Please log in or register to like posts.
Blog
Son pocas las familias que pueden mantenerse con el sueldo de uno de los cónyuges. Vivimos en tiempos en donde es más común que ambos esposos trabajen para sostener su hogar. Y la cantidad de dinero que ambos ganan pueden representar un problema en la relación.

Según los informes, hoy en día hay más mujeres que ganan más dinero que sus parejas y esto se debe a que en las universidades hay más estudiantes mujeres que varones.1 Sin embargo, este hecho no es algo que estén dispuestas a aceptar ante la sociedad.

Un estudio de Census Bureau de los Estados Unidos reveló que cuando la mujer gana más que su esposo, ambos mienten sobre la verdadera cifra de sus ingresos. Ellos incrementan la cifra del sueldo del esposo en un 2.9% y disminuyen la de la esposa en un 1.5%. Marta Murray-Close, coautora de la investigación, asegura que sus descubrimientos «sugieren que las normas y expectativas sociales no se han puesto al día con el trabajo contemporáneo y los acuerdos familiares.»2 Pero una cosa es que las parejas mientan sobre el verdadero monto de sus ingresos y otra muy diferente es ser infieles a causa del dinero.

Una investigación realizada por la Universidad Cornell concluyó que cuando los ingresos de los varones son menores que los de sus cónyuges, están más propensos a ser infieles. Los investigadores realizaron un estudio en parejas de 18 a 28 años, y aquellos varones que son completamente dependientes de sus parejas tienen cinco veces más probabilidad de serles infieles. Sin embargo, De acuerdo a sus descubrimientos, «para las mujeres, ganar menos dinero que un hombre no es una amenaza, es el status quo» y por lo tanto no son más propensas a engañar a sus parejas y ellos ganan más que ellas. Pero que el varón gane más también incrementa la probabilidad de infidelidad.

El sociólogo Christin Munsch, afirma que «en un extremo del espectro, ganar menos dinero que una pareja femenina puede amenazar la identidad de género de los hombres al cuestionar la noción tradicional de que los hombres son los que ganan el pan (…) En el otro extremo del espectro, los hombres que ganan mucho más dinero que sus parejas pueden estar en trabajos que ofrecen más oportunidades para ser infieles, como largas horas de trabajo, viajes y mayores ingresos que hacen que sea más fácil ocultarlo.»3

En conclusión, el dinero que cada uno de los cónyuges aporta al hogar sí puede representar un problema para el matrimonio. No obstante, si ambos están dispuestos a hacer que su relación funcione, deben tomarse un tiempo para conversar y ser honestos sobre las finanzas. Incluso si sus puntos de vista son diferentes, a través de la comunicación pueden llegar a un acuerdo, de modo que ambos estén cómodos con respecto a los ingresos del otro. Después de todo, el matrimonio no es una competencia, sino un trabajo en equipo.

 
 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Hartwell-Walker, Ed.D., M. (2016). When Women Earn More Than Men. Recuperado el 18 de octubre de 2018, de https://psychcentral.com/lib/when-women-earn-more-than-men/
2Kann, D. (2018). A study shows that when a wife out-earns her husband, she downplays her income while he exaggerates his. Recuperado el 18 de octubre de 2018, de https://edition.cnn.com/2018/07/20/health/husbands-wives-exaggerate-earnings-study-trnd/index.html
3American Sociological Association. (2010). Men more likely to cheat if they are economically dependent on their female partners, study finds. Recuperado el 18 de octubre de 2018, de https://www.sciencedaily.com/releases/2010/08/100816095617.htm

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

Deja un comentario