unos con los otros, porque «Dios se opone a los orgullosos pero da gracia a los humildes»”

Efesios 6:2-3 (TLA)

El primer mandamiento que va acompañado de una promesa es el siguiente: «Obedezcan y cuiden a su padre y a su madre. Así les irá bien, y podrán vivir muchos años en la tierra.»

Proverbios 23:22 (NTV)

Escucha a tu padre, que te dio la vida, y no desprecies a tu madre cuando sea anciana.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Mentiras mezcladas

Hace unos días un diario inglés llamado “Independient” publicó una noticia inédita que dejó a sus lectores con muchas interrogantes respecto a lo que es arte contemporáneo.

Lo que pasó fue que dos estudiantes de la Universidad Robert Gordon en Escocia lograron ingresar una piña de 1 Euro al salón de exposiciones de la misma casa de estudios y de alguna manera la colocaron dentro de una caja de cristal como si fuera el trabajo de un artista plástico. Cuando el público ingresó al museo vieron todas las obras en exhibición entre las cuales también estaba esa fruta.

Al verla nadie se imaginó que se trataba de una broma, incluso algunos turistas se sacaban fotos al lado de ella. El mismo diario terminó la nota diciendo que ese caso se suma a otros muchos similares donde se ha puesto en discusión el concepto de los que es o no arte.

La confusión llegó porque la piña estaba en un lugar sobreprotegido y limpio al igual que otras obras de artistas reales. Ese conjunto de elementos evitó que haya preguntas para cuestionar si realmente debía estar en esa exposición.

Algo similar pasa con las palabras: muchas afirmaciones falsas vienen casi escondidas en oraciones elocuentes o artículos que destacan por el nivel de su lenguaje, pero en el fondo son huecas y no tienen sentido.

Incluso hay quienes toman ideas de grandes pensadores o fragmentos de obras literarias para usarlas a conveniencia. Por si esto fuera poco la Biblia no se ha quedado al margen. No es secreto cómo se toman versículos para proponer motivaciones emocionales, razonamientos humanos y filosofías terrenales.

Es como colocar una piña dentro de un cubo de cristal: quien no conoce la verdad va creer que es una obra de arte vanguardista. Pero ¿Cómo no ser engañado?

Existe una técnica de interpretación de textos llamada hermenéutica cuyos elementos principales son: comprender el contexto histórico de lo que se lee, considerar el uso del lenguaje de la época, entender lo que la totalidad del capítulo dice, comparar el versículo con otros pasajes o libros de la Biblia y cuidar que no existan contradicciones. La palabra de Dios desde Génesis hasta Apocalipsis tiene una coherencia interna que prevalece y tiene la facultad de mostrar al hombre quién es su creador.

Dios ha puesto en nuestras manos todas las herramientas necesarias para que no seamos engañados. Además la Biblia tiene toda la revelación completa y el Espíritu Santo nos guía, de modo que es responsabilidad de cada uno buscar la verdad y permanecer en ella.

Colosenses 2:8 dice: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” Versión Reina-Valera 1960

No dejes que una mentira se mezcle entre las palabras de verdaderas que ya has recibido de Dios hasta ahora. Sigue estudiando para retener lo que es auténtico y rechazar lo falso.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Cristianismo en la cultura

