Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Jesús nos dejó al Espíritu Santo para que nos enseñe y nos recuerde las enseñanzas de Jesús (Juan 14:26); y una vez que lo recibimos, demostramos que lo tenemos a través de cambios en nuestra conducta y nuestra relación con los demás.

La lista de los frutos del Espíritu Santo se encuentra en Gálatas 5:22-23. Unos versículos antes dice que debemos obedecer al Espíritu de Dios porque solo entonces no desearemos hacer lo malo. Es decir, el pecado no será un tentación para nosotros porque no ese deseo de cometerlos; en lugar de ello nos regocijaremos en las cosas buenas que Dios tiene que ofrecernos.

¿Cuáles son los frutos del Espíritu Santo?

Cuáles son los 9 frutos del Espíritu Santo

1. Amor

El primer fruto del Espíritu Santo es el amor; y no debe sorprendernos porque Dios mismo es amor. Él no solo ama sino que toda su naturaleza, su ser completo es amor. Esto significa que si hemos recibido a Jesús debemos mostrar ese amor que Dios pone en nuestros corazones. Es más, la Biblia dice que «el que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor» (1 Juan 4:8 RVR1960); lo cual significa que no podemos afirmar que amamos a Dios si no demostramos amor por la gente que nos rodea (1 Juan 4:20).

Dios nos ama a todos por igual, sin importar lo que hemos hecho, y por ello envió a Jesús a salvarnos (Juan 3:16-17); y con esa clase de amor debemos amar a los demás. Si bien es cierto que a veces puede resultarnos difícil, tenemos al Espíritu Santo que nos ayuda a mostrar ese amor.

2. Alegría

La alegría o gozo como fruto del Espíritu Santo no quiere decir sonreír todos siempre y no tener días de tristeza. Es más, a menudo el gozo está ligado con los problemas (Santiago 1:2-4). Y es que la alegría a la que se refiere la Biblia está ligada a la esperanza.

Hay pasajes como Romanos 15:13 que nos muestran que Dios nos da la capacidad de tener alegría incluso cuando lo que nos rodea parece negativo, y esto se debe a que nuestro gozo no depende de las circunstancias, sino de nuestra fuente de esperanza: Jesús.

3. Paz

Jesús nos dejó un regalo que sobrepasa el miedo: paz. En Juan 14:27 encontramos que la paz que Jesús nos da es diferente a la sensación de tranquilidad temporal que podemos sentir; la paz de Jesús «supera todo lo que podemos entender» y «cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús» (Filipenses 4:7 NTV). Sin importar lo que suceda, la paz es un fruto del Espíritu Santo que nos lleva a estar aferrados de Dios.

4. Paciencia

La paciencia se refiere a tener el control de nuestras acciones frente a las circunstancias. Hay muchos momentos en los que Dios no actúa como queremos o nos pide que esperemos el tiempo que Él considera adecuado. Es entonces cuando tenemos que ejercer la paciencia que solo viene como fruto del Espíritu Santo.

5. Amabilidad

Ser amable no es tener buenos modales (aunque sí es bueno practicarlos). En la versión más famosa de la Biblia en español, la Reina-Valera de 1960, se usa el término benignidad; pero en otras versiones se traduce como «vivir en paz con todos» y «gentileza». Cualquier persona puede tratar bien a sus semejantes; mas el Espíritu Santo nos da la capacidad de ser amables con aquellas personas que nos ofenden y hacen mal. Esa es una cualidad que nadie más puede ofrecer.

6. Bondad

Ser bondadosos es hacer el bien en toda oportunidad, esto incluye los momentos en los que no sentimos hacerlo. El Espíritu Santo nos lleva a actuar con bondad porque ya es parte de nosotros, y no porque nuestra motivación esté basada en nuestros sentimientos pasajeros.

7. Fe

La fe es un ingrediente esencial en la vida del cristiano; y solo podemos tener fe si Dios nos la da. Este fruto del Espíritu Santo nos conecta con Dios y nos ayuda a estar firmes cuando los problemas quieren abrumarnos.

¿Quieres aprender más sobre la fe? Entonces lee ¿Qué dice la Biblia acerca de la fe?

8. Humildad

El orgullo es una de las cosas que Dios detesta más, por lo que el Espíritu Santo nos ayuda a ser humildes en todo tiempo. Cuando la soberbia y la vanidad quieren tocar nuestro corazón, el Espíritu nos mantiene alertas y nos recuerda que solo Dios tiene toda honra y gloria.

9. Dominio propio

El Espíritu Santo es como un freno que nos impide hacer cosas malas. Nos instruye para que no actuemos en base a nuestros malos deseos y nos recuerda las cosas buenas que Dios tiene para ofrecernos. Este dominio propio impide que nos alejemos de Dios y cometamos actos de los cuales nos arrepentimos después.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

4
9
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta