Cada vez que Jesús se dirigía a Dios en oración, ¿cómo lo llamaba?

Cada vez que Jesús se dirigía a Dios en oración, ¿cómo lo llamaba?

Jesús hizo énfasis en la oración y hasta nos dejó un ejemplo de cómo orar para dirigirnos a Dios. Pero más que insistirnos en la comunicación con el Padre, Él nos enseñó a través de sus acciones lo importante que es hablar con Dios.

La Biblia nos dice que Jesús es Dios, y siendo así, podemos pensar que no tenía la necesidad de orar. Sin embargo, vemos que en ningún momento Él descuidó esta práctica, sino que la cultivó y enseñó a otros al respecto. Su forma de orar nos muestra cómo se relacionaba con Dios y su actitud al pedir.

Según la Biblia, ¿cuántas veces oró Jesús?

Aunque quisiéramos tener un registro detallado de lo que hizo Jesús en su tiempo en la tierra, solo tenemos algunas escenas de su vida que quedaron en los Evangelios. Por esta razón, no tenemos un número exacto de las veces que Jesús oró; pero podemos tener la seguridad de que fueron más. Las que aparecen en la Biblia son las siguientes.

Después de su bautismo

Cuando Juan terminó de bautizar a todos, Jesús vino y también se bautizó. Mientras Jesús oraba, el cielo se abrió y el Espíritu Santo bajó sobre él en forma de paloma. Luego se oyó una voz que desde el cielo decía: «Tú eres mi Hijo, a quien quiero mucho. Estoy muy contento contigo.»

Lucas 3:21-22 (TLA)
Antes de ir a Galilea

Muy de mañana, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó y se fue a un lugar apartado para orar.

Marcos 1:35 (RVC)
Orar era parte de su vida cotidiana

A menudo Jesús se retiraba a lugares donde podía estar solo para orar.

Lucas 5:16 (PDT)
Antes de elegir a sus discípulos

En aquellos días, Jesús subió a una montaña para orar. Allí pasó toda la noche hablando con Dios. Al día siguiente, llamó a sus seguidores y eligió a doce de ellos. A estos doce Jesús los llamó apóstoles.

Lucas 6:12-13 (TLA)
Después de hablar con la gente

En ese momento, Jesús se dirigió a Dios y le dijo:

«¡Padre, tú gobiernas en el cielo y en la tierra! Te doy gracias porque no mostraste estas cosas a los que saben mucho y son sabios, sino que las mostraste a los niños. Y todo, Padre, porque tú así lo has querido.»

Mateo 11:25-26 (TLA)
Antes de alimentar a los 5 mil

Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud.

Mateo 14:19 (RVR1960)

También aparece en Marcos 6:41, Lucas 9:16 y Juan 6:11.

Antes de caminar sobre las aguas

Después de despedir a la gente, subió a las colinas para orar a solas. Mientras estaba allí solo, cayó la noche.

Mateo 14:22-23 (NTV)

También aparece en Marcos 6:46 y Juan 6:15.

Antes de alimentar a los 4 mil

Entonces Jesús le dijo a la gente que se sentara en el suelo. Luego tomó los siete panes, dio gracias a Dios por ellos, los partió en trozos y se los dio a sus discípulos, quienes repartieron el pan entre la multitud. También encontraron unos pescaditos, así que Jesús los bendijo y pidió a sus discípulos que los repartieran.

Marcos 8:6-7 (NTV)

También aparece en Mateo 15:36.

Antes de preguntar a sus discípulos quién creían que era Él

En una ocasión en que Jesús se había retirado para orar a solas, los discípulos fueron a reunirse con él. Jesús, entonces, les preguntó:
— ¿Quién dice la gente que soy yo?

Lucas 9:18 (BLPH)
En la transfiguración

Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar. Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente. Y he aquí dos varones que hablaban con él, los cuales eran Moisés y Elías.

Lucas 9:28-30 (RVR1960)
Después del regreso de los 72 discípulos

En esa misma ocasión, Jesús se llenó del gozo del Espíritu Santo y dijo: «Oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, gracias por esconder estas cosas de los que se creen sabios e inteligentes y por revelárselas a los que son como niños. Sí, Padre, te agradó hacerlo de esa manera.

Lucas 10:21 (NTV)
Antes de enseñarles a sus discípulos a orar

Una vez, Jesús estaba orando en cierto lugar. Cuando terminó, uno de sus discípulos se le acercó y le dijo:

—Señor, enséñanos a orar, así como Juan les enseñó a sus discípulos.

Lucas 11:1 (NTV)
Antes de resucitar a Lázaro

La gente quitó la piedra de la entrada. Luego, Jesús miró al cielo y dijo:

«Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Yo sé que siempre me escuchas, pero lo digo por el bien de todos los que están aquí, para que crean que tú me enviaste.»

Juan 11:41-42 (TLA)
Cuando bendijo a los niños

Cierto día, algunos padres llevaron a sus niños a Jesús para que pusiera sus manos sobre ellos y orara por ellos. Pero los discípulos regañaron a los padres por molestar a Jesús.

Pero Jesús les dijo: «Dejen que los niños vengan a mí. ¡No los detengan! Pues el reino del cielo pertenece a los que son como estos niños». Entonces les puso las manos sobre la cabeza y los bendijo antes de irse.

Mateo 19:13-15 (NTV)

También aparece en Marcos 10:13-16 y Lucas 18:15-17.

Cuando anunció su muerte

«Ahora mi alma está muy entristecida. ¿Acaso debería orar: “Padre, sálvame de esta hora”? ¡Pero esa es precisamente la razón por la que vine! Padre, glorifica tu nombre».

Entonces habló una voz del cielo: «Ya he glorificado mi nombre y lo haré otra vez». Al oír la voz, algunos de la multitud pensaron que era un trueno, mientras que otros decían que un ángel le había hablado.

Juan 12:27-29 (NTV)
En la última cena

Mientras comían, Jesús tomó el pan, dio gracias a Dios, lo partió, se lo dio a sus seguidores y dijo:
—Tomen este pan y coman, este es mi cuerpo.

Mateo 26:26 (PDT)

También aparece en Marcos 14:22-23 y Lucas 22:19.

Antes de anunciarle a Pedro que le negaría

¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha pedido sacudirlos a ustedes como un campesino sacude la paja de los granos de trigo. Pero he orado para que no pierdas tu fe. Cuando vuelvas a mí, ayuda a tus hermanos a ser más fuertes.

Lucas 22:31-32 (PDT)
Oración por sus seguidores

En Juan 17:1-26.

Antes de su arresto

Se alejó a una distancia como de un tiro de piedra, se arrodilló y oró: «Padre, si quieres, te pido que quites esta copa de sufrimiento de mí. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía». Entonces apareció un ángel del cielo y lo fortaleció. Oró con más fervor, y estaba en tal agonía de espíritu que su sudor caía a tierra como grandes gotas de sangre.

Lucas 22:41-44 (NTV)

También aparece en Mateo 26:36-46 y Marcos 14:32-42.

Mientras estaba crucificado

Poco después, Jesús dijo: «¡Padre, perdona a toda esta gente! ¡Ellos no saben lo que hacen!»

Lucas 23:34 (TLA)

A eso de las tres de la tarde, Jesús clamó en voz fuerte: «Eli, Eli, ¿lema sabactani?», que significa «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?»

Mateo 27:46 (NTV)

También aparece en Marcos 15:34.

Después Jesús gritó: «Padre, ¡encomiendo mi espíritu en tus manos!». Y con esas palabras dio su último suspiro.

Lucas 23:46 (NTV)
Después de su resurrección, al partir el pan

Luego, cuando se sentaron juntos a la mesa, Jesús tomó el pan, dio gracias a Dios, lo partió y se lo dio.

Lucas 24:30 (BLPH)
En la ascensión

Entonces Jesús los llevó a Betania, levantó sus manos al cielo y los bendijo. Mientras los bendecía, los dejó y fue levantado al cielo.

Lucas 24:50-51 (NTV)

Cuando Jesús oraba a Dios, ¿cómo lo llamaba?

Siempre que Jesús se dirigía a Dios en oración le llamaba «Padre». En varias oraciones, Jesús reconocía a Su Padre como Señor y Creador de todo; solo en una oportunidad se dirigió a Él como «Dios» y fue en la crucifixión (Mateo 27:46; Marcos 15:34).

Además, Jesús solía acercarse a Dios por medio de la oración a solas, y le llamaba en voz alta únicamente para el beneficio de quienes le rodeaban. Su práctica de la oración nos demuestra que se preocupaba por su relación con Su Padre y no descuidaba su estabilidad espiritual.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

No pierdas tu tiempo para ganar dinero

En ocasiones olvidamos el orden de nuestras prioridades y escogemos perder el tiempo para ganar dinero, ¿te ha pasado?

Cómo debe ser un padre, según la Biblia

La Biblia nos dice cómo debe ser un padre con sus hijos y cómo su rol de papá impacta la vida de toda una generación.

¿Sabes qué pedir?

Cuando oras, ¿sabes qué pedir? ¿sabes qué te conviene? A veces no recibimos la respuesta que esperamos porque no pedimos sabiamente.

Tiempo de lectura:

5 minutes

Autor

Comentarios

Topic

Likes

0

Deja un comentario