Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Mostrar gracia es algo que a muchos nos puede costar, pero te vamos a dar cinco maneras en las que puedes mostrar la gracia de Dios a otros. No es sencillo. Tienes que poner de tu parte. Es algo que no nos viene naturalmente, por el contrario, tenemos que luchar con nuestra naturaleza para mostrar gracia.  

Para mostrar gracia necesitamos con honestidad y sinceridad, dar bondad, ayudar o dar amor a quien tal vez no lo merezca. Pero te vamos a dar cinco situaciones en las que puedes mostrar gracia y así, hacer sentir a otros las maneras de Dios. 

Perdonando 

Al perdonar a todo el que nos haya hecho daño, perdonar toda falta que nos hagan, estamos mostrando la gracia de Dios. Recordemos que Dios nos perdona cuando nos arrepentimos. Incluso siendo pecadores nos perdonó, por tanto, debemos perdonar incluso a quienes no nos muestren arrepentimiento o pidan disculpas.

Ayudando a otros

Ayudando a todo el que podamos sin esperar nada a cambio mostramos gracia. Dios nos ama a pesar de cómo somos. Por tanto, debemos ayudar incluso a quien no nos sintamos inclinados a hacerlo. Estar siempre en disposición de prestar ayuda, dar una mano es necesario para mostrar a Dios.

Siendo gentiles

Siendo gentiles en todo trato, incluso cuando debemos reprender es una buena manera de mostrar la gracia de Dios. Muchas veces sentimos que debemos corregir o incluso amonestar a alguien. Seamos gentiles. Pensemos muy bien lo que vamos a decir, cómo lo vamos a decir y el tono en el que lo vamos a decir antes de hacerlo.

Mostrando humildad 

La humildad es uno de los atributos que más se recalcan en la Biblia. Dios ama la humildad. Y mostrar humildad es excelente forma de tratar a otros y hacerlos sentir las maneras de Dios. 

Demostrando confianza

Luego que nos han hecho daño se nos puede dificultar confiar. Pero mostrando que damos el beneficio de la duda, otorgando la confianza que debemos, mostramos gracia.  

Todas estas acciones con las que podemos mostrar la gracia de Dios a otras personas, las debemos hacer con amor. Es la esencia de Dios y es la mejor manera de estar alineados con Él, crecer como personas y hacer que otros quieran sentir Su gran amor y Su gracia. 

El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y está lleno de amor inagotable. 

Salmos 103:8 (NTV) 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
5
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta