Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando uno ama espera ser amado, pero muchas veces esto no sucede, y es doloroso. Sin embargo, contamos con un amor que es sin condición, que nos amó antes de que lo amemos, el amor de Dios.

¿Qué espera Dios de ti?

Dios no nos obliga a amarlo y no nos pone condiciones que no podemos realizar para acceder a Él, pues Jesús ya hizo todo para ello.

Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

1 Juan 4:19 (RVR 1960)

 Quizás creas que debes hacer más para que el Señor te ame, pero lo cierto es que su amor hacia ti ya está, y no hay nada que puedas hacer o dejar de hacer para ser amado por Él.

Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.

Tito 2:14 (RVR 1960)

No hay buenas obras o buena conducta para ser más amado o menos amado, simplemente el sacrificio de Jesús lo hizo todo, todo lo que no podemos hacer nosotros.

Recuerda que eres amado

En la soledad o en la alegría debemos recordar que somos amados por Dios, que podemos acercarnos a su presencia en cualquier circunstancia o momento, no hay límites.

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Hebreos 4:16 (RVR 1960)

No hay requisitos que cumplir para recibir de Dios, solo ser humilde y reconocer que necesitamos de Él, de su gracia y su favor.

Ten presente que el amor sin condición es el de Dios y que está dispuesto en cualquier momento.

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

1 Juan 4:16 (RVR 1960)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
8
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Leave a Reply