Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ayunar es una de las disciplinas que como cristianos solemos hacer. Nos ayuda a aprender a tener control. Nos fortalece a nivel espiritual porque la idea es negar algo a nuestro cuerpo y dedicar ese tiempo a enriquecer nuestro espíritu y afianzar nuestra relación con Dios.

Ayunar significa abstenerse total o parcialmente de comida y bebida por un tiempo determinado. Pero hay diversas modalidades. Por ejemplo, algunas personas deciden abstenerse de los alimentos que más les gustan durante el tiempo que deciden hacer el ayuno.

¿Cuál es tu motivación?

El motivo principal de un ayuno debe ser acercarnos más a Dios, no solo agradarle y mostrarle nuestro amor. No es una transacción de un hacer para obtener algo de Él. Tampoco puede ser una manera de obligarnos a comer menos o cosas inapropiadas para bajar de peso. Porque también hay quienes usan el ayuno con ese fin.

Si quieres hacer ayuno como manera de acercarte a Dios, revisa bien la motivación que te lleva a ayunar. Él conoce nuestros corazones y puede aceptar tu ayuno como una ofrenda o como algo que haces para experimentar Su presencia de una forma muy especial.

El ayuno que le agrada a Dios es un acto de humildad y sacrificio

Puesto que es una ofrenda para Dios, tienes que cuidar que al hacer ese tiempo de ayuno; no hagas cosas que ofendan a Dios en ese tiempo y mantenerte firme en eso. Tampoco debes hacerlo para competir con alguien o para dejar saber a otros que lo haces. En ese caso tu motivación sería para impresionar a los demás.

Las razones para el ayuno deben ser claras y deben ser buenas, cosas que agraden del todo a Dios. Hacerlo por los oprimidos, por las personas que están pasando por dificultades debido a la guerra en su país. Hacer un ayuno para pedir justicia y para orar por la sanidad de otro. Esos son ayunos que agradan a Dios.

No lo hagas para lucirte

Nunca debes ayunar para que otros lo vean, no lo tienes que dejar saber tampoco. El ayuno debe tener como propósito agradar a Dios y un propósito justo, que sea del agrado de nuestro Rey. La actitud que tengamos mientras hacemos el ayuno, tampoco debe dejar ver que estamos haciendo el gran esfuerzo.

Cuando ayunes, que no sea evidente, porque así hacen los hipócritas; pues tratan de tener una apariencia miserable y andan desarreglados para que la gente los admire por sus ayunos. Les digo la verdad, no recibirán otra recompensa más que esa. Pero tú, cuando ayunes, péinate y lávate la cara. Así, nadie se dará cuenta de que estás ayunando, excepto tu Padre, quien sabe lo que haces en privado; y tu Padre, quien todo lo ve, te recompensará.

Mateo 6:16-18 (NTV)

Es una manera de acercarte más a Dios

En el libro de Hechos podemos ver en la época de los apóstoles que ayunaban antes de tomar decisiones importantes. Buscaban de Dios para que los guiara en su camino por medio del ayuno, ytambién como una manera de acercarse más a Dios.

Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.

Hechos 14:23 (RVR 1960)

No es una obligación, pero es buena práctica

El ayuno no es una obligación, pero es una buena práctica cuando buscamos dirección divina. Mientras lo haces debes orar pidiendo a Dios esa dirección y debes buscar sentirte más cerca de Dios. Experimentar su presencia. Pregúntale a Dios si quiere que hagas el ayuno.

El ayuno debe ser un tiempo de reverencia para que agrade a Dios. Tenemos que buscar que Él nos dirija y aclare las dudas que tengamos. Haciendo un ayuno con el corazón lleno de humildad y rindiéndonos por completo a la voluntad de nuestro Dios será bien recibido por Él.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

41
61
64
2
2
10
Already reacted for this post.

2 comments on “¿Cuál es el ayuno que le agrada a Dios?

Deja una respuesta