El milagro más grande es…

El milagro más grande es…

¿Tienes un anhelo especial en tu corazón? Quizás aguardas algún milagro y tienes la fe para seguir esperando la respuesta de Dios, pero ten en cuenta que el milagro más grande ya ocurrió en tu vida.

El milagro de la Salvación

Todo milagro sin duda trae su gozo y felicidad, pero nada se compara al milagro maravilloso la vida eterna, algo que nada ni nadie más puede otorgarnos fue alcanzado a través de nuestro amado Jesús; sin su sacrificio no hubiera esperanza después de la muerte.

Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

Romanos 5:10 (RVR 1960)

No debemos olvidar el sacrificio de Jesús y la esperanza que nos dio. Pese a las dificultades que se presentan en nuestro diario vivir, nuestra confianza y paz en el Señor son lo que nos mantendrán de pie.

En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.

Salmo 62:7 (RVR 1960)

Dios responderá a tu necesidad

En la situación en la que te encuentres, no dejes de creer que Dios tiene el control, y que pase lo que pase, Él actuará en nuestros anhelos y necesidades conforme a su voluntad y su propósito.

Así como hizo milagros antes, hoy también lo hace y lo hará en el futuro. Ya recibimos el milagro de la salvación y lo demás lo suplirá, ¡no temas!

Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

Hebreos 9:28  (RVR 1960)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Sus tiempos, no los nuestros

Nos gusta que las cosas sucedan cuando nosotros queremos, en el momento que planeamos, y olvidamos que los Sus tiempos son mejores que los nuestros.

¿Obligas a tu alma a estar contenta?

Muchas veces acudimos a distracciones pasajeras tratando de obligar a nuestra alma a estar contenta; sin embargo, solo Dios nos dará el gozo que necesitamos.

¿Estás alimentando tu madurez espiritual?

La única manera de reflejar a Jesús, es conociéndolo mejor y pasando más tiempo con Él, en oración y en la Escritura.

Tiempo de lectura:

< 1 minute

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario