oración Archives | CVCLAVOZ

All posts in “oración”

¿Tienes problemas con todo el mundo?

Hay personas que se te acercan y te cuentan a diario de sucesos que han tenido con muchas personas con las que se han topado ese día, sea por casualidad o porque comparten alguna actividad, ya sea trabajo, el gimnasio, el mercado donde hacen las compras.

Se les hace fácil encontrar una palabra, un gesto, una mirada para comenzar una discusión o pensar que les están queriendo hacer daño y por tanto… se defienden. Y esos son sus cuentos diarios.

Viven la vida como a la defensiva y muchas veces viendo peligro donde realmente no lo hay.

Debemos analizar a este tipo de personalidad, ya que por algo llegaron a ser así. Muchas veces es porque no están contentas con su vida, o tal vez de pequeños les maltrataron. Es posible que les hayan desilusionado muchas veces, decepcionado o roto el corazón y su manera de desquitarse suele ser con las personas más cercanas aunque esas personas sean familia o su pareja, y no necesariamente hayan sido culpables de lo que les ocurrió de pequeños o no hayan sido quienes les hirieron.

Demostrarles amor suele ayudar, pero no siempre. Menos aún si ya llevan años siendo así. Hay que tener un nivel de paciencia, tolerancia y amor bastante elevados, pero pienso que sí es posible mantener la relación con personas así. Buscando la ayuda de Dios, nunca dejar de orar por ellos y respirar cada vez que tratan de iniciar una discusión es algo que los deja sin más qué decir. Si no hay respuesta hostil, hasta allí llega la intención. Por eso lo dice la Biblia: “La respuesta amable calma la ira; la respuesta grosera aumenta el enojo”. Por muy injusta que nos parezca la observación de esa persona que está siempre buscando pleito, respiremos y no respondamos o digamos: “es posible que tengas razón” o simplemente quedarnos callados y en otro momento hacer la observación adecuada.

El trato de estas personas nos suele parecer injusto, pero si no lo decimos en algún momento de buena manera, podemos estar almacenando resentimiento por todas las veces que nos hacen una observación injusta, y luego en lugar de conversarlo amablemente, un día podemos explotar y querer decir todo junto. Eso tampoco es solución.

Las relaciones, como siempre digo, son complicadas, delicadas y difíciles, pero poniendo de nuestra parte, buscando de Dios en oración y recordando no responder de mala manera, podremos llevarlas en armonía.

 

 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Oración de cada día

“No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también.  Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.” Filipenses 4:6-7 NVI

En un mundo de muchos afanes, el rol de los padres se vuelve cada más difícil, proveer para las necesidades familiares, la educación de los hijos, pagar los gastos de la vivienda etc. Cuando las cosas no salen como hubiéramos querido, esto puede influenciar negativamente en nuestro carácter, afectando de tal manera a nuestro entorno.

Pero es importante que en estos momentos recordemos que podemos dejar delante de Dios toda carga, el cansancio y la frustración por las cosas de la vida que no salieron como queríamos. Podemos entregar sentimientos de preocupación o incertidumbre con la confianza de que Dios tiene cuidado de nosotros.

¿Te sientes agotado, frustrado o enojado? Lleva ante el Señor toda tu carga, su promesa dice que no dejará para siempre caído al justo.  (Salmos 55:22).

Por  Cristhian Castillo 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

La oración de fe

“ella con amargura de alma oró a Jehová, y lloró abundantemente. E hizo voto, diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza.” (1 Samuel 1: 10-11 RV60)

Ana era la esposa de Elcana, ella no podía tener hijos y se desesperó porque Penina que era la segunda esposa de su marido, podía tenerlos. Tras un buen tiempo sufriendo las burlas de su adversaria y de sentirse mal por su situación, ella fue al templo a orar.

Ana se acercó a Dios de todo corazón y le pidió que le diera un hijo e hizo un voto: al tenerlo lo dedicaría a Jehová para que lo sirviera y no pasaría navaja sobre su cabeza. Cuando ella clamaba al Señor  llamó la atención de Elí, el sacerdote del templo que creyó que Ana estaba ebria porque sólo movía sus labios, aunque hablaba en su corazón.

“Elí respondió y dijo: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho.” (1 Samuel 1:17 RV60)

La oración de fe que está dentro de la voluntad de Dios tiene respuesta, Ana quedó embarazada y tuvo un hijo, ella pudo ver la fidelidad del Señor en su vida.

“Aconteció que al cumplirse el tiempo, después de haber concebido Ana, dio a luz un hijo, y le puso por nombre Samuel, diciendo: Por cuanto lo pedí a Jehová.” (1 Samuel 1:20 RV60)

Ana cumplió el voto que hizo  y llevó al niño  al templo, dejándolo a cargo de Elí, quien le iba a enseñar lo necesario en el servicio

“Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que le pedí. Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová. Y adoró allí a Jehová.” (1 Samuel 1:27-28 RV60)

¿Tienes fe cuando oras?

