Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Si vamos a hablar de las relaciones complicadas, hablaremos de las relaciones en general, pues ¡todas lo son!

Hay relaciones donde existe un poco más de comunicación y por ello, son  menos difíciles de llevar y sin embargo, tienen sus momentos. Existen aquellas relaciones complicadas en las que ha pasado el tiempo y han superado cosas fuertes. El problema en estas relaciones es que ha quedado el resentimiento, y por ello hay mucha mordacidad a la hora de conversar. Entre ellos puede existir la mala costumbre de terminar las frases del otro porque ya conocen tanto sus respuestas, que lo hacen; y no es bueno.

¡Son tantos los tipos de relaciones complicadas!

Esas malas costumbres, son factores que hacen caer en falta de respeto, o de consideración, porque luego incluso se acostumbran tanto a tratarse de esa manera, que se les sale en público y todos se dan cuenta de la tirantez que existe.

Hay otras relaciones complicadas que se han convertido en una buena amistad; pero en la cual uno de los dos no está realmente conforme con eso. Sin embargo siguen, porque no se quieren separar. Es una relación que muchos catalogan de conformista, porque el que no está contento del todo, se ha conformado y no hace ningún esfuerzo para mejorar la relación.

Seguro hemos visto relaciones que se pasan la mayor parte del tiempo en un intercambio de quejas o medias peleas aunque no lleguen a los gritos ni a la falta de respeto, pero sigue siendo terrible. Viven todo el día lanzándose indirectas, recriminándose cosas que no hicieron o que hicieron mal y de resto, se quedan callados, mirando el televisor y luego se van a dormir. Al día siguiente es más de lo mismo.

Lo cierto es que a diario podemos ver muchas relaciones y personalidades complicadas a nuestro alrededor. Cuando salimos a trabajar, dentro de nuestra oficina, en una cafetería, en el supermercado. 

El asunto es que se encierran en los problemas, o se conforman con la manera como se han acostumbrado a vivir y no buscan mejorar. No trabajando para lograr una solución en la que ambos queden contentos. Es como en el ring de boxeo cuando tiran la toalla, porque sienten que ya no hay manera de ganar.

Soluciones para relaciones complicadas

Ya sabemos que las relaciones humanas son difíciles, sí, son muy complicadas. Pero si queremos tener una relación de las que son para toda la vida, tenemos que:

  • Estar dispuestos a luchar por ella.
  • Buscar soluciones a diario.
  • No guardarnos las cosas para luego acumularlas y soltarlas como una explosión en el momento menos oportuno.
  • Esforzarnos por decirnos las cosas sin ofendernos, tratando de que siempre haya amor de por medio en toda frase que digamos, aunque sea un reclamo o una queja.

Seguimos con las soluciones

  • Recordar orar antes de hablar, y la mayoría no hacemos eso. Decimos al momento lo que nos inspira la acción o reacción del otro y lamentablemente terminamos en pelea.
  • Nunca se vayan a dormir bravos.
  • La reconciliación diaria es necesaria para que una relación funcione. Si son cosas que tienen solución, hay que buscarla. Son pocas las que no la tienen.
  • Si se necesita ayuda de una tercera persona, psicólogo o consejero cristiano, hacer el esfuerzo por ir y ser honestos al respecto.
  • Ponerse de acuerdo, esforzarse, trabajar por la relación y nunca tirar la toalla.

Uno solo puede ser vencido, pero dos presentan resistencia. El cordón de tres hilos no se rompe fácilmente.  

Eclesiastés 4:12 (RVC)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1

Reactions

0
3
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta