solteria Archives | CVCLAVOZ

All posts in “solteria”

4 cosas que debes aprender antes de tener pareja

Las personas que han estado casadas por un largo período de tiempo concuerdan en algo: el matrimonio es difícil. Y es que por más que existan talleres, conferencias y libros sobre el tema, nadie está realmente preparado para compartir su vida con otra persona. Esto es porque el matrimonio es la unión de dos personas que tienen cosas en común, pero que a la vez son completamente diferentes. Ambos crecieron en hogares distintos y no fueron formados de igual manera. Es lógico asumir que tarde o temprano tendrán peleas y discusiones.

Sin embargo, si bien nadie puede estar completamente listo para enfrentar todos los obstáculos que vendrán en el futuro, hay cosas que sí se puede hacer antes de casarse. Son hábitos y actitudes que no solo sirven para el matrimonio, sino para la vida.

Estas son algunas cosas que debes aprender antes de tener pareja:

1. Escuchar

Por lo general, los problemas se originan por la mala comunicación. Si una pareja no aprende a hablar y escuchar, podrían agrandar sus conflictos y herirse mutuamente. Ahora, existe una diferencia abismal entre oír y escuchar. A veces creemos que estamos escuchando, pero por ratos, nuestros pensamientos divagan hacia otros temas y nos hacen perder el hilo del diálogo. Escuchar quiere decir prestar atención, y cuando no estamos completamente concentrados en la conversación, la otra persona se da cuenta. (Para más información, leer ¿Cómo realmente escuchar a alguien?).

Una forma efectiva de prepararte para tener una pareja es escuchando a los demás. Esto se puede practicar con los familiares, amigos, compañeros, etc. Si eres bueno escuchando, las diferencias que tengas con tu pareja serán más sencillas de manejar. Con el tiempo incluso las discusiones les servirán para estar más unidos. (Para más información, leer ¿Muchas peleas = Pareja feliz?).

2. Madurar

Algunos piensan que sentarán cabeza cuando se casen, pero la madurez no viene automáticamente con el matrimonio. Hay casados que se comportan como niños y tienen una relación tóxica. Uno debe aprender a madurar antes de casarse para que cuando llegue ese momento, el proceso de madurez continúe. El matrimonio es un trabajo de equipo y si solo un cónyuge es maduro, será como un progenitor para su pareja.

3. No ser egoísta

El amor no se trata del yo, sino de la otra persona. Y aunque por naturaleza somos egoístas, tener una pareja requiere ciertos sacrificios personales. Esto no implica que irse al extremo y abandonar todo por alguien; sino que es priorizar la felicidad del otro.

Por ejemplo, en el matrimonio se comparte los bienes. Es decir, no existen ≪mis cosas≫ ni ≪tus cosas≫. Todo es de ambos. Y esto puede resultar un poco chocante porque la situación es opuesta en la soltería. Por esta razón, ser más amable y abnegado es una forma de prepararse para tener una pareja. Además, está científicamente comprobado que la amabilidad hace que las personas se vean más atractivas. Así que funciona tanto para atraer a la pareja como para mantenerla.

4. Administrar sabiamente tus finanzas

El dinero es una de las razones más frecuentes de divorcio. Dos personas que no saben administrar sus finanzas durante su soltería tampoco lo sabrán hacer de casadas. La independencia que hay en la soltería es el momento ideal para aprender a manejar los ingresos. No existen excusas válidas para postergar esto porque es una parte vital de la formación del carácter.

Asimismo, el aprendizaje en esta área servirá para prevenir deudas a largo plazo. Algunos matrimonios recién casados viven pagando las deudas que contrajeron cuando eran solteros. Con el paso del tiempo, las deudas y los problemas crecen y la pareja puede terminar divorciándose. Para prevenir esta situación, una de las cosas que debes aprender antes de tener pareja es a administrar sabiamente tu economía.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

5 ventajas de la soltería

Cada etapa de la vida tiene sus ventajas, y la soltería no es la excepción. A lo largo de los años, los científicos han logrado establecer que los solteros gozan de beneficios que los que están en una relación sentimental no pueden. Quizá algunos de los mencionados en la lista no se apliquen a todos como regla obligatoria, pero se da en los solteros en general. Estas son algunas ventajas de la soltería:

1 Mantener un peso saludable
Un artículo1 publicado en la Journal of Marriage and Family sostiene que las personas que están solteras se ejercitan más que aquellas que están divorciadas, casadas y viudas. Esto demuestra que los solteros tienen un peso más saludable y mantienen su figura. Otro estudio2 realizado por la Universidad de Basel en Suiza y el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano en Alemania, encontró que las parejas casadas tienen mejores hábitos alimenticios que los solteros. Sin embargo, hacen menos ejercicio y, por lo tanto, su peso es mayor. Por otra parte, un estudio demostró que las parejas tienden a engordar conforme su relación avanza. (Para más información, leer: ¿Las parejas felices suben de peso?)

