Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

A todos nos puede pasar una etapa en la que nos descuidamos un poco. Comenzamos el día apresurados, tal vez nos acostamos tarde y nos levantamos tarde. Para llegar al trabajo debemos apurarnos. Eso contribuye a que nos desviemos de las rutinas y primordialmente nuestro tiempo para Dios. Necesitamos vencer la pereza espiritual.

Los perezosos ambicionan mucho y obtienen poco, pero los que trabajan con esmero prosperarán.

Proverbios 13:4 (NTV)

Si no comenzamos el día agradeciendo a Dios, primeramente estar vivos y la nueva oportunidad de hacer mejor las cosas, no lo haremos luego. Es necesario darle prioridad, de lo contrario la pereza espiritual nos vencerá.

Siempre damos prioridad a  lo más importante y Dios debe ser lo más importante para nosotros.

Sabiendo de Su gran amor venzamos la pereza

No olvidemos nunca el gran amor que Dios nos ha mostrado. Somos Su maravillosa creación y nada es imposible para Él. Cuando nos ha favorecido tanto, es cuando menos debemos descuidar nuestra relación con Él y sin embargo, es cuando más lo hacemos. No lo permitamos, de modo que podamos vencer la pereza espiritual.

Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

1 Juan 4:7-8 (NTV)

Necesitamos decidir tomar tiempo para Dios y comprometernos a cumplir con ese tiempo. No va a ser tan difícil, ya que cuando comenzamos el día así, siempre nos va mejor; sentiremos la necesidad absoluta de ir primero a Dios para todo y podremos vencer la pereza espiritual. Si distribuimos bien nuestro tiempo lo lograremos.

Leamos la Biblia todos los días

Es importante que nos acostumbremos también a leer la Biblia. Sea organizadamente o no, pero acudir y buscar en Sus páginas, Su guía, Sus consejos, Sus respuestas. Dios nos habla a través de la Biblia mucho más que de cualquier otra manera. Tenlo de prioridad en tu rutina diaria, es la mejor manera de vencer la  pereza espiritual.

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

Apocalipsis 1:3 (RVR 1960)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

13
8
1
1
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta