4 pasos para profundizar tu relación personal con Dios

4 pasos para profundizar tu relación personal con Dios

Tener una relación personal con Dios requiere compromiso y determinación. Si ya aceptaste a Jesús como tu Señor y Salvador, estos pasos te ayudarán a tener una mejor y profunda comunión con Dios.

1. Lee la Biblia cada día

Para conocer mejor a Dios debes familiarizarte con su Palabra. La Biblia es el único libro por el cual conocerás a Dios. Ahí está narrada toda la historia del universo, el mundo y la humanidad. Pero, sobre todo, encontrarás información sobre Dios para tener una mejor relación con Él. 

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

2 Timoteo 3:16-17 (RVR1960)

2. Habla con Dios todos los días

Para conocer y relacionarse con una persona, debe haber comunión, caso contrario, sería un fracaso. Lo mismo pasa con Dios, para que la relación personal crezca, tiene que haber una conversación directa con Él. Y lo podemos hacer por medio de la oración.

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Mateo 6:6 (RVR1960)

3. Deja que el Espíritu Santo te controle

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad. Es quien nos convence de pecado, guía, capacita, consuela y da poder para vencer. Él es el sello de nuestra salvación, por lo tanto, es necesario tener al Espíritu Santo para una relación personal con Dios.

En realidad, a ustedes les conviene que me vaya. Porque si no me voy, el Espíritu que los ayudará y consolará no vendrá; en cambio, si me voy, yo lo enviaré.

Juan 16:7 (TLA)

4. Busca un lugar para servir y adorar a Dios

Todos tenemos un lugar especial donde ir. Aunque Dios está en todas partes, un buen lugar para fortalecer tu relación personal con Dios y servirlo siempre será la iglesia. Ahí puedes capacitarte junto a otros creyentes y compartir tus éxitos y fracasos con ellos. Además, podrás alabar y adorar con tu talento.

No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Hebreos 10:25 (RVR1960)

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario