Cuando te hacen enojar
Cuando te hacen enojar

Cuando te hacen enojar

¿Te enojas fácilmente? Hay tantas cosas que hacemos y luego justificamos alegando que nos hicieron enojar. 

Es cierto que hay personas especializadas en buscar maneras de exasperar a alguien. También hay quienes parecieran disfrutar cuando hacen enojar a una persona. Pero, ¿te vas a dejar dominar por el mal? 

Todos nos enojamos de vez en cuando porque el mal carácter se puede manifestar ante provocaciones verbales o físicas. Pero debemos tener control, porque puede afectar nuestras relaciones sociales y nuestra salud. 

Siempre digo que el libre albedrío que tenemos es como la posibilidad de tener dos perros con los cuales lidiar. Uno es bueno, apacible y el otro es gruñón y agresivo. Al que alimentes más irá creciendo en ti y te irás convirtiendo o en apacible o agresivo. Si quieres a Dios, definitivamente tienes que procurar que sea el perro bueno el que más alimentes. 

 Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle». No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados, porque el enojo da lugar al diablo.

Efesios 4:26-27 (NTV)

Tienes que tomar la decisión ahora mismo, de no permitir que nada te enoje lo suficiente como para hacer daño a alguien ni hacértelo a ti porque, lo dije antes, afecta tu salud ya que cuando te enojas, aumenta tu frecuencia cardíaca, aumentan tus niveles hormonales de adrenalina y te sentirás como intoxicado. 

Es importante y decisivo tomar el control de tu enojo

Las razones para enojarte pueden ser miles: recuerdos traumáticos, celos infundados, malos pensamientos o dejarte provocar. Si tienes problemas con la ira, has llegado a perder el control, a gritar, insultar y hasta desear golpear, necesitas ver un especialista porque no te va a llevar a nada bueno. 

Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta.  Por el contrario, sean amables unos con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo.

Efesios 4:31-32 (NTV)

Debemos recordar que la Biblia nos invita a ser pacientes y demostrar el amor. Siendo cristianos, necesitamos controlar más aún todo impulso agresivo que podamos sentir. La comunicación abierta y honesta siempre lleva a soluciones porque comunicamos con amor lo que nos molesta y buscamos llegar a acuerdos. 

Debes analizarte y, si ves que no puedes controlar tu enojo y has tenido episodios frecuentes de demostraciones de ira, considera hablar con un consejero cristiano o puedes ir directamente a un especialista, un psicólogo para que te ayuden a buscar soluciones para tu comportamiento. 

La forma en la que manejes tu ira o tu enojo, puede cambiar radicalmente tu vida. La idea es que busques soluciones efectivas y maneras de sobrellevar las cosas que te tienten a enojarte. Busca mucho de Dios, pídele Su ayuda y procura controlar siempre los impulsos agresivos. 

Oración del día

Amado Dios, vengo ante ti a pedirte de corazón que por favor me indiques si hay cambios que debo hacer. Si alguna vez me he enojado demasiado, te pido perdón y te ruego que me ayudes a que no vuelva a ocurrir. 

Abre mis ojos, mi entendimiento y corazón para ver las cosas con una perspectiva de armonía y amor y, sin importar si hay gente que busca hacerme enojar, que yo no les dé el gusto, que pueda respirar, pensar en Tu presencia y sentir Tu paz. Te lo ruego en el nombre de Jesús, amén y amén.

Aplicación

Cuéntanos cuáles son las cosas que te hacen enojar o las personas que te provocan enojo.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Insignificantemente grandes

Como niños, con humildad y sencillez

Con resultados duraderos para la eternidad

Puedes hacer muchas cosas buenas por los demás, pero nada se comparará con darles la oportunidad de tener la vida eterna.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

2

Deja un comentario