Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

La oración puede cambiar el curso de las cosas aún cuando parezca que todo está perdido; un claro ejemplo es la historia de Inglaterra en la Segunda Guerra  Mundial.

En el discurso que el jefe de la nación inglesa, Winston Churchill, hizo terminada la guerra, explicando la posición indefensa en la que se hallaban las islas británicas tras la caída de Francia, dijo:

“Perdimos todo nuestro equipo en Francia y teníamos en todo el país poco más de doscientos fusiles, algunos traídos de los museos, ya bastante viejos, unos cincuenta cañones y menos de cincuenta tanques. Me he preguntado a menudo: ¿Qué habría ocurrido si Hitler hubiese lanzado sobre las costas de Inglaterra tres cuartos de millón de hombres con todo su armamento preparado durante  años para invadir Europa?”

Pero, ¿qué sucedió? ¿Por qué no invadieron Inglaterra? Los ingleses oraban, y aun en Alemania había gente que clamaba a Dios y el Señor entorpeció los planes de Hitler.

Todo puede cambiar

Sin importar cuán difíciles se vean las circunstancias, la oración puede cambiar el rumbo de las cosas. En la Biblia encontramos varias historias de cómo Dios entorpeció los planes de aquellos que iban contra su pueblo o sus escogidos.

Y aún hoy, Dios sigue abriendo caminos donde no hay y sigue haciendo lo que para  nosotros es imposible si realmente lo creemos y se lo pedimos de corazón.

Créelo, la oración puede cambiar el rumbo de las cosas

Puede ser que las cosas no sean sencillas y que humanamente parezca que no hay solución, pero para Dios no hay nada imposible; Él escucha nuestras oraciones y las responde.

 y como sabemos que él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también sabemos que nos dará lo que le pedimos.

1 Juan 5:15 (NTV)

Tenemos esa certeza, que Dios nos escucha y que puede hacer posible cualquier cosa si pedimos de acuerdo a su perfecta voluntad.

Si estás en medio de una crisis y no sabes qué hacer pídele a Dios dirección, Él no te fallará. Recuerda siempre que la oración puede cambiar el rumbo de las cosas, sin importar cuán difíciles se vean.

Reactions

7
11
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta