Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Divertimento en sol menor allegretto sostenuto con anima es un intento de sortear las exigencias de SEO y hacer un artículo literario porque es viernes.

  • Allegretto: moderadamente alegre, más lento que allegro.
  • Con anima: sentimiento.
  • Sostenuto: sostenido, alargado.

Así que hablamos de una nota moderadamente alegre, con sentimiento sostenido. Porque cada tanto, los viernes permiten indagar en áreas menos concretas del alma.

El artículo sobre el divorcio sobrepasó el nivel habitual de lecturas de este espacio. La audiencia aumentó porque tocamos el tema el jueves en Uno nunca sabe de CVCLAVOZ. Entonces, aquí cambia el tono…

Allegretto

Moderadamente alegre, porque no soy una persona de exultaciones inmoderadas. Tengo una resistencia orgánica a la risotada estentórea y el griterío. Pero no soy un tonto grave tampoco. Hay cosas que me alegran y entonces una tibia caricia alcanza a rozarme el alma.

El grato encuentro con las hijas y los nietos. Está el disfrute de costumbres antiguas como el pan y la sopa de pollo. Se disfruta el agradable fresco al caer la tarde de verano. Retorna uno por un tiempo a las formas del habla chilena, con una mezcla de giros argentinos, cosa que resulta divertida a mi gente.

Sigamos ahora desarrollando este antojadizo divertimento en Sol menor allegretto sostenuto con anima.

Con anima

Anima, ¿que sería? Es con sentimiento: “Lo que puede el sentimiento no lo ha podido el saber, ni el más sabio proceder, ni el más ancho pensamiento”, dice en una parte la canción “Volver a los diecisiete” de Violeta Parra.

Había un libro de cierto destacado escritor y consejero estadounidense que decía que no había que confiar en las emociones. Siempre me resistí a esa idea. No digo que todas las emociones sean inocuas. Hay algunas bastante peligrosas.

Pero el sentimiento y la emoción a veces nos guían mucho mejor que la razón y que el saber. Especialmente cuando las palabras no alcanzan. Cuando el dolor no tiene consuelo y la ausencia es más insoportable. Porque hay ciertas razones que no consuelan, por más correctas que sean. Son momentos sólo para el abrazo y el silencio solidario.

En sol menor

Solamente porque aquí el Quilpué, no importa cuánto calor haya habido en el día, en la tarde refresca. No hay esa humedad a veces ominosa de mi ciudad adoptiva, cuando no cede ni aún a las tres de la madrugada. El sol, entonces, viene a presentarse en un concierto moderado de nubes, viento y azules profundos.

Sostenuto

Eso. Permanente, pausado, sin estridencias. Respeto que a otra gente le agrade la multitud, la jarana y la celebración abundante. En mí, es sostenido el discreto encanto de las palabras, la caminata ligera y no muy lejos; es curioso que a casi todos mis amigos y amigas les encanta caminar rápido y lejos, así que los acompaño unas pocas cuadras, no más.

Sostenido es la seducción del libro, del café temprano en la mañana, el silencio de las primeras horas, el pensamiento.

Aquí, en modesto pago de su interés por esta columna, les dejo, inesperadamente, este divertimento en sol menor allegreto sostenuto con anima.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta