Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Durante una crisis financiera muy grave, un granjero cuya casa familiar había pasado de padres a hijos por tres generaciones, se vio obligado a vender todos sus bienes para pagar sus deudas.

Después de que todo fue  subastado, volvió al salón, se sentó sobre una vieja caja- pues los sillones también se los habían llevado – y, de repente se dio cuenta de un artículo familiar que colgaba sobre la chimenea,  dijo: Gracias a Dios, ahí hay una cosa que no se ha vendido.

Se trataba  de una pequeña placa con letras de plata que decía: “Tú, Señor, permaneces”. Estas palabras consolaron al hombre, porque le recordaban que su más rico tesoro, el amor de Dios y la salvación que Jesucristo provee, no se lo puede quitar nadie.

Humanamente tenemos la tendencia de poner nuestra confianza en las posesiones que tenemos, en la casa, el automóvil, nuestro negocio, una cuenta bancaria, etc. Sin embargo, todo eso es pasajero, no existe forma de que asegurar que esas cosas son inalterables o inamovibles. Ni siquiera las personas que nos rodean son eternas o infalibles.

Actualmente todos estamos experimentando esto de alguna forma, nos hemos dado cuenta que nada es permanente y que de un momento a otro toda nuestra vida ha cambiado, en mayor o menor medida.

Pero sin importar las circunstancias adversas, podemos estar seguros de la fidelidad de Dios y que su amor no cambia. Aún si nosotros le fallamos a Dios, Él permanece fiel.

Lo único eterno e inalterable es Dios, su amor y fidelidad. Por mucho que nosotros le fallemos, Él jamás lo hará, sin importar las circunstancias permanecerá fiel a su palabra.

Si somos infieles,    él permanece fiel,  pues él no puede negar quién es.

2 Timoteo 2:13  (NTV)

Dios no sólo permanecerá fiel a quienes temen su nombre, sino que, como declara el salmista, lo hará por generaciones.

No mires las circunstancias, pon tu mirada en Dios porque Él permanece, es inalterable, es Fiel y Todopoderoso. No hay crisis difícil para Dios y sin importar los acontecimientos actuales, el Señor cumplirá sus planes para tu vida.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

4
5
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta