Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El primer día del resto de nuestras vidas es una frase que se atribuye a Stanislav Grof, psiquiatra checo, considerado uno de los fundadores de la psicología transpersonal. Es una idea bella, por cierto, y ha sido llevada al cine y a las canciones. Circula profusamente en los sitios de citas de autores famosos.

Anoche terminamos el período de clases virtuales con un grupo de estudiantes de Bolivia y Chile. Repasamos los ocho meses de encuentros sabatinos y exploramos lo que se viene por delante.

En cierto modo, era para nosotros el primer día del resto de nuestras vidas. Algo nuevo se abre para ellos y para mí; significa la renovación de la esperanza en las nuevas generaciones.

El día anterior a eso, vivimos nuestra última jornada en la Oficina de Afiliadas de CVCLAVOZ. Vivimos experiencias inolvidables e hicimos nuestra contribución a la visión y misión de CVGlobal. Nuevas orientaciones y objetivos modificados aconsejaban finalizar nuestra tarea. Para nosotros, nuevos caminos, nuevos proyectos, otras esperanzas…

Qué nos espera el primer día del resto de nuestras vidas

No podemos estar seguros de nada. Todos alguna vez hemos enfrentado el fin de algo: familia, trabajo, amigos, lugares. Nos encontramos en una ruta vital en la que cualquier giro inesperado nos puede dejar, como dicen en Argentina, “en pampa y la vía”.

El suelo, que parecía tan firme bajo nuestros pies, desaparece y caemos sin saber cuán profundo será el descenso. Pero siempre llegamos a algo. Siempre hay un momento en que recuperamos el sentido y lo único que podemos hacer es intentarlo todo de nuevo.

Si hemos aprendido lecciones en la vida, si sabemos lo que es vivir a la intemperie y no morir de desesperación, ese mismo día puede ser el primer día del resto de nuestras vidas.

Alguna audiencia sensible se preguntará por qué no digo algo como “Dios está en control” o “Descanso en su plan”. Eso está claro, por eso no veo por qué hay que repetirlo tanto si es así.

Ni mucha filosofía ni mucha planificación

No hay mucha filosofía aquí. Es simple. Nos acostumbrados a todo. Y, al mismo tiempo, podemos reinventarnos y resurgir en otro espacio, en otro ambiente, en otro mundo. Sólo depende de cuán creativos seamos. De cuánto creamos en nosotros mismos. Y de cuál es el significado de nuestra fe en Dios.

A veces nos limita el peso de pasado. Le atribuimos demasiada importancia. Dejamos que determine nuestro presente. Y las más de las veces, suele hacerlo mal. Tal vez haya que hacer un esfuerzo para comprender que el presente es lo único que tenemos. Sé que suena como título de canción o mensaje de red social. Pero es verdad.

Recuerdo que muchas veces en mi vida no tuve un plan. Sólo sabía que tenía que empujar hacia adelante, persistir, no abandonar. Al mirar atrás, parecía que había seguido una hoja de ruta, pero había sido solo andar, andar y andar.

Así que, supongo que es la hora de repetir el proceso y pensar que éste es el primer día del resto de nuestras vidas.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
5
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta