Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Nosotros, los adolescentes cristianos, por lo general hemos escuchado y aprendido sobre el tema del sexo antes del matrimonio, la inmoralidad sexual y la lujuria. Dios claramente declara lo que Él piensa acerca de ellos en la Biblia, por lo tanto, allí no hay duda. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado acerca de los besos en la boca en una relación? Puede parecer como algo tonto, porque un beso “es solo un beso” y no algo tan serio como el sexo, pero al insinuar eso, nosotros los hacemos sonar como si no fuera algo tan especial e importante como lo es. Entonces, primero necesitamos descubrir cómo nos afecta científicamente.

La dopamina un neurotransmisor que se correlaciona con dar la sensación de placer, la serotonina, un neurotransmisor que cuando se libera y nos hace sentir felices, y la oxitocina, que es un neurotransmisor que influye en la interacción social, la confianza y la reproducción sexual; estas son tres hormonas que se liberan cuando una pareja se besa y todas trabajan juntas para darnos una sensación de euforia. Por lo tanto, besar nos lleva a un punto alto que podría potencialmente llevarnos a tentación debido a toda la satisfacción que nos trae al cuerpo. Aunque esto no es el caso de todas las parejas, estoy describiendo a la mayoría.

Entonces, ¿debes esperar hasta el matrimonio para besar? 

Primero, busca la respuesta de Dios. La Biblia no menciona si es apropiado besar, pero sí habla de la lujuria y la inmoralidad sexual. Si sientes que podría ser o ya es un problema que te está tentado a hacer esas cosas, pregúntate algo muy simple “¿Dios estaría bien con esto?” Si la respuesta es no, busca el consejo de otros que tienen más experiencia en esto. 

Esa es probablemente la mejor manera de estar seguro de esta decisión. Busca historias sobre los que esperaron y los que no. Escuché ambos lados y pude decir que todo depende del motivo. Hay muchas historias de personas que esperaron hasta el día de la boda o el día del compromiso para hacerlo. Un ejemplo es una artista muy famosa llamada Moriah Peters que se casó con Joel Smallbone, uno de los artistas del grupo For King & Country. Ella dijo en una entrevista que ella quería esperar porque se sintió convencida por Dios desde que era joven a esperar y también lo eligió por la gracia de Dios. Dijo que no era no estaba relacionado con la pureza. Otras personas hacen esa decisión por la misma razón o porque sus relaciones anteriores han sido así y querían cambiar eso. También hay personas que empiezan la relación con esas intenciones de esperar, pero después realizan que ellos dos están cómodos con eso y sienten que están listos para tomar ese paso. Debes enfatizar en el hecho que besarse es una decisión de ambos, no solo de uno de ellos. Necesitan hablar de los límites y encontrar un punto medio. Si uno de ustedes siente que Dios los está llamando a ambos a esperar, deben respetar su.

 Si estás en una relación y tu pareja continúa promoviendo la idea de besarse cuando sientes que no estás listo, tal vez esta persona no entienda qué límites son los que consideras santos. Como dije antes, todo esto también depende de la persona porque también hay personas que mantienen una relación sagrada, incluso cuando se besan. Pero a través de tu decisión, observa cómo lo maneja tu pareja, porque si no respeta tu opinión, tal vez la relación no valdrá la pena. Besarse no define una relación, pero el amor sí. Y si te ama, verdaderamente esperará por ti. 

También ten en cuenta los abrazos y el tomanrse de las manos. Puede parecer que ahora estoy exagerando, pero analiza qué límites te parecen apropiados. Si tienes mucho autocontrol y estas cosas no excitan posibles pecados, entonces no hay razón para considerarlo una bandera roja. 

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

78
12
0
10
2
4
Already reacted for this post.

One comment on “Besos antes del matrimonio

  1. Conocí al señor a los 36 años, antes estuve 100% en el mundo y conocí todo lo malo, a mis 16 años un médico miembro de un comité científico que no era creyente, nos hablo del sexo en mi colegio, y comenzó su charla con los besos, nos explicó por algo el registro civil la autoridad funcional que casa, luego de que firman acta los novios y se dan el sí, recién allí dice “puede besar a la novia” y no es la iglesia. Este medico nos decía que lo primero que hace un bebe apenas nace es succionar con sus labios, instaura el placer nace ya con esa búsqueda de placer con el instinto, por lo que científicamente esta comprobado un beso es sexual, además de que hasta las caries y ahora el Covid19 se puede contagiar, si leemos la Palabra nuestro Señor hizo barro con su saliva y untó en los ojos del ciego, los hijos de Dios tenemos genética divina, e implica lo bueno y lo malo se transfiere a través de esa genética (la saliva en un beso) tal cual explicaba el doctor a mis 16 años, nos mostró fotos de infecciones horrendas en la boca y hasta cáncer de garganta. Lo que quiero decir la Palabra no dice específicamente el besar es pecado, pero no encuentro narración de novios dándose besos en la Palabra de Dios, pero sí habla de ecado como la lascivia (es pensar sexualmente), y pensamientos impuros y un beso en mi matrimonio es 100% sexual nos trae pensamientos sexuales, además que solo en el libro Cantar de los Cantares, el esposo besa a la esposa. Y como del mismo mundo vengo, mi experiencia cuando nos besamos con mi esposo estando de novios, mi primer pensamiento fue a cuantas habrá besado y el directamente me lo recriminó. Nuestra relación a partir de allí era conflictiva, llena de celos y dudas todo el tiempo uno dudaba del otro, y se agravó con el casamiento, tal que al momento de encontrarme con mi Señor y Salvador, ya con dos niñas y mi matrimonio casi despedazado, mi experiencia dice jóvenes esperen, tengo un Pastor que penas me convertí nos enseñaba teatro y canto junto a mis hijas, era soltero y en ese grupo entre las personas que nos preparaban estaba su futura esposa, el jamás la toco hasta el momento de llevarla al altar allí le dio su primer beso, y jamás pensaron el uno del otro lo que a mi me tocó pasar con mi esposo gracias a Dios, por qué esa gran diferencia simplemente por la santidad.

Deja una respuesta