Por Carlos E. Encinas

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué hay detrás de un ≪NO≫?

Por lo general, la palabra ≪no≫ establece un límite y nos impide lograr aquello que deseamos. Su connotación negativa puede convertirse en una piedra de tropiezo en diversos aspectos de la vida. Pero, ¿eso se da todo el tiempo?

En el siguiente vídeo, Lisa López, creadora de escritoradecorazon.com, explica cómo la palabra ≪no≫ nos encadena y hace que tengamos una cosmovisión diferente y más pesimista de la realidad. Pero, por otra parte, también comenta cómo esta palabra puede tener un significado completamente distinto y ayudarnos a ver la vida de la manera que Dios quiere.

¿En la silla de espera?

“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica…”

Efesios 6:18 (RVR1960)

¿Cuántas veces te ha tocado estar en la silla de espera? Aparentemente oras cada día, pero aún no ves resultados y humanamente tus fuerzas se terminaron y hasta has pensado en rendirte. ¿Crees que es la mejor salida? ¿Estás seguro que Dios dejará sin respuesta a tu necesidad? Si te encuentras en esta situación, permíteme mencionarte que Dios no abandona a sus hijos en medio de la prueba, porque juntamente con ello Él nos dará una salida.

Te animo a perseverar en oración, lo cual no quiere decir que te quedes esperando de brazos cruzados cómo Dios obra, sino que seas constante en tus oraciones, y que actúes creyendo en el cumplimiento de su promesa, porque será en esos tiempos donde recibirás fortaleza de lo alto, las cuales te ayudarán a pasar pruebas venideras, porque la victoria que obtengas en el lugar secreto te dará la victoria en tu campo de batalla. Así que ¡no te rindas y persevera!


Por Ruth Mamani



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Esta es la razón por la que Dios no te habla

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

De madrugada

“Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.” Marcos 1:35.

Sabemos que podemos acercarnos a Dios con toda confianza y hablar con Él a cualquier hora del día. Pero conversar con el Señor por la mañana es algo muy especial, porque es una forma de mostrarle que nuestra prioridad es Él. Jesús dijo: “Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.” Mateo 6:33 (NTV)

Nuestro Señor Jesucristo se levantaba muy de mañana para hablar con su Padre y no había nada más importante para Jesús que pasar tiempos en oración. Él sabía que no era fácil vivir en un mundo lleno de pecado, por eso antes de iniciar su día, se fortalecía en el Señor y el poder de su fuerza.

Jesús, aun siendo Dios, atravesó por las mismas situaciones humanas pero Él no fallaba en su comunión personal con su Padre y como resultado venció a todas las adversidades que se le presentaban.

Efesios 5:1-2, dice: “Por lo tanto, imiten a Dios en todo lo que hagan porque ustedes son sus hijos queridos. Vivan una vida llena de amor, siguiendo el ejemplo de Cristo.”

¿Cómo está tu relación personal con Dios? ¿Pasas tiempos con tu Padre Celestial antes de iniciar tu día?  Si has dejado de hablar con Dios por las mañanas o nunca lo has hecho, puedes empezar hoy diciendo:

“Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.” Salmo 5:3.

“Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas.” Salmo 63.1.

Dios está dispuesto a escucharte y ayudarte este día. No dejes de hablar con Él.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Un buen ayuno!

“Tú, cuando ayunes, lávate la cara y arréglate bien, para que la gente no note que estás ayunando. Solamente lo notará tu Padre, que está en lo oculto, y tu Padre que ve en lo oculto te dará tu recompensa.” Mateo 6:17-18 (DHH).

El ayuno consiste en privarse por algún tiempo de algo que nos gusta, para enfocarnos en la oración y en la búsqueda de la presencia de Dios. Generalmente se lo asocia con no comer, pero también en este tiempo se ve mucho los ayunos tecnológicos, que consisten en privarse de ver televisión o de pasar tiempo en redes sociales. El ayuno no debe ser una carga para nosotros, ni debemos pregonar que estamos ayunando. Por el contrario debemos disfrutar ese tiempo para tener una comunión profunda con Dios con una actitud humilde y gozosa. Sin embargo la oración y la lectura bíblica deben estar ligadas al ayuno de manera que nuestros corazones sean más parecidos al del Señor y Él que nos observa sabrá como recompensarnos conforme a su buena voluntad.

¿Cuándo ayunas te gozas o te afliges?

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Elévate!

Viajando de Edimburgo a Londres un hombre vio cierta catedral; se inclinó para poder contemplarla mejor pero ese momento la ventanilla del tren quedó obstruida por edificios y trenes de carga. Eran cosas útiles y no malas las que le taparon la vista y no le permitieron ver esa obra arquitectónica.

