Como niños, con humildad y sencillez
Como niños, con humildad y sencillez

Como niños, con humildad y sencillez

Pedro, el discípulo de Jesús, había preguntado acerca de quién iba ser mayor en el reino de los cielos, preocupándose acerca de la posición entre ellos ante Jesús. La respuesta fue la menos esperada: 

[Jesús]…dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ese es el mayor en el reino de los cielos.

Mateo 18:3-4 (RVR 1960)

Quizás como los discípulos, a muchos de nosotros nos puede importar la grandeza o la posición; sin embargo, la humildad y sencillez es lo que prima en el reino de los cielos y, por ende, aquí en la tierra.

A los niños no les importa tener un estatus y no se complican la vida, son sencillos y humildes. No se hacen problema de tener una posición inferior. 

¿Eres como un niño?

Debemos ser como niños, tener en claro que Dios es grande y es nuestro Padre. Así como Jesús se humilló a sí mismo y fue obediente

y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Filipenses 2:8 (RVR 1960)

Cuando pasamos tiempo con Dios, en oración, meditando en su Palabra, nuestro corazón puede ser moldeado, semejante a un niño. Si no lo hacemos, el orgullo crecerá y no dejaremos que nuestra vida sea transformada.

Busquemos a Dios como un niño que busca con sinceridad el amor de sus padres. 

Oración del día

Padre, ayúdame a ser como un niño, a no complicarme la vida sino a andar con sencillez y humildad. Habla a mi corazón y moldéame Señor para que mi vida te glorifique. Quita todo lo que se interpone en mi relación contigo y renuncio a todo orgullo que hay en mi corazón. Gracias Padre, en el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿Qué bondades identificas en los niños y cuales quisieras desarrollar, con la ayuda de Dios? 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

4

Deja un comentario