Fui invitado para una entrevista en una radio argentina sobre “Cristianismo y cultura”. Propuse corregir el título de la misma a “Cristianismo en la cultura” porque la “y” sugiere que ambos conceptos van por diferentes carriles y tal noción me parece incorrecta. El cristianismo es un componente de la cultura, no algo diferente y ajeno a ella.
Tal vez valga la pena precisar que cristianismo no es lo mismo que Cristo, Hijo de Dios encarnado. El cristianismo es la expresión humana institucional de quienes se reconocen a sí mismo como seguidores del Cristo. Por eso es correcto afirmar que es parte integrante de la cultura y no algo distinto. Es importante señalar esto porque como en todos los “ismos”, los cristianos se ven tentados a absolutizarse ellos mismos en tanto cristianos. Pero ese es el lugar de Dios, no el de ellos.
En tanto componente cultural, el cristianismo forma parte del acervo religioso al igual que las otras religiones. La religión es uno de los componentes de la cultura, tales como la tradición y las costumbres, el lenguaje, la educación, la política, la economía, la ciencia y el arte.
Desde sus comienzos y hasta más o menos el siglo 16 el cristianismo era una fuerza cultural predominante en Europa y en todos los territorios conquistados por ella. Formaba parte integral de la vida individual y social. Concedamos que hubo épocas oscuras de su acción en la cultura, pero no podemos negar que así y todo fue determinante en la historia de los pueblos que llegó a tocar.
Desde el Renacimiento hasta hoy, el cristianismo fue cediendo su posición como protagonista y referente de la cultura hasta quedar reducido a una de las tantas opciones religiosas disponibles hoy. El despertar que tuvo con la Reforma protestante se fue apagando en la medida que resolvió confinarse al ámbito de la salvación personal, la vida cristiana institucional y una actividad evangelística y misionera que ha tocado a poco más del 10% de la población mundial.
Si el cristianismo va a volver a ser una fuerza cultural importante en la sociedad va a exigir a los cristianos a retomar la idea de la Biblia como una cosmovisión integral y a Dios como soberano sobre todas las cosas humanas y no sólo las referentes a la salvación y la evangelización. Si eso no sucede, el cristianismo seguirá siendo un actor secundario en la cultura contemporánea.

(Este artículo ha sido escrito especialmente para CVCLAVOZ)

Versículos para dedicarle a mamá

Se acerca el Día de las Madres, pero en realidad, cualquier ocasión es ideal para dedicar palabras de amor hacia nuestras progenitoras. El sacrificio que hacen por nosotros es a diario, y no termina aún así estemos lejos de ellas. Una pequeña muestra de mostrar nuestro agradecimiento hacia ellas es dedicarles versículos que las animen, les recuerden lo especiales que son y lo mucho que significan para nosotros. Si estás buscando textos bíblicos para acompañar una tarjeta, un regalo, poema, discurso, o cualquier forma de expresión, entonces acompáñalos con estos pasajes:

Proverbios 31:29

“Mujeres buenas hay muchas, pero tú eres la mejor de todas.” (DHH)

1 Corintios 13:4-7

Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo.” (DHH)

Proverbios 31:30

“Los encantos son una mentira, la belleza no es más que ilusión, pero la mujer que honra al Señor es digna de alabanza.” (DHH)

Proverbios 11:16

“La mujer bondadosa gana respeto.” (TLA)

 1 Pedro 3:3-4

“La belleza no depende de las apariencias, sino de lo que hay en el corazón. Así que, sean ustedes personas tranquilas y amables. Esta belleza nunca desaparece, y es muy valiosa delante de Dios.” (TLA)

Proverbios 14:1

“La mujer sabia une a su familia.” (TLA)

Proverbios 31:10

“Mujer ejemplar no es fácil hallarla; ¡vale más que las piedras preciosas!” (TLA)

Proverbios 9:11

“Gracias a la sabiduría, vivirás mucho tiempo y aumentarán los años de tu vida.” (DHH)

Salmos 20:2-4

“Que Dios te conceda lo que pidas de todo corazón, y que haga realidad lo que pienses hacer.” (TLA)

Salmos 91:11

“Dios mismo les dirá a sus ángeles que nos cuiden por todas partes.” (TLA)

Sofonías 3:17

El Señor tu Dios está en medio de ti; ¡él es poderoso, y te salvará! El Señor estará contento de ti.  Con su amor te dará nueva vida; en su alegría cantará.” (DHH)

Números 6:24-26

Que el Señor te bendiga y te proteja; que el Señor te mire con agrado y te muestre su bondad; que el Señor te mire con amor y te conceda la paz.” (DHH)

Salmos 55:22

“Entrégale tus cargas al Señor, y él cuidará de ti; no permitirá que los justos tropiecen y caigan.” (NTV)

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Absolutamente

“La verdad empírica no se puede conocer con certidumbre absoluta”
Karl Popper

“Las ideologías que reclaman estar en posesión de la verdad absoluta realizan una afirmación falsa; por consiguiente, puede imponerse a la sociedad únicamente por la fuerza. Todas las ideologías de este tipo conducen a la represión.”
George Soros