Muchas tentaciones nos vencen porque aparentemente no hay nada malo en ellas. Suena el teléfono o nos llegan mensajes de WhatsApp y se nos va el tiempo conversando de cosas banales. Se nos van las horas navegando en internet, publicando en redes sociales  o le dedicamos más tiempo del debido a hacer nuestras compras o a ver series de televisión. Cuando termina el día no hemos cometido ningún pecado grave, pero tampoco hemos pasado cinco minutos orando o meditando en la Palabra de Dios; simplemente no hicimos nada que nos edifique.

En cualquier situación, con un poquito de esfuerzo podemos colocarnos en posición ventajosa para contemplar sin estorbos un paisaje o un gran edificio; es decir, esforzándonos un poco también podemos levantarnos por encima de los sucesos ordinarios y contemplar sin impedimento la gloria de Dios.

No dejes que el día a día, la rutina, las cosas banales, te roben tiempo para estar con Dios. Solamente cuando lo buscamos en oración y meditamos en su palabra tenemos las fuerzas para enfrentar los problemas de cada día, para tomar decisiones sabias y poder avanzar en nuestro propósito de vida.

“No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto” Romanos 12:2 (DHH)

Si tu conducta y decisiones van a estar regidas por lo que te dicen lo demás o lo que encuentras en redes sociales o noticieros, nunca llegarás a ser aquello que Dios tiene planeado para tu vida. No te conduzcas de acuerdo a lo que está de moda o todos hacen, busca siempre conocer más al Señor, sus planes son perfectos.

Elévate, busca más de Dios y podrás tener una vida extraordinaria, alcanzarás los sueños que Dios ha puesto en ti.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

No te sientes a esperar

El “Watchman examiner” cuenta que en uno de los viajes del evangelista Moody a través del Atlántico, se prendió fuego en el barco. Los pasajeros empezaron a hacer una cadena para apagar el fuego.
Un amigo de Moody le dijo:
– Señor Moody, vámonos al otro lado del barco y pongámonos en oración.
El sensato evangelista replicó:
– No, señor; nos pondremos aquí en la fila y oraremos mientras pasamos los cubos con agua.
La oración es sin dudas el recurso más eficaz para enfrentar cualquier problema que tengamos; sin embargo, de nada sirve que nos sentemos a esperar de brazos cruzados a que llegue la respuesta.
Dios no dejará una sola oración sin responder pero también desea que hagamos nuestra parte, que seamos diligentes, que con fe tomemos acciones y Él irá abriendo puertas, poniendo a las personas indicadas en nuestro camino y bendecirá lo que hacemos si le entregamos a él nuestras cargas en oración.
En Proverbios 13:4 dice: “Los perezosos ambicionan mucho y obtienen poco, pero los que trabajan con esmero prosperarán” (NTV) Y esto no sólo se aplica al área económica, sino a todo. El sentarnos a desear que las cosas cambien no hará que eso suceda, se necesita acción.
Si tienes problemas familiares no esperes sentado a que desaparezcan, habla con tu familia y pide perdón o perdona. Si tus problemas son económicos, pide a Dios que te guíe, busca un trabajo o emprende algo nuevo, ¿cuáles son tus talentos? Si enfrentas una enfermedad sin duda alguna Dios puede sanarte, pero tú también debes cuidar tu cuerpo y ser responsable con tus hábitos y las cosas que consumes.
La oración y la acción van juntas, no te sientes a esperar a que las cosas cambien, sé parte activa de la solución.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Misiones y la oración

“Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,” Juan 17:20 (RVR1960).

En este pasaje Jesús orando al Padre pide por sus discípulos, a quienes encomendó llevar el mensaje de salvación a las naciones, y también por quienes creerán en Él.

Hoy conocemos esta actividad como misiones; entonces podemos ver que Cristo no sólo instruyó llevar el evangelio, sino que también intercede en oración para que este mensaje sea creído.

Sigamos su ejemplo e incluyamos en nuestras oraciones a misiones, llevemos en nuestro corazón a aquellas personas que dejaron muchas cosas atrás por amor a Cristo y al evangelio, recordemos que su batalla no es fácil, por lo que necesitan del respaldo de nuestras oraciones.

Por Cesia Serna

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Resistir las pruebas

“No se duerman; oren para que puedan resistir la prueba que se acerca. Ustedes están dispuestos a hacer lo bueno, pero no pueden hacerlo con sus propias fuerzas.»” Mateo 26:41 (TLA).

Así como tenemos necesidades físicas en nuestra vida, tales como de alimento, la salud o el descanso, también tenemos necesidades de carácter espiritual, las cuales no debemos descuidar. Entre estas, es importante llevar una vida de oración.

Pero no significa que orar sea algo fácil, pues el agotamiento físico, el desánimo, los afanes incluso el pecado, pueden convertirse en obstáculos para tener una comunión plena con Dios. Sin embargo una decisión firme de buscar al Señor constantemente en oración nos ayudará a vencer las pruebas y las tentaciones diarias que podamos enfrentar.

Por lo cual, crear el hábito de orar a diario, es realmente beneficioso para nuestra vida espiritual.

¿Estás enfrentando tus dificultades con una vida diaria de oración?

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend