El maquillaje es una herramienta que nos permite resaltar las mejores características de nuestra apariencia y disimular aquellas áreas con las cuales tenemos ciertos problemas. Aunque el maquillaje puede cubrir muchas de nuestras imperfecciones, en ocasiones no funciona tan bien como deseamos porque nuestra piel o cabello no están en buenas condiciones. Por tal motivo debemos cuidar la belleza desde el interior para que se refleje en el exterior. Esto no solo se aplica a lo que comemos y nuestros hábitos diarios, sino también a nuestra actitud y corazón. Para mejorar nuestra apariencia naturalmente, podemos poner en práctica lo siguiente:

1. Tomar agua.

Nuestro cuerpo necesita agua para funcionar mejor, por lo tanto debemos mantenernos hidratados todos los días. Ingerir agua ayuda a diferentes partes de nuestro cuerpo, pero también se refleja en nuestra piel. Una persona que consume mínimo dos litros de agua por día tiene una piel hidratada, más firme, sin arrugas, con menos manchas y sin bolsas debajo de los ojos. Esto funciona de igual manera para quienes tienen la piel seca, mixta o grasa.

2. Utilizar aceite de coco.

Una de las partes del rostro más resaltantes en una persona son los ojos. Especialmente las pestañas son las que hacen que una persona se vea más despierta y saludable. Para hacerlas crecer y que se vean más gruesas y firmes, la mejor receta es utilizar aceite de coco cada noche. Los resultados pueden verse a las dos semanas aproximadamente y varían de acuerdo a cada persona. Este aceite también funciona en el cabello pues lo nutre, le quita el frizz y lo hace ver más brillante y saludable. Se puede aplicar como máscara para el cabello por 20 minutos y después enjuagarse con el champú de preferencia; o también utilizar en poca cantidad como suero para estilizar el cabello.

3. Comer papa dulce (camote).

La papa dulce, conocido como batata dulce o camote en otros países, es rico en vitamina A, la cual ayuda al crecimiento del cabello y a nutrirlo. Aunque existen suplementos de vitamina A, la mejor manera es consumirlo de manera natural. Esto es para evitar exceso de esta vitamina, la cual podría ser tóxica en niveles altos, y también porque la ingesta de químicos no naturales tienen consecuencias con el tiempo. Si bien los efectos de la papa dulce en el cabello no son inmediatos, hay otras maneras en las cuales se puede utilizar. Por ejemplo, el agua  con que se hierve la papa dulce puede utilizarse como tónico para la piel. Asimismo, frotar una rodaja de papa dulce en las bolsas de los ojos ayuda considerablemente a su reducción.

Te interesa:  ¿Por qué Dios no me concede mi pareja ideal?

4. Dormir el tiempo adecuado.

El tiempo que se duerme influye mucho en la apariencia. No dormir las horas que se necesitan tiene consecuencias que pueden ser incluso fatales para la salud. De igual manera, la falta de sueño hace que una persona luzca cansada y que incluso aparente más edad de la que tiene. Es por ello que una buena noche de descanso también afecta a la apariencia.

5. No tocar las erupciones de acné.

El acné es probablemente uno de las afecciones a la piel más comunes. Y aunque sea tentador aplastarlos o tocarlos, lo mejor es no hacer nada y dejar que sanen por sí mismos. Nuestras manos tienen millones de bacterias debido a que están al contacto con todo el exterior, y si las utilizamos para tocar nuestro rostro, en lugar de atacar el problema, lo estaremos empeorando. Por eso es mejor consultar con un médico y seguir el tratamiento recomendado de acuerdo al tipo de acné que tenemos.

6. Protegerse del sol.

Los rayos solares son dañinos para nuestra piel. Se ha demostrado que éstos pueden ser la causa del cáncer a la piel y otras enfermedades cutáneas; por tal motivo debemos protegernos del sol. Es importante utilizar un protector solar todos los días, inclusive cuando es invierno y esté nublado, además de sombrero y gafas. Si se quiere tener un bronceado, es mejor acudir a un profesional para que nos recomiende el mejor tratamiento y no exponer nuestra piel por largos períodos de tiempo al sol.

7. Tener buena actitud.

Científicos han comprobado que sonreír hace que una persona sea más atractiva. Además, tener una buena actitud es beneficiosa para la salud en general. Es por ello que hace miles de años, el rey Salomón escribió que “No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres. Cuando se pierde el ánimo, todo el cuerpo se enferma” (Proverbios 17:22, TLA). Si tienes paz, amor y alegría en el corazón se verá reflejado en tu rostro; y no hay nada mejor que alguien que es bello por dentro y por fuera.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.