2 Conservar las amistades
Según las estadísticas, una persona pierde por lo menos tres amigos cuando tiene una relación amorosa. Pero otra investigación3 demostró que ≪es más probable que las personas solteras se mantengan en contacto, brinden ayuda y reciban ayuda de sus padres, hermanos, vecinos y amigos que los casados.≫ Esto es porque estar soltero incrementa las conexiones sociales. Los estudiosos por eso recomiendan que en lugar de presionar a los solteros para que se casen, la sociedad debería ≪reconocer que las personas solteras tienen una mayor participación con la comunidad en general.≫

3 Se tiene menos deudas y estrés financiero
Se ha comprobado que tener una pareja incrementa los gastos. Esto se debe a que se debe pagar las citas, regalos y demás. (Para más información, leer: Datos que no sabías sobre el 14 de febrero). Además, cuando llega el matrimonio se adquieren nuevas responsabilidades financieras y esto genera estrés. Un estudio4 demostró que las personas casadas tienen más deudas que las solteras. En cambio, los solteros tienen mayor libertad de disponer de sus ingresos y tener menos cargas económicas.

4 Crecimiento personal
Los solteros pueden invertir mejor en sí mismos y desarrollar sus habilidades. Un artículo5 publicado en la Journal of Family Issues afirma que los solteros son mejores en cuanto a la autonomía y el crecimiento personal. Es decir, que los solteros tienen mejores oportunidades de utilizar su tiempo y emplearlo en algo que necesitan perfeccionar o mejorar.

5 Autosuficiencia
Otra ventaja de la soltería yace en la salud mental. De acuerdo a una investigación6, los solteros pueden resolver mejor sus problemas. ≪Para las personas que siempre han sido solteras, cuanto más autosuficientes son, menos probabilidades tienen de tener sentimientos negativos.≫ Por otro lado, se vio que sucede lo opuesto con los casados: cuanto más les gusta tratar con las cosas por su cuenta, más probable es que tengan sentimientos negativos.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Nomaguchi, K., & Bianchi, S. (2004). Exercise Time: Gender Differences in the Effects of Marriage, Parenthood, and Employment. Journal Of Marriage And Family66(2), 413-430. doi: 10.1111/j.1741-3737.2004.00029.x
2Mata, J., Frank, R., & Hertwig, R. (2015). Higher body mass index, less exercise, but healthier eating in married adults: Nine representative surveys across Europe. Social Science & Medicine138, 119-127. doi: 10.1016/j.socscimed.2015.06.001
3Sarkisian, N., & Gerstel, N. (2015). Does singlehood isolate or integrate? Examining the link between marital status and ties to kin, friends, and neighbors. Journal Of Social And Personal Relationships33(3), 361-384. doi: 10.1177/0265407515597564
4Fay, B. Consumer Debt Statistics & Demographics in America. Recuperado el 2 de abril de 2019, de https://www.debt.org/faqs/americans-in-debt/demographics/
5Marks, N., & Lambert, J. (1998). Marital Status Continuity and Change Among Young and Midlife Adults. Journal Of Family Issues19(6), 652-686. doi: 10.1177/019251398019006001
6DePaulo, B. (2009) Men and Women Who Have Always Been Single Are Doing Fine. Recuperado el 2 de abril de 2019, de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/living-single/200912/men-and-women-who-have-always-been-single-are-doing-fine

¿El matrimonio te hace feliz?

Muchos solteros creen que encontrar a la persona ideal y casarse es una forma de contrarrestar la soledad y hallar la felicidad plena. Sin embargo, estudios han confirmado de que se puede estar en una relación amorosa y aún así sentirse solo. Además, otras investigaciones han demostrado que el matrimonio no es tan significativo en la felicidad a largo plazo.

Un artículo publicado en Journal of Personality and Social Psychology explicó que tras un estudio realizado a más de 24 000 adultos casados, se llegó a la conclusión que el matrimonio sí hace un poco más felices a las personas. Pero sólo en el primer año siguiente a la boda. Con el paso del tiempo, los casados volvían a sentirse igual que antes de la ceremonia. Los investigadores explicaron que esto se debe a que las personas se adaptan rápidamente a la nueva vida de casados y la etapa de luna de miel dura poco tiempo.

Otro grupo de estudiosos realizó una investigación durante 20 años que confirmó este hallazgo y llegó a las mismas conclusiones. También analizaron si tener hijos afecta en la felicidad a largo plazo y no encontraron ninguna diferencia con las parejas que no tenían hijos. Por otra parte, confirmaron que estar casados tiene un efecto positivo, pero que disminuye con el tiempo porque las personas se acostumbran a la relación y cortan lazos con sus amistades.

Los datos anteriormente mencionados no implican que la soltería es una mejor opción que el matrimonio. Pues, de hecho, los reportes confirman que el secreto yace en lo personal: cuando una persona feliz se casa, hay felicidad en su relación. Es decir que si alguien tiene sentimientos negativos antes de casarse, llevará esas emociones a su relación y, por lo tanto, su felicidad no será a largo plazo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Lucas, R., Clark, A., Georgellis, Y., & Diener, E. (2003). Reexamining adaptation and the set point model of happiness: Reactions to changes in marital status. Journal Of Personality & Social Psychology84(3), 527-539. doi: 10.1037//0022-3514.84.3.527
–Zimmermann, A., & Easterlin, R. (2006). Happily Ever After? Cohabitation, Marriage, Divorce, and Happiness in Germany. Population And Development Review32(3), 511-528. doi: 10.1111/j.1728-4457.2006.00135.x

¿Qué dice la Biblia sobre la soltería?

La Biblia hace referencia a muchos temas con respecto al matrimonio. No obstante, en ninguna parte se hace una mención explícita a la soltería tal como la conocemos ahora. Pero eso no quiere decir que no tenga nada que enseñarnos con respecto a esta etapa de la vida. A continuación se encuentran tres verdades que la Biblia nos enseña acerca de la soltería:

La soltería tiene un propósito

Jeremías y Pablo fueron personajes bíblicos que permanecieron solteros. En el caso de Jeremías, nunca se casó ni tuvo hijos por mandato de Dios (Jeremías 16:2). Pablo era soltero (aunque estudiosos afirman que pudo haber sido viudo) y aconsejaba que los demás también lo fueran para servir a Dios (1 Corintios 7). En ambos casos, ellos dedicaron sus solterías al propósito que Dios les tenía preparado. En su debida época, cada quien hizo algo que revolucionó a su comunidad e impactó la vida de las personas. Esto nos enseña que la soltería tiene una razón de existir y cuando se vive el propósito de Dios, es aún mejor.

La soltería es difícil

Dios diseñó al ser humano para tener un cónyuge (Génesis 2:18). Y si bien algunas personas eligen la soltería por diversos motivos (Mateo 19:12), lo ideal es que se casen. En la Biblia hay varias razones de por qué el matrimonio es mejor en todos los sentidos. Esto significa que cuando uno es soltero le resulta más difícil hacer ciertas cosas, lo cual hace que esta etapa sea un verdadero desafío para muchos (Eclesiastés 4:9-12).

Para mayor información, leer: ¿Y si Dios quiere que sea soltero toda la vida?

La soltería no es permanente

La soltería es pasajera porque Dios diseñó al varón y a la mujer para complementarse. El tiempo en que se está soltero debe ser para superación personal en todos los ámbitos, sobre todo en el espiritual. Una comunión adecuada con Jesús es la clave para una vida plena y satisfactoria. Cuando Él no está en presente, es casi improbable que una relación amorosa sea duradera, estable y mucho menos feliz (2 Corintios 6:14). Por tal razón se debe ser paciente durante la soltería y esperar a la persona correcta que Dios ha preparado.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Tu ideal de pareja cambia con el tiempo!

Soñar con casarse con un príncipe azul, una súper modelo o un multimillonario, son aspiraciones que probablemente algunos tengan. Sin embargo, estos deseos se hacen realidad para pocos. La mayoría cambia sus ideales de pareja conforme el tiempo avanza. Pero ¿qué tanto varían estas preferencias?

Un estudio publicado en Journal of Social and Personal Relationships reveló que conforme pasa el tiempo, las personas se vuelven menos exigentes con respecto a las cualidades que buscan en una pareja. Si bien es cierto que hay gente que permanece soltera hasta muy avanzada edad porque es minuciosa con su elección de pareja, este estudio sugiere que también puede ocurrir lo contrario.

En la investigación que realizaron entrevistaron a 738 solteros adultos (34 % varones y 66 % mujeres) entre los 18 y 40 años. Tras hacerles una serie de preguntas, llegaron a las siguientes conclusiones:

  • Los solteros mayores (especialmente varones) son menos exigentes en cuanto a la apariencia, estatus y personalidad de sus potenciales parejas.
  • A los solteros mayores no les importa en lo absoluto si sus parejas son aprobadas por sus amistades o si encajan en su círculo social.
  • Aquellos que son tímidos tienen dificultades formando relaciones amorosas, por consiguiente, sus estándares son más bajos. Esto es especialmente cierto en mujeres.

De los resultados obtenidos se puede entender que las preferencias en cuanto a una pareja varíen debido a los cambios personales. Es decir, cuando se es adolescente no se toma en cuenta los aspectos financieros o que influyan en la estabilidad de un matrimonio. Sin embargo, los adultos sí son más propensos a tener ese factor en cuenta. Que alguien cambie su ideal de pareja no es algo para sorprenderse, es más bien una señal de madurez. Conforme pasa el tiempo, las personas que maduran se dan cuenta qué importa más en la vida y esa es la cualidad que buscan en sus parejas.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Sprecher, S., Econie, A., & Treger, S. (2018). Mate preferences in emerging adulthood and beyond: Age variations in mate preferences and beliefs about change in mate preferences. Journal Of Social And Personal Relationships, 026540751881688. doi: 10.1177/0265407518816880

¿Te casarías contigo mismo?

En Japón, una agencia de bodas ofrece organizar ceremonias para novias que quieren casarse con ellas mismas. Esta tendencia no es nueva, pues hace ya algunos años atrás que varias mujeres en diferentes partes del mundo tomaron esa decisión. En estos insólitos casos, incluso hubieron algunas que fueron infieles a sí mismas.

El matrimonio es la unión de dos personas, por lo tanto, la idea del matrimonio de a uno no existe (puesto que es igual que quedarse soltero). Sin embargo, este comportamiento deja una interrogante importante que influye en las relaciones amorosas.

«¿Me casaría conmigo mismo?»

En la actualidad, la mayoría de personas tiene un punto de vista egoísta con respecto al amor. Anhelan que su pareja sea perfecta y que solucione todos sus problemas, pero no se preocupan en mejorar ni siquiera los defectos más notorios en su carácter. Es así como asumen una posición para exigir y no se esfuerzan por ser la clase de pareja que la otra persona se merece.

Preguntarnos: «¿Me casaría conmigo mismo?» Nos ayuda a ponernos del otro lado y pensar si –siendo como somos en este momento– alguien querría casarse con nosotros. ¿Seríamos el ideal de pareja? ¿Tenemos cualidades que los demás buscan? ¿Somos alguien de quien nuestra pareja estaría orgulloso (a)? Si la respuesta a las preguntas anteriores es «no», entonces es una clara señal de que no estamos listos aún para tener una relación amorosa.

Cuando nos enfocamos en buscar a alguien que llene nuestros requisitos, podríamos llegar al extremo de no encontrar a nadie aceptable. En cambio, cuando nos concentramos en mejorar nuestras áreas débiles y buscamos la excelencia personal, estamos acumulando talentos y habilidades que nos permitan ser un mejor complemento para nuestra futura pareja. Ahora, esto no quiere decir que debemos renovarnos sólo para complacer a alguien más, sino desarrollarnos bien como individuos independientes y así evitar involucrarnos en una relación tóxica.

Por otra parte, preguntarnos: «¿Me casaría conmigo mismo?», no significa despreciarnos a nosotros mismos y llegar a creer que nadie jamás nos amará como pareja. Dios nos creó especialmente y nadie nació por error. Él nos ha dado dones, talentos y la capacidad de amar desinteresadamente. Por lo tanto, tenemos la destreza de desarrollar nuestras virtudes y también de trabajar en nuestros defectos.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Qué hacer cuando eres el único soltero entre tus amigos

Se dice que cuando alguien tiene una pareja, pierde a tres amigos.

Esto es generalmente cierto, pero también hay miles de casos en los que en un círculo de amigos todos tienen relaciones formales o están casados, y sólo queda una persona soltera. Si ése es tu caso, entonces sabrás lo bueno y lo malo de tener amigos así. Para lidiar mejor con este tipo de situaciones sin dañar su amistad, considera los siguientes consejos:

Sé honesto con tus amigos

La honestidad es el mejor ingrediente en cualquier relación, y si tus amigos son verdaderos, entenderán que hay cosas que te incomodan o ponen triste. Si no te gusta cuando:

  • Tus amigos se ponen cariñosos con sus parejas cuando están contigo.
  • Hablan todo el tiempo sobre sus relaciones.
  • Te fastidian porque estás soltero (a).
  • Te preguntan constantemente cuándo tendrás una pareja.
  • Intentan buscarte una pareja o te organizan citas sin tu conocimiento.

Entonces es momento de ser sincero con tus amigos. Diles qué es lo que sientes y cuáles son tus planes para tu vida amorosa. Cuéntales si quieres o no estar en una relación y cuándo quieres que suceda. No temas decirles si te molesta que te dejen de lado o se demuestren afecto entre ellos. Tus amigos te entenderán, te apoyarán y su amistad no se perderá.

No tomes el rol de antagonista

Si tus amigos no te apoyan después de haberles hablado con la verdad, entonces su amistad no es real. Pero si tú asumes el papel de antagonista, también estás demostrando que no eres un verdadero amigo y tienes baja autoestima. Este comportamiento se demuestra cuando:

  • Hablas mal del amor o las relaciones amorosas.
  • Deseas o esperas el mal para las parejas.
  • Te burlas de tus amigos por cómo actúan cuando están enamorados.
  • Te fijas en los errores o defectos de las parejas de tus amigos y siembras cizaña.

Al hacer las cosas anteriormente mencionadas estás demostrando envidia. Puede que los sentimientos de soledad te invadan o sientas que te quedaste atrás porque no tienes una pareja, pero nada justifica que interrumpas o te burles de la felicidad de los demás. Cuando tus amigos comiencen una relación, demuestra tu apoyo y aconseja con las mejores intenciones. Compórtate y trata al resto así como quieres que te traten cuando te enamores.

No busques pareja sólo para no quedarte atrás

Tener una relación amorosa seria no es cuestión de competencia; así que no caigas en el error de buscarte a alguien sólo para que no sientas que eres el único soltero de tus amigos. Esto evitará que juegues con los sentimientos de la otra persona y también evites que ambos salgan lastimados. Además, si estás con alguien que no es para ti, podrías estar perdiendo la oportunidad de salir y estar con quien realmente deberías. No te desesperes y aprende a disfrutar de las etapas de la vida en el tiempo adecuado. La paciencia y la espera siempre tienen una buena recompensa.

Haz nuevos amigos

Si todos los amigos que siempre frecuentas están en una relación amorosa y tú no, considera hacer nuevas amistades. Esto no implica olvidarte de sus amigos ni reemplazarlos, sino formar lazos amicales con personas que son solteras al igual que tú y entienden por lo que estás pasando. Conocer más gente te ayudará a expandir tu círculo de amigos y también te servirá para ser tolerante, paciente y lidiar con distintos tipos de personalidades. Todo lo que aprendas de estas relaciones interpersonales te servirán cuando sea el momento de tener una pareja.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

No me sentiré solo cuando encuentre a mi pareja

La soledad puede quitarte tu felicidad. No importa si tuviste una gran semana sin drama o una gran experiencia, en el momento en que te sientes solo, todas esas bendiciones no se tienen en cuenta. 

En el momento en que las personas solteras se sienten solas, creen que simplemente pueden resolver ese estado incómodo al encontrar a alguien que pueda completarlo. Por lo tanto, la solución común es encontrar un novio o novia que los valore, pase tiempo con él o ella, le ayude a superar sus dificultades y satisfaga cualquier necesidad física (como abrazos, besos o tomarse de las manos).

Todos estos deseos parecen agradables y satisfarán esos deseos, que también pueden ser necesidades, pero serán temporales.

Sin embargo, hay muchos casos en que las personas que encuentran a su pareja y comienzan a sentirse solas. ¡Si le preguntas a varias personas casadas si pasan por momentos en que se sienten solos, te sorprenderías! Puede ser impactante porque se tienen el uno al otro, pero a veces extrañan su soltería y desean poder salir con sus amigos como antes. Puedes decir: “¡Uau! ¿Por qué mencionaste algo tan serio como el matrimonio?” La razón es que el matrimonio es el lugar donde menos esperan encontrar la soledad cuando la pareja vive junta, se ayudan mutuamente y comparten responsabilidades. Todos estos son signos de no estar solo. Esto es similar a cuando alguien compra el celular que siempre ha querido, solo para darse cuenta de que quiere el más reciente porque no está conforme con las cosas que no tiene su presente celular. Lo mismo pasa en una relación: una persona que encuentra la relación que busca, después se da cuenta que no están conforme con la relación y se siente sola.

He encontrado sitios web que brindan consejos a las personas en relaciones que se sienten solos sobre cómo superarlos y explican por qué se sienten así. Algo que generalmente dicen es que las personas que creen que alguien los completará tienen una visión equivocada de una relación, y estoy de acuerdo con eso al cien por ciento. Solo porque estoy de acuerdo no significa que no me sienta solo a veces ni me lo quita, pero me da la claridad de que sentiré la soledad independientemente de cuál sea mi estado de relación.

Esto puede ser algo que haya escuchado muchas veces antes, pero es la verdad. Dios es el único que puede desaparecer esa soledad. 

Incluso Jesús reconoció que el Padre estaba con Él en Juan 16:32-33 cuando tomó la copa de la voluntad de Dios. (“Miren que la hora viene, y ya está aquí, en lo que ustedes serán dispersados, y cada uno en su propia casa y me dejarán solo. Sin embargo, solo no estoy, porque el Padre está conmigo. Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán las aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.” (NVI)) Él, que pasó por la crucifixión solo, se aferró a Dios reconociendo que él estaba allí.

No estoy diciendo que será fácil, pero estoy diciendo que hay ventajas y desventajas en ambos; estoy diciendo que hay esperanza; estoy diciendo que una vez que encuentres a Dios, ya no sentirás la soledad.

El apóstol Pablo, que luchaba constantemente porque iba a evangelizar a otros y muy probablemente luchaba con la soledad debido a eso, dijo en Filipenses 4:12-13, “Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (NVI) Llegó a la conclusión de que Dios era el único que cumplía sus deseos. Tal vez no te lo parezca ahora mismo, pero Dios hará lo mismo por ti. Puedes encontrarlo en otro lugar, pero será permanente con Dios.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Test: ¿Cuán feliz estás con tu soltería?

Cuán satisfecho te sientes con una etapa en tu vida determina tu presente y también tu futuro. Esto es especialmente notable cuando se trata de la soltería. Una persona que está feliz con su soltería y tiene paz con respecto a ella, sabe que este proceso es pasajero y que algún día comenzará una relación con la persona que Dios le preparó. Y si la persona ya decidió quedarse sola porque es el propósito de Dios, Él le dará la paz tiene la tranquilidad de parte de Dios porque la soltería es su propósito. Sin embargo, cuando alguien no está conforme con su soltería e intenta disimularla, puede vivir una vida llena de angustia y dolor que le impedirá vivir y disfrutar su soltería con libertad.

Para descubrir si realmente estás contento con tu soltería, responde las preguntas de este test y examina tus propios sentimientos:

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡La soledad mata más que la obesidad!

Algunos artículos proclamaban que la soltería podía matar a alguien más que la obesidad. Sin embargo, lo que en realidad mata no es la soltería, sino la soledad.

De acuerdo a un comunicado de prensa de la Asociación Americana de Psicología, la soledad y el aislamiento social representan un peligro para la salud más que la obesidad. Anteriormente se había comprobado que la soledad empeora considerablemente el estado de salud de una persona, pero ahora se descubrió que es más letal que la mala alimentación. (Para mayor información, leer el artículo ¡La soledad agrava las enfermedades!)

El comunicado explica que como seres sociales, conectarnos con otros es una necesidad para nuestro bienestar y sobrevivencia. No obstante, los índices de soledad están creciendo en todas partes. Por ejemplo, en los Estados Unidos, aproximadamente 42.6 millones de personas sufren de soledad crónica. Además, las estadísticas indican que hay un alarmante número de gente que sufre de depresión. «Estas tendencias sugieren que los estadounidenses se están volviendo menos conectados socialmente y experimentan más soledad», señala la profesora de psicología en la Universidad Brigham Young, PhD. Julianne Holt-Lunstad.

Según 148 estudios realizados en más de 300 mil participantes, las personas que tienen mayor conexión social reducen al 50 % el riesgo de morir prematuramente. En otra serie de 70 estudios hechos en 3.4 millones de personas en diferentes continentes, se descubrió que la soledad, el aislamiento social o el vivir solos tienen un efecto significativo en el riesgo de muerte prematura. En contraste, las personas que sufren de obesidad tienen un riesgo 45 % mayor de muerte.

