Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

En el segmento Viernes de terapia junto a la licenciada Débora Pedace tratamos un tema que puede ser de mucha ayuda: Beneficios de ser personas positivas.

Todos tenemos a nuestro alrededor personas que son fáciles de llevar, personas que sonríen en la vida, y que encuentran en cada situación (incluso las más desagradables) algo que aprender. Pero también es una realidad que, en primera instancia la mayoría de las personas, tienden a pensar en negativo ante la espera de una respuesta, estudio o situación.

Beneficios de ser personas positivas

En el día de hoy queremos contarte los beneficios que trae el ser personas positivas; personas que eligen pensar bien de ellos mismos y de los demás, que pueden percibir siempre el vaso medio lleno y que miran la vida desde una perspectiva de aprendizaje en lugar de verla desde el fracaso.

Las personas positivas se construyen

Si bien el ambiente en el que crecieron, la dinámica o contexto familiar y las situaciones externas influyen, son individuos que eligen, que intentan y que luchan con las mismas vicisitudes, la diferencia radica en una simple decisión.

Cuando el contexto fue difícil, cuando la vida no te permitió crecer en un ambiente sano o cuando las experiencias que te puso fueron muy difíciles de sobrellevar, es posible determinarte a ser una persona positiva, una persona que pueda aprender del dolor más profundo y desplegar sabiduría donde quiera que vaya. Es importante comprender que mantener una visión positiva de la vida, del mundo y de los demás es una decisión diaria que puede llegar a evitar problemas de índole psicológicos o emocionales, ya que atrae el bienestar y la satisfacción.

¿Cómo llegamos a ser personas positivas?

Entendiendo que es algo que debemos construir día a día. En primer lugar sería bueno establecer metas personales, esto te permitirá ser más positivo y creer en vos mismo, la confianza que esto te brinda te hará pensar que puedes, y eso aumenta tu positivismo.

También es importante que ordenes tus pensamientos, que pienses de forma optimista. El optimismo es un estado mental que te ayuda a tener una buena relación con lo que te rodea.

El hacer ejercicio diario aumenta tu positivismo, porque libera hormonas y reduce el estrés que puede cargarte durante el día.

Por último, el rodearte de personas positivas te acercara más a este tipo de pensamiento. Es importante que puedas contar con personas en tu vida que te eleven y mejoren como persona.

Dos grandes beneficios

En primer lugar, mejora tus habilidades y recursos naturales: ¿qué significa esto? Que aumenta la confianza en vos mismo, tu autoestima se equilibra, se incrementa tu motivación personal, mejora tu estado de ánimo y se cierra el circuito cumpliendo tus metas. Todo esto produce una retroalimentación de este proceso, dando como resultado, pensamientos que confirman estas habilidades.

En segundo lugar, el ser personas positivas, como dijimos, se trasmite, otros lo sienten y esto repercute en nuestros vínculos. Creamos un clima agradable, podemos contagiar a las personas que nos rodean y esto favorece a que fomentemos lazos agradables y perdurables en el tiempo con los demás. 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

20
12
6
0
0
1
Already reacted for this post.

Deja una respuesta