Por Silvana Armentano Pérez (Lic. en Teología y Música)

Muchas veces nos preguntamos como podemos desarrollar conductas en nuestros hijos para que sean exitosos en la vida.  Encontré a través del autismo muchas repuestas.

Cuando enseñamos a nuestros hijos a empezar y terminar una actividad estamos desarrollando personas de éxito.  Algo tan simple como empezar un rompecabezas y terminarlo pudiese en el futuro en convertirse en un hábito de éxito. Vemos en estos tiempos que cada vez es más difícil motivar a nuestros hijos a limpiar el área de juego o bien dejar su cuarto ordenado.

Mis amigos, cuando enseñamos estas conductas desde temperaba edad, desde infantes estamos ayudando a nuestros hijos a ser exitosos en la vida.

Al completar una tarea, entonces recibimos varios premios.  A nadie le gusta llegar a una casa sucia y desordenada. Cuando enseñamos a nuestros hijos que vale la pena terminar lo que empecé, entonces en el futuro no abandonarán la escuela o un proyecto sino que saben que se premio viene al final, cuando se termina.

Todo tiene un principio y un final, y ese final se convierte en un nuevo comienzo. Cuando dejamos las cosas a media entonces no hay nuevos comienzos, solo mas problemas para resolver.   Vemos que en la Biblia, Dios todo lo que empezó, también lo termino. Y al terminar se regocijó de lo que había hecho.

Las actividades sin terminar generan una conducta de rebeldía y de vagancia.  Por el contrario, cuando terminamos generamos conductas de responsabilidad y éxito.  El éxito no es una casualidad, son metas logradas y terminadas una atrás de la otra.  Este concepto de trabajar por un premio o por un tiempo libre es fabuloso.

Aquí algunas sugerencias para niños pequeños:

  • Enseñar. Terminar algo juntos.
  • Hacer una lista de pequeñas actividades donde el niño puede revisar y mostrarle al progenitor que terminó la actividad.
  • El Progenitor festeje exageradamente el éxito del niño y permítale obtener un pequeño premio por cada logro.
  • Recuerde usar solo palabras positivas para animarlo a terminar y festejar su pequeño éxito.
Te interesa:  Nunca te apartes de la palabra de Dios

Al principio será el progenitor firme y dulce a la vez hasta que el niño complete la misma actividad por 21 días consecutivos. Luego de estos 21 días de entrenamiento el niño lo hará automáticamente. En ese momento puede agregar más actividades o incrementar la dificultad de las mismas de acuerdo la capacidad del niño.

Organizar el tiempo muerto de los niños es indispensable para lograr conductas de éxito y responsabilidad. Se aconseja esta actividad desde la edad temprana de un año. Todas las conductas positivas deben de ser implementadas en casa. Los mejores educadores son los padres.

No dejes esa responsabilidad a otros. Ocúpate de tus hijos en educarlas y fórmalos derechito y descansaras cuando sean mas grandes.  Recomiendo limitar el tiempo del televisor a media hora por día o extinguirlo por completo si es necesario. Los niños también pueden sentir soledad y depresión.

Por eso, manos a la obra. Termina hoy lo que ha comenzado y avanza.  Sigue las enseñanzas de Silvana Armentano cada martes en El Antivirus y a través de sus redes sociales en Facebook, Twitter e Instagram.  Si tienes algo que contarle de tu vida para su consejo escríbele: [email protected]

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

ARTICULOS RELACIONADOS

3 Comentarios

  1. Conductas positivas desde temprana edad para los niños,gracias valiosa información !!

  2. A veces lo más difícil es mantener nosotros la enseñanza (cada día hasta que aprendan) pero con la vista en la meta es más fácil.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.