¿El Señor está de tu lado o tú del lado del Señor?

¿El Señor está de tu lado o tú del lado del Señor?

¿Alguna vez te has preguntado si el Señor está de tu lado o tú del lado del Señor?

Se cuenta que durante los días más difíciles de la guerra civil estadounidense, cuando la situación parecía sin esperanza para la Unión; es decir, el territorio antiesclavista del Norte, un ministro le dijo a Lincoln:

-Espero, Sr. Presidente, que el Señor esté a nuestro lado en este conflicto.

-Esto no me preocupa tanto – replicó Lincoln – como el que nosotros estemos del lado del Señor.

¿Estás del lado del Señor?

Muchas veces emprendemos cosas sin preguntar al Señor cuál es su voluntad, guiados únicamente por nuestro conocimiento.

Quizás se presentó una oferta muy tentadora de un negocio y no dudaste en aceptarlo;  tal vez decidiste casarte con alguien sin conocer bien a esa persona o sin tener las mismas convicciones, creyendo que arreglarían las cosas en el camino; o incluso hiciste una compra con un préstamo inmenso confiando en que Dios proveerá.

Si bien es cierto que Dios provee y que nos da las fuerzas y la sabiduría para salir adelante, también es verdad que, si no estamos en su voluntad las cosas no tendrán el final que esperamos.

¿De qué lado estás?

Para poder ser bendecido debes saber si el Señor está de tu lado o tú del lado del Señor, suena muy parecido pero no es lo mismo.

Muchas veces, en nuestras decisiones o cualquier cosa que hacemos, esperamos que Dios se ponga de nuestro lado, nos defienda y respalde aun cuando lo que hacemos no está en su voluntad e incluso quizás, va contra sus preceptos.

Sabemos que Dios no escucha a los pecadores pero está dispuesto a escuchar a los que lo adoran y hacen su voluntad.

Juan 9:31 (NTV).

Dios siempre estará para defendernos, guiarnos, fortalecernos, ayudarnos, consolarnos y proveer para nuestras necesidades, mientras estemos dentro de  su propósito; Él no respaldará nada que vaya en contra de su voluntad.

Por ese motivo es bueno  preguntarnos de qué lado estamos. Siempre será mejor hacer la voluntad de Dios, estar de su lado y no sólo esperar a que Él nos socorra y se ponga de nuestro lado.

Busca siempre el consejo de Dios y procura hacer su voluntad para que en todo lo que hagas te vaya bien.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Confía, recibirás fuerza para soportar

Si Dios no quita la carga que llevas, ten por seguro que encontrarás alivio al confiar en Él, porque te dará la fuerza para soportar y mostrará su fuerza en ti.

Un amor que no tiene medida

Nunca nadie nos amará como Dios lo hace. Su amor inigualable y sin medida resulta incomprensible para nuestra mente humana, pero ¡es real!

Cuando se es, no hace falta probarlo

El magnetismo, carisma y gentileza de Jesús tienen que haber sido notorios y al igual que su manera sencilla de vivir, porque cuando se es, no es necesario probar nada.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario