Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Sin importar lo que la vida nos tenga en el camino, habrá momentos buenos y otros no tanto; pero en ellos debemos buscar nutrirnos con el alimento verdadero. Estaremos siendo probados, como lo estuvieron los israelitas en el desierto durante cuarenta años. Este viaje será más largo para algunos que para otros y pasará igualmente más rápido de lo que pensamos. El Señor nos hablará cada día, en cada circunstancia, tratando de guiarnos hacia la mejor travesía. Para estar saludables en este camino, necesitamos alimentarnos bien, nutrir nuestra alma, y la Palabra de Dios es nuestro mejor abastecimiento para salud espiritual.  

No sólo de pan

Para algunos es fácil escuchar Su voz y obedecer. Para otros puede ser difícil, pero la verdad es que Su Palabra permanece, y nos dice que Dios siempre está cuando lo buscamos. Nos puede hacer ver que debemos buscar ese alimento verdadero, ya que el hombre no vive sólo de pan sino de todo aquello que procede de la boca del Señor.  

Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.

Deuteronomio 8:3 (RVR60)

Cuando Jesús fue tentado por Satanás, las tres pruebas las respondió con palabras de la Biblia. Cuando lo tentó a usar su poder para transformar las piedras en pan, sabiendo que tenía hambre, Jesús le respondió:

 Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Mateo 4:4 (RVR60)

La Palabra de Dios

Su respuesta fue de esa porción de Deuteronomio, tomado de lo que le dijo Moisés a su gente, explicando el propósito de Dios en su desierto, diciéndoles que Dios quería que aprendieran que la comida espiritual es el mejor y el alimento  más importante para nosotros. El lugar para abastecernos de esa comida, ese alimento verdadero, es la Biblia.

Cuando sintamos hambre, recordemos ir al centro de abastecimiento real para llenar nuestras necesidades espirituales, la Palabra de Dios.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
9
0
1
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta