Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Suponemos que te gustaría saber por qué perdonarte a ti mismo afecta tus relaciones. Y es porque una de las maneras de sobrellevar las relaciones, resolver conflictos y desacuerdos es justamente el perdón. Perdonar significa muchas veces cambiar nuestros pensamientos con respecto a la persona que nos hizo un daño. En este caso, cuando nos hemos fallado en algo y nos sentimos molestos por ello, tenemos que buscar la manera de perdonarnos. También puede mejorar nuestra autoestima.

Perdonarte a ti mismo hace crecer tu amor propio

Cuando alguien nos hace daño, nos cuesta perdonar, pero buscamos cómo hacerlo para continuar con la relación que nos une a esa persona. Siendo que perdonar es buscar razones para sentirnos menos predispuestos, dejar de un lado la amargura y el resentimiento, tenemos que hacerlo con nosotros mismos. Una vez que logremos encontrar razones para sentirnos bien con nosotros mismos, vamos a estar en mejor disposición y todas nuestras relaciones mejorarán. Vamos a crecer en amor propio. Perdonarte afecta así tus relaciones.

La autocrítica es negativa para las relaciones

Ser una persona que se avergüenza de lo que ha hecho y vive siempre pensando en sus errores, hace que a cualquiera se le haga más difícil compartir con nosotros. Lamentablemente la autocrítica puede hacernos personas que requieren de más atención, comprensión y hasta podemos exigir compasión. Pero en principio es primordial recordar que ya fuimos perdonados por Dios. Si Él nos perdonó, ¿quiénes somos nosotros para no perdonarnos? Tenemos que aprender a perdonarnos. Perdonarte a ti mismo afecta tus relaciones para bien.

Es importante recordar que ya fuiste perdonado y eso afecta tus relaciones

Cuando entendemos que ya fuimos perdonados, no nos dejamos dominar por nuestra mente, en seguir recordando las ofensas, los errores. Y al perdonarnos, somos menos propicios a caer en esas mismas fallas. Cuando somos capaces de perdonarnos, por supuesto, es más factible que tengamos disposición de perdonar a otros sus errores. Y teniendo en cuenta que nadie es perfecto, eso nos permitirá mejorar nuestras relaciones. Por eso, perdonarte a ti mismo afecta tus relaciones. Son afectadas de manera positiva.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
0
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Le gusta

Deja una respuesta