Es posible que la persona cristiana que gusta referirse a las verdades absolutas de Dios se moleste por el tono de estos dos filósofos “mundanos”. Hemos de hacerle ver con serenidad – y firmeza – que estas palabras fueron anticipadas miles de años en la Biblia por una persona que tenía bastantes razones para decirlas:

“He aquí, estas cosas son sólo los bordes de sus caminos.¡Y cuán leve es el susurro que hemos oído de él! Pero el trueno de su poder, ¿quién lo conocerá?”
Job 26:14

Estas afirmaciones, dos de ellas de filósofos contemporáneos y la tercera de un hombre que mereció el elogio de Dios por su conducta intachable, son una convocatoria a la humildad y a la disposición al diálogo.
He escrito aquí antes que cuando alguien declara conocer la verdad absoluta, se equivoca absolutamente. Algo absoluto – esto es, completo, definitivo – sólo puede ser conocido y expresado por un ser y una mente absoluta – esto es, completa y definitiva. La única persona que conozco que puede hacer esto es Dios. Desde ahí para abajo todos compartimos la finitud, la limitación que emana de nuestra humanidad.
Cuando me preguntan por qué siempre ofrezco esta mirada crítica al establishment institucional cristiano, respondo siempre lo mismo y que está admirablemente descrito por Soros: el reclamo de la verdad absoluta siempre conduce a una forma de represión. Toda persona que cuestione aquella verdad, que haga preguntas, que señale las inconsistencias que se presentan sobre dicha verdad es reprimida. De ser posible, neutralizada.
Las instituciones cristianas han demostrado a través de la historia su intolerancia hacia quienes discrepan o hallan espacios de crítica a un sistema doctrinal que se define a sí mismo como absoluto.
Por eso afirmo que las citas presentadas son una invitación a la humildad y el diálogo. Hay cosas que no podemos saber con completa certeza. Hay cosas que Dios no nos ha dicho y que sin embargo son verdad. Hay episodios en la Biblia donde una verdad es alterada por la misma voluntad de Dios o de sus siervos.
¿No es esto un llamado a la humildad?
(Este artículo ha sido escrito especialmente para la radio cristiana CVCLAVOZ)

El retorno

La tragedia que vive este continente en casi cada frente de la vida social no convoca el interés de nuestra gente. Aparte de alguna mención en un medio de comunicación o algún ferviente “Oremos por…” que al día siguiente ya nadie recuerda, se advierte una distancia enorme entre discurso y realidad.
La auténtica voz profética está ausente. Se extraña ardientemente una lectura de los profetas Isaías, Jeremías, Daniel, Ezequiel, Malaquías, Zacarías, Nahum, Sofonías, Hageo, Habacuc. A quienes ignoran el Antiguo Testamento porque lo consideran “pura historia” y que creen que lo único importante es leer el Nuevo porque trata de Jesús y lo que sigue hay que recordarles que son personas que hablan desde la Biblia y en nombre de Dios a nosotros, no a los gentiles.
Es asombroso que los creyentes no sepan que los profetas no hablaron a los pueblos paganos. Dirigieron su palabra – siempre – al pueblo de Dios. Eran hijos de su raza, provenientes de distintos niveles de educación y clases sociales, todos ellos con una tarea común: despertar al pueblo de Dios de su inútil activismo religioso, de su imperdonable indiferencia hacia la realidad política, social y económica de la nación y de la progresiva transformación de la fe en una etiqueta externa para bautizar una existencia que no tenía diferencia alguna con la de los gentiles – a los que despreciaban.
Incluso el mensaje del Nuevo Testamento, que a la mayoría le parece lo único importante de leer (y no completo tampoco, sino la consabida batería de versículos de memoria, desconectados de contexto y profundidad integral) nos urge a entender el mundo que vivimos y a participar en él en la forma de sal auténtica y no sólo de distante luz.
Retornar a una visión integral de la Biblia y de la visión cristiana del mundo y de la vida es de una urgencia demandante. Entender las Escrituras como una visión – una filosofía – integral de la realidad debería provocar en nosotros un celo por actuar más allá de las palabras, los discursos y las solemnes convocatorias a la intercesión en tranquilos sitios privados.
Hay que retornar a la visión original del Nuevo y del Antiguo Testamento, que por todas partes nos dicen que la vida de la fe no es una gira de felicidad y entretenidos momentos espirituales sino una misión transformadora que sazone y modifique la realidad política, económica y cultural de nuestras naciones.

(Este artículo ha sido escrito especialmente para la radio cristiana CVCLAVOZ)

¿Te aburre leer la Biblia?

Algunas personas dicen que no leen la Biblia porque les parece aburrida, pero como dice Wes McAdams: “El entretenimiento es como la comida chatarra para tu corazón, alma y mente. (…) Las Escrituras, por otra parte, es como un festín nutritivo. Es como la carne y las verduras. No sólo sabe bien, sino que es bueno para ti”. Estamos acostumbrados a consumir información rápida, que sea simple, y sobre todo, fácil de analizar. Tal vez éste sea el motivo por el cual la lectura de la Biblia se convierte en una tarea pesada de realizar, pues, la Palabra de Dios debe ser estudiada y examinada con detenimiento. Nadie puede decir que conoce a Dios si no lee el libro que Él inspiró.

Si la Biblia se ha vuelto aburrida de leer, o si crees que es demasiado complicada para entenderla, entonces haz lo siguiente:

1. Ora:

“Llámame y te responderé. Te haré conocer cosas maravillosas y misteriosas que nunca has conocido.” (Jeremías 33:3 TLA)

Dios le otorga sabiduría a quien le pide. Para entender Su palabra, lo primero que debes hacer es orar para que Dios te ayude a comprender lo que vas a leer. Cuéntale sin temor lo que te ocurre y pídele que te dé entendimiento para que recibas el mensaje de Dios para tu vida.

2. Lee una versión diferente:

“El cielo y la tierra desaparecerán, pero mis palabras no desaparecerán jamás.” (Mateo 24:35 NTV)

Las versiones más conocidas de la Biblia tienen un lenguaje que se utilizaba el siglo pasado; así que, si no entiendes algunas palabras o frases es aconsejable que consigas una traducción más actual. Esto te ayudará a comprender mejor lo que quiere decir y a disfrutar la lectura.

3. Acompaña tu lectura con un devocional:

Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir. De ese modo, los servidores de Dios estarán completamente entrenados y preparados para hacer el bien.” (2 Timoteo 3:16-17 TLA)

Los devocionales explican un versículo bíblico o una historia en concreto. Esto hace que uno aprenda más de la Biblia y pueda aplicarlo en su vida diaria. Si deseas recibir devocionales gratuitos en tu correo electrónico, suscríbete en: http://cvclavoz.com/zonas/te-ayudamos/devocionales/

4. Participa de reuniones:

“Porque allí donde dos o tres de ustedes se reúnan en mi nombre, allí estaré yo.” (Mateo 18:20 TLA)

Reúnete con otras personas que comparten tu fe y estudien la Biblia juntos. Procura que entre ellos esté algún pastor o líder, de manera que te ayude a despejar las posibles dudas que tengas.

5. Lee un estudio bíblico:

“Estudia constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche para asegurarte de obedecer todo lo que allí está escrito. Solamente entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas.” (Josué 1:8 NTV)

Los estudios bíblicos son libros que tienen estudios profundos sobre la Biblia, desde el origen de las palabras en su idioma original, hasta el contexto en que fueron escritas. Esto te ayudará a ampliar tus conocimientos bíblicos y a tener un mejor entendimiento de lo que Dios quiere decirte.

6. Establece recordatorios o alarmas:

“Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos.” (Hebreos 4:12 NTV)

Haz que la lectura de la Biblia sea una práctica constante en tu vida. Para que se convierta en un hábito puedes utilizar diferentes herramientas que te permitan recordar la hora de lectura. Por ejemplo, puedes poner alarmas en tu celular, pedirle a alguien que te lo recuerde, etc.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ni uno más

Treinta mujeres asesinadas en treinta días. Durante abril una mujer fue violada, asesinada, quemada, abusada cada veinticuatro horas en el país donde vivo.
No hay palabras para responder a quienes le echan la culpa a la herencia cultural, a la Biblia o a las condiciones sociales y a los perturbados que critican que las chicas se exhiban en las redes sociales y que “provoquen” a los hombres. No recuerdo alguna otra época donde tanta estupidez, tanta hipocresía y tanta cobardía se haya concitado para intentar explicar lo inexplicable: Están matando a las mujeres. Toda persona buena comprenderá la gravedad de esta declaración.
Atraeré seguro mala prensa con la siguiente afirmación pero dada la urgencia de una inexistente acción directa de los cristianos vale la pena el riesgo: Frente a esta real masacre social, secretamente amparada por oscuros intereses en la policía, la justicia y el sistema político, ¿es posible que gente cristiana todavía piense que es relevante preguntarse sobre el baile o la vida en cielo?
¿No lucimos aterradoramente ausentes y descolocados?
Hace unas semanas tuve un breve pero intenso debate con presentadores de un medio cristiano sobre esta inquietante cuestión: más horrible que la presencia del mal es la ausencia del bien. Hace unos días planteé la siguiente cuestión a la presentadora de un programa de radio cristiana: “Hay un grupo de gente que dice que tiene la mente de Cristo, que su misión en la tierra es la redención de las personas, que dice que el libro que sustenta su fe es la palabra auténtica de Dios y que ella es la portadora de ese mensaje formidable. Te pregunto: Teniendo en cuenta esto que está pasando aquí hoy, este verdadero genocidio de mujeres, ¿qué gente es la que supuestamente debería estar presente en la palestra social con palabra y acción responsable para promover la detención de esta maldad?” Mi amiga calla un momento y entonces responde: “Nosotros”.
Ni una menos ha sido el lema que propone detener estos feminicidios. Como un sobrio y dramático complemento a esta potente declaración, tal vez valga éste: Ni uno más. Ni un violador más en la calle. Ni un tratante de personas amparado en la mafia del poder. Ni un asesino más suelto. Ni un delincuente sexual más sin juicio y castigo efectivo. Ni un asesinato más.

(Este artículo ha sido escrito especialmente para la radio cristiana CVCLAVOZ)

Versículos para animar tu día

A todos nos gustaría despertar con mucha energía y ánimo cada mañana; no obstante, hay días en los que nos levantamos de mejor humor que otros. Nuestra actitud se refleja en nuestra vida diaria; por lo tanto, debemos mantener una conducta positiva en todo momento. La mejor manera de hacerlo es poniendo nuestra fe en aquel que tiene todo bajo control: Dios. Estos son algunos versículos de la Biblia que te animarán en cualquier momento:

Salmos 27:1

“Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!”

Salmos 28:7

“El Señor es mi fortaleza y mi escudo; confío en él con todo mi corazón. Me da su ayuda y mi corazón se llena de alegría; prorrumpo en canciones de acción de gracias.”

Salmos 42:5

“¡Pero no hay razón para que me inquiete! ¡No hay razón para que me preocupe! ¡Pondré mi confianza en Dios mi salvador! ¡Sólo a él alabaré!”

Salmos 46:1

“Nuestro Dios es como un castillo que nos brinda protección. Dios siempre nos ayuda cuando estamos en problemas.”

Proverbios 3:5

“Pon toda tu confianza en Dios y no en lo mucho que sabes.”

Isaías 40:31

“Pero los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse.”

Isaías 43:2

“Aunque tengas graves problemas, yo siempre estaré contigo; cruzarás ríos y no te ahogarás, caminarás en el fuego y no te quemarás.”

Isaías 41:10

“Por tanto, no tengan miedo, pues yo soy su Dios y estoy con ustedes. Mi mano victoriosa les dará fuerza y ayuda; mi mano victoriosa siempre les dará su apoyo.”

Juan 14:27

“Les doy la paz, mi propia paz, que no es como la paz que se desea en este mundo. No se preocupen ni tengan miedo por lo que pronto va a pasar.”

1 Pedro 5:7

“Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El poder de la palabra

Rusell Morse, misionero en China, fue encarcelado durante casi 2 años y en todo ese tiempo vivió abandonado sin poder ver la luz del día ni disfrutar libremente de la noche e incluso no tuvo contacto con el exterior.
Cuando Rusell fue liberado declaró lo siguiente: “Probablemente me hubiese vuelto loco si no hubiese podido recordar los versículos de la biblia”.
“La enseñanza de tu palabra da luz (…)” Salmos 119:130 (NTV).
Nosotros que aún tenemos la posibilidad de poseer una Biblia, disfrutamos del privilegio de tener en las manos un tesoro especial; conscientes de tan grande honor, la pregunta que debemos hacernos es ¿Cuánto tiempo invertimos para meditar en la palabra? ¿Cuántos versículos tenemos memorizados? ¿Qué pasaría si nos quitaran la biblia?
En varias oportunidades, y a lo largo de los años y épocas, han tratado de eliminar la palabra de Dios, pero a pesar de todos los atentados contra este libro maravilloso hoy tenemos la oportunidad de tenerlo, pero ¿Cuál es nuestra actitud frente a la palabra?
Muchos buscamos una respuesta a los problemas, una guía para tomar decisiones o buscamos esperanza en medio de la aflicción y es en esos momentos tan importantes y determinantes que olvidamos que la respuesta, la luz y esperanza está en la palabra de Dios “Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino” Salmos 119:105 (NTV)
Si gozas de la oportunidad de tener una Biblia a tu disposición y tienes la libertad de leerla y compartirla con aquellas personas que necesitan un mensaje de vida, no dudes en abrir ese tesoro que Dios inspiró para ti.
No escondas o dejes de lado esa fortuna que Dios te dio a través de su palabra y recuerda que aunque muchos hayan tratado de destruirlo está ahí para ti.
“El cielo y la tierra desaparecerán, pero mis palabras no desaparecerán jamás” Mateo 24:35 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Por Judith Quisbert

 

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Mitología

El diccionario define esta palabra como un conjunto de cuentos históricos y relatos que forman parte de una determinada religión o cultura. Muchas veces estas narraciones ayudan a comprender las razones de ciertas prácticas o ritos de algún grupo de etnias que existieron hace mucho y se caracterizan principalmente por ser exageradamente fantasiosas, bastante imaginarias y poco creíbles.

Por ejemplo, los griegos tenían un dios para cada aspecto de la vida: el amor, la riqueza, la guerra, la paz, etc. Todos estos dioses vivían en un lugar llamado Olimpo y su líder era Zeus de quien se cuenta que junto con sus dos hermanos, Hades y Poseidón, derrocaron del trono a su padre Cronos.

En Roma la historia era distinta. Se decía que el príncipe de Dardania escapó de la destrucción de Troya cargando a su padre y a su hijo Ascanio. 40 años más tarde ese niño convertido en hombre y fundaría un pequeño reino llamado Alba Longa del que se hizo gobernante. Cuatro siglos después vendría a ser rey de aquel lugar Numitor quien fue destituido por su hermano Amulio, un hombre perverso que mató a todos los hijos varones herederos al trono y convirtió a su sobrina en sacerdotisa para que no tuviera descendientes. Pero Marte, el dios de la guerra se enamoró de ella y le dio dos hijos gemelos llamados Rómulo y Remo.

Ambos niños fueron llevados al bosque para ser abandonados pero un loba llamado Luperca y un pájaro carpintero los cuidaron, luego fueron encontrados por un criador de puercos quien los adoptó como suyos. Con el tiempo ambos gemelos se enteraron de la verdad y cobraron venganza devolviéndole el reino a su abuelo.

Los egipcios creían que el espíritu de los difuntos era conducido por Anubis hacia el lugar del juicio donde se pesaban en una balanza, en un extremo se paraba la persona juzgada y en el otro había una pluma que representaba a Maat, el dios de verdad, armonía y orden universal. Si el resultado era favorable el difunto era llevado ante Osiris quien los cuidaría eternamente, pero si era desfavorable era llevado a Ammit, representado como un ser mezcla de cocodrilo, león e hipopótamo que destruía los corazones malvados, impidiendo su inmortalidad.

Ahora bien, la Biblia cuenta que seiscientos mil hombres sin contar mujeres y niños, se encontraban acorralados entre el mar rojo y un ejército de egipcios preparados para matarlos. Entonces Dios le ordenó a un hombre llamado Moisés que levantara su vara, extendiera su mano y abriera el mar partiéndolo en dos, cuando así lo hizo las aguas se dividieron y todos pasaron como por tierra seca al otro lado, pero cuando los egipcios intentaron hacerlo el mar se cerró y perecieron ahogados.

Cuatro historias que a primera vista parecen de fantasía pero con una gran diferencia: las tres primeras no tienen ninguna prueba histórica y arqueológica que compruebe su veracidad, pero el relato de la Biblia sí contiene estos elementos convirtiéndolo en un documento histórico de confianza.

No son un mito personajes como Jesús, Abraham, Moisés, David, Daniel, José, etc. La Biblia también habla de lugares reales como Jerusalén, Egipto, Asiria, Babilonia, el río Éufrates, Belén, el río Nilo, etc. La mención de faraones, reyes, gobernante, líderes y otros  fueron verificados por muchos historiadores, y cuando algo llega a ser comprobado deja de ser un mito para convertirse en un hecho real.

Además las historias fantasiosas o los mitos no tienen el poder de transformar la vida de un hombre. No estamos hablando de una simple idea que aparece en la mente de algún fanático, se trata de un poder que llega a conmover las entrañas y los fundamentos de aquel que comienza a conocer a Dios a través de su palabra.

Salmos 119:160 dice: “Todas tus palabras se basan en la verdad; todas ellas son justas y permanecen para siempre.” Versión Traducción en Lenguaje Actual

La Biblia no es un libro de mitología.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

El hombre que fue viernes

Gracias a Dios es viernes…

Puedo escribir la prosa que no requiere explicaciones ni sitios en YouTube ni entrevistas de los jueves.

Soñé el viernes como grito del alma, territorio de la libertad, crónica de mi alma liberada de la urgencia de la “técnica” evangélica (que necesita información, formación y conformación, esto es, saber, modificar y relegarse para siempre a una sola forma de ver la Biblia, la vida y el mundo).

Soñé que los viernes eran completamente míos, libres de mirar el marcador de lecturas y de buscar infructuosamente comentarios y de ver si lo subieron a Facebook o no.

Era el día para empezar en el Rigoletto o en el Esmeralda, escribir un poema en una servilleta de papel, cruzar el parque frente a la estación del tren y recordar los tiempos del pan, de la miel y del vértigo de los primeros tiempos de la libertad conquistada a sangre y fuego.

No quiero convertirme en máquina de dar información, ni en experto, ni en maestro definitivo. Quiero que cada reflexión compartida sea un trámite de piel sudorosa, de ahogo existencial, de hambre de vivir, de pelear cuerpo a cuerpo con los vigilantes para deshacer su épica de opresión y control. Por eso inventé los viernes, el día en que no tengo que explicarme ni justificarme teológicamente porque el Señor es el espíritu y donde está el espíritu del Señor ahí hay libertad.

(Antes de colocar su cabeza en el cepo, Marie-Jeanne Roland de la Platiere, conocida como Madame Rolland se inclinó ante la estatua de arcilla de la Libertad situada en la Plaza de la Revolución – actual Plaza de la Concordia- y pronunció la famosa cita por la que es recordada: ¡Oh, Libertad!, ¡cuántos crímenes se cometen en tu nombre! O abusos, como el caso – que presencié entre tantos otros- de aquel diácono que le responde airado a un grupo de jóvenes que cuestionan algo sobre el estudio bíblico semanal: ¡Me importa un pepino lo que dice Primera de Timoteo! Aquí se hace lo que dice mi pastor… ¡y punto!)

Así que hoy, que gracias a Dios es viernes, celebro el viento y las nubes que presagian tormenta, sigo el rumbo errático de las hojas del otoño en el Parque Centenario, me tomo un tiempo extra después del café y decido que voy a ser feliz.

Hoy por lo menos…

(Este artículo ha sido especialmente escrito para la radio cristiana CVCLAVOZ)

Send this to a friend