Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

El sedentarismo o la inactividad física traen consecuencias muy negativas para nuestra salud. Aparte del aumento de peso corporal, que nos llevan a la obesidad, disminuyen todas nuestras habilidades e incluso la capacidad de reacción.

No estamos hablando solo de personas mayores. Los chicos que se sumergen en sus computadoras todo el día, sea investigando o sea entretenidos en video juegos, también sufren las consecuencias. Disminuye su elasticidad y movilidad articular, ya que son consecuencias de la inactividad.

Al aumentar el peso por la inactividad, generamos un terreno propicio como consecuencia para enfermedades del corazón que incluyen enfermedad coronaria, infarto y la presión alta. Esta, nos trae como consecuencia la posibilidad de un infarto cerebral o accidente cerebro vascular.

Cuando escogemos un estilo de vida inactivo y decidimos estar tres días libres acostados viendo una serie de televisión, nos podemos mal acostumbrar. Son consecuencias, quemamos menos calorías, perdemos masa muscular por la inactividad, nuestros huesos se debilitan y afectamos la circulación.

Otros problemas relacionados a la inactividad

Al estar con muy poco movimiento es posible que se desarrolle inflamación en el cuerpo. Probablemente al estar inactivos, podemos tener una dieta alta en sales y grasas o comida chatarra. Todo esto puede llegar a desarrollar un desequilibrio hormonal que no trae sino malas consecuencias por la inactividad.

Cuanto más sedentarios nos hagamos, es mayor el riesgo para nuestra salud, de hecho aumentamos el riesgo de muerte prematura. Nos aumenta el colesterol, hay más probabilidades de sufrir de diabetes, osteoporosis y pueden aumentar los sentimientos de depresión.

Definitivamente es mucho más saludable mantenernos activos. Si vemos televisión, pongamos un límite de tiempo y mientras la vemos, hagamos movimientos con nuestras extremidades. Estirando brazos y piernas y moviéndolos, vencemos la inactividad y sus consecuencias. Somos proactivos al no estar totalmente inmóviles.

Si pones como excusa el clima para hacer un poco de ejercicios, hay muchas actividades que puedes hacer dentro de tu casa. Puedes poner música y bailar al ritmo de esta. Vence las consecuencias de la inactividad. Puedes, si tienes escaleras, tomar tiempos determinados para subirlas al menos diez veces por día.

Hay bicicletas estáticas que pueden poner delante del televisor y usarla mientras miras una película o serie. Tener a la mano unas pesas ligeras o unas bandas elásticas de hacer ejercicios son algo más que puedes hacer aun viendo un programa en la tele. Es una manera efectiva de luchar con las consecuencias de la inactividad.

Dios nos ha dado un cuerpo que puede reparar muchas deficiencias, pero no la falta de actividad. Propongámonos ser más activos para vivir más años en buena salud. Tomemos siempre las escaleras en lugar de los ascensores y caminemos a los lugares donde tengamos que ir.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta