Hemos llegado a otro aniversario desde que se hundió el Titanic. Muchos conocen la historia de este gran barco y cómo dos errores le costaron la vida de muchos pasajeros: el exceso de velocidad y la falta de botes salvavidas. También hay historias compartidas de aquellas víctimas que sobrevivieron. Resulta que una de esas víctimas era la hija de un pastor llamado John Harper. Si no te suena familiar, es porque muy pocos conocen su historia. 

Harper fue invitado a la iglesia Moody en Chicago para predicar a la congregación. Había pastoreado en las iglesias de Glasgow y Londres y era conocido por ser un predicador activo. Como dijo otro pastor local: ≪Era un gran predicador al aire libre y siempre podía captar audiencias grandes y agradecidas… Podía lidiar con [personas que interrumpían.] ≫ Además conocía la Biblia tan bien que le permitió combatir ataques de otros.

Harper viajó en el Titanic con su hermana y su hija de seis años en un viaje a Chicago. Cuando la nave se estrelló contra el iceberg, él tenía un objetivo: salvar las vidas de otros. Según los sobrevivientes, Harper les advirtió que se prepararan para la muerte cuando el barco se hundió. Evangelizó a todos los que pudo para salvar sus vidas eternas, al tiempo que llevó a su hija y su hermana a una balsa salvavidas para que pudieran tener la oportunidad de sobrevivir (y sobrevivieron). Él realmente vivió Mateo 16:25. Hubo dos informes durante el tiempo que Harper estaba en el agua helada. En uno le preguntó a un hombre si era salvo y cuando el hombre dijo que no, gritó: ≪¡Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo!≫ Otro dijo que antes de desaparecer en las aguas, lanzó su chaleco salvavidas a otra persona con las palabras: ≪¡Necesitas esto más que yo!≫ Cuatro años después de la crisis del Titanic, los sobrevivientes se reunieron y uno de ellos fue un hombre que se convirtió debido a John Harper.

Te interesa:  Preguntas que debes hacerte antes de cambiar de trabajo

Este hombre fue muy audaz y valiente para renunciar a su vida por extraños, siempre que existiera la posibilidad de que fueran salvados. Su historia inspira a quienes lo saben porque esa es nuestra misión aquí en la tierra: salvar las vidas de otros, ya sea que arriesguemos nuestras vidas o no.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

—Mize, D. W. (2012). As Titanic sank, he pleaded, ‘believe in the Lord Jesus’. Recuperado el 3 de abril de 2019, dehttp://www.bpnews.net/37601/as-titanic-sank-he-pleaded-believe-in-the-lord-jesus
—Lutzer, E. W. (2012). John Harper’s Last Convert. Recuperado el 3 de abril de 2019, de https://www.moodymedia.org/articles/sharing-gift-christmas-one-minute-you-die/

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.