Estos resultados indican que la soledad sí es más letal que la obesidad; sin embargo, este hecho no es una justificación para descuidar nuestra alimentación. Todas las decisiones que tomamos a diario influyen en nuestra calidad de vida y, tarde o temprano, pagaremos por nuestros buenos o malos hábitos. Por lo tanto, no solo debemos preocuparnos en consumir alimentos saludables, sino también de alimentar nuestra mente y espíritu.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-American Psychological Association. (2017). So Lonely I Could Die. Recuperado el 26 de octubre de 2018, de https://www.apa.org/news/press/releases/2017/08/lonely-die.aspx
-Harvard T.H. Chan School of Public Health. (2016). As overweight and obesity increase, so does risk of dying prematurely. Recuperado el 26 de octubre de 2018, de https://www.hsph.harvard.edu/news/press-releases/overweight-obesity-mortality-risk/

La soltería: el regalo oculto de Dios

Situación:

Soy un cristiano joven y soltero y siento que siempre estaré solo porque Dios aún no me ha mostrado ni me ha enviado al amor de mi vida.

Primero, te pido que reflexiones en estas preguntas:

  • ¿Piensas que ser soltero es extraño? ¿Por qué?
  • ¿Crees que algo anda mal contigo solo porque no estás en una relación?

No todos están llamados a casarse. No todos están llamados a ser solteros.

El matrimonio y la soltería son dos regalos dados por Dios. Si estás en una de las dos etapas, estás igualmente bendecido. Cada una es una bendición. El matrimonio es un gran pacto. (Genesis 2:24) En un matrimonio, la pareja cuenta de uno al otro cada situación y pasan por todo juntos. El matrimonio es una promesa de seguir con esa persona hasta la muerte. Hay muchos sacrificios que uno tiene que hacer por el otro para tener una relación que prospere. Cuando uno es soltero, uno no tiene que preguntarle su pareja cuándo quiere ir a comer o qué película quiere ver. El soltero solo tiene su opinión y no tiene que contar con otro, solo con Dios. También viene con sus sacrificios, como sentirse solo sin tener una persona que lo apoye. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

Soltero, pero no de por vida

Muchos adolescentes creen que el ser soltero es extraño. Lo normal es ver parejas en la adolescencia. Las veces que les he dicho a mis compañeros de clase que nunca he entrado en una relación, se han sorprendido. No le he tomado a pecho porque sé que Cristo quiere que yo espere y busque de Él primero. Tengo que conocer a Dios y ver qué tenemos en común antes que haga eso con otra persona. Si nuestra relación con Dios no está firme, en realidad tener una pareja nos podrá alejar de Dios y esa persona podría convertirse en un ídolo. Cristo no estuviera guiando esa relación. Estas son cosas que debemos pensar antes de tomar una decisión. Debemos orar para que Dios nos dé sabiduría para entender que Él desea para ti. 

En realidad, este estado puede ser el tiempo más importante en tu vida, si lo ves de esta manera. Ya sabes que tienes un propósito aquí en la tierra. Dios lo revelará, pero necesitamos estar en comunión con Él para comprenderlo. Él nos pondrá circunstancias en las cuales aprendemos que Él es la roca, que Él es el único que va a estar allí cuando otros no están. Esto nos hace madurar espiritualmente. En resumidas cuentas, los dos tienen que poder a Dios como primero en la relación: El primero a quien buscan, el primero a quien aman, el primero en todas las situaciones.

Si nos enfocamos en buscar una pareja, vamos a perder todas las oportunidades maravillosas que Dios provee. Todavía eres joven, habrá tiempo para eso. Lo increíble es que Dios espontáneamente te abrirá esa puerta si solo esperas y dejas de buscar. Quizá suene un poco difícil, pero una vez que lo sueltes y le dejes al control de Dios, él te sorprenderá. Por el momento, habla con Dios sobre esto. Si hay una persona en tu vida que te gusta, pídele a Dios que te dé una respuesta.

¿Qué debes hacer ahora?

¡Disfruta del tiempo que eres soltero! Ahora mismo el enfoque está en el conocer al Señor para vivir una vida con pagada a Él. Cuando te cases, si estás llamado a casarte, el enfoque estuviera en seguir a Dios con tu pareja para que los dos se apoyen a hacer la voluntad de Cristo. Por ahora, pasa el tiempo con amistades, ve a viajes con tu iglesia, conoce personas, encuentra tu propósito, y solo crece con Dios. Este es el mejor tiempo para enamorarte de Dios primero. En Salmo 1:2-3 dice “que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!” (NVI) Sigue este versículo y aprende más de tu Salvador para vivir tu vida de la mejor forma. Te hará recordar que cuando sigues meditando en su palabra, será más fácil conocer lo que Dios quiere.

Una canción que recomiendo es: Dear No One por Tori Kelly

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

10 frases que NUNCA debes decirle a un soltero

La intención de ayudar a veces se convierte en un arma que hiere a las personas, sobre todo cuando se trata de la soltería. Con frecuencia, esta etapa de la vida se ve como algo malo e inconscientemente se espera que toda persona se case para que sea feliz. Si conoces a personas solteras, evita decirles las siguientes frases:

1. “¿Todavía sigues soltero?”

Cada persona tiene su propio ritmo, especialmente en las relaciones; por lo tanto, preguntar si alguien aún sigue soltero es demostrar incomprensión y falta de tacto. Si la intención detrás de esta pregunta es saber sobre el bienestar de la persona, lo mejor es interesarse genuinamente por su estado emocional. Esto será de mucha más ayuda que decir: “¿Todavía sigues soltero?”

2. “¿Por qué sigues soltero?”

Esta pregunta puede ser incómoda para muchos y es mejor abstenerse a hacerla. Esta clase de interrogantes puede abrir heridas del pasado que se ha querido olvidar. En lugar de intentar comprender la razón de su soltería, un gesto más amable es decirle que cuenta con tu apoyo para lo que necesite.

3. “Seguro que tienes mucho tiempo porque estás soltero.”

Una de las peores suposiciones que las personas hacen es que si estás soltero quiere decir que el tiempo te sobra. En realidad, muchos de ellos tienen obligaciones que ocupan toda su atención y tiempo. Algunos incluso están tan sumergidos en el trabajo que no tienen intervalos para descansar. Es importante ser comprensivos en este aspecto y no juzgar en base a conjeturas.

4. “¿No te sientes solo?”

Una cosa es estar solo y otra es sentirse solo. Los solteros pueden estar solos, pero no necesariamente sentirse de esa manera. En lugar de preguntar si se siente solo y provocar sentimientos negativos en la otra persona, lo mejor es que la invites a salir y hacer actividades junto a un grupo de amigos. Los gestos valen más que las palabras.

5. “Debe haber algo malo contigo…”

Una creencia falsa que hiere a millones de solteros es que su estado civil define quiénes son. Que estén solteros no significa que hay algo de malo con ellos y decir frases que inciten esta creencia no hace más que causar dolor y culpa. Por lo tanto, una muestra de afecto es no hacer hincapié en su soltería, sino en otros temas que sean constructivos para sus vidas.

6. “Conozco a alguien a quien podrías gustarle.”

Otra presunción errónea es la convicción de que todo soltero está buscando pareja. Si alguien no está interesado en conocer nuevas personas o salir en citas, probablemente sea porque así lo decidió, e insinuar frases al respecto resulta molesto. Hay casos en los que presentar a un par de solteros ha terminado en matrimonio, pero no quiere decir que será igual para cada persona. Es mejor consultar si la otra persona se siente cómoda con este tipo de prácticas.

7. “No te preocupes, conocerás al amor de tu vida cuando menos lo esperes.”

No es que esta frase sea falsa, solo que ha sido repetida tantas veces, que no hay soltero que no la haya escuchado. En ocasiones como esta, las palabras que son dichas una y otra vez tienen el efecto contrario al deseado: en vez de llevar esperanza y consuelo, llevan desánimo y tristeza.

8. “Se te está pasando el tren. Ya tienes edad para casarte.”

En muchas culturas, la edad importa para el matrimonio, y si se llega a esos años estando soltero, es una mala señal. Por ejemplo, en algunos países se considera que los jóvenes se casen o ya estén comprometidos a los 30 años. Si alguien pasa de esa edad y sigue soltero, es probable que reciba muchos comentarios negativos con respecto a ese tema. Esta acción debe terminar porque no es de beneficio, en ningún sentido, para los solteros. La constante repetición de esta frase puede hacerles sentir humillados, deprimidos y llevarles a tomar decisiones solo para complacer a los demás.

9. “¿Qué esperas para casarte?”

Casarse no es como comprar pizza, pero algunos piensan que es así de fácil. Se necesitan dos personas para el matrimonio y por más que un soltero tenga el anhelo de casarse, si no ha conocido a la persona adecuada, no se casará. En lugar de presionar con esta pregunta, lo que puede hacerse es ayudarle a disfrutar esta etapa de su vida y a reforzar su identidad basada en lo que Dios opina de él o ella, y no en base a su estado civil.

10. “¿Qué pasó con tu ex?”

Cuando una persona está soltera porque terminó una relación recientemente, es imprudente preguntarle la razón. Si él o ella confía en ti, te contará las razones de su ruptura, pero si no, quizá no quiera hablar del tema. Si quieres demostrar interés genuino por alguien, pregúntale por su estado emocional, por sus conflictos y victorias, porque eso tendrá más impacto que si le interrogas por su estado civil.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend