Iluminados con la inocencia

Iluminados con la inocencia

Cuando decides recibir a Dios en tu corazón debes sentir ese gozo, esa alegría, esa plenitud de saber que estás completo finalmente. Es la pieza que faltaba, la que llena ese vacío que tratabas de llenar con tantas cosas y tantos amores y nunca parecía lleno. Ahora sí. 

Sientes el deseo de no pecar más. Es lo que sucede cuando sabes, cuando tomas conciencia de que Dios está en ti y que no quieres hacer ciertas cosas que antes hacías. Quieres dejar atrás toda conducta que no está bien para Él. Y sientes eso, que estás iluminado con la inocencia.

Abandona tus pecados y deja atrás toda iniquidad. Entonces tu rostro se iluminará con inocencia; serás fuerte y estarás libre de temor. Olvidarás tu sufrimiento; será como agua que corre. Tu vida será más radiante que el mediodía, y aun la oscuridad brillará como la mañana.

Job 11:14-17 (NTV)

Es el deseo de tener esa inocencia de nuevo, es lo que Jesús nos pide, que seamos como niños. Que volvamos a nacer cuando lo recibimos a Él. Es una sensación maravillosa que nos debe embargar y nos hace tener ese gozo, esa alegría permanentemente en nosotros. 

No permitas que nada opaque el estar iluminado con la inocencia

Es muy cierto que recibir a Jesús en nuestro corazón, no significa que no tendremos más problemas, que cambiaremos totalmente y de inmediato. Cada uno tiene su tiempo y su manera. Pero no permitas que pasar por pruebas te quite la alegría que te da estar iluminado con la inocencia. 

Si sientes que hay personas que te quitan ese brillo, o te alejan de tu propósito, apártate. Es mejor a veces andar solo que mal acompañado. Dios no te desampara nunca. Y si pasas por pruebas, solo pregúntale qué necesitas aprender de este tiempo. 

Él te indicará y saldrás adelante victorioso. Dios te ama. No lo olvides jamás. Sigue siendo fuerte, dejando todo mal comportamiento, luchando a diario con tu carnalidad y tendrás éxito para nuestro Dios. Tendrás una vida radiante como dice nuestra Palabra para hoy. 

Oración:

Bendito sea Tu Santo nombre Jehová, gracias por estar en mi vida, por escuchar mis oraciones. Gracias por todo tu amor. Vengo hoy a pedirte Padre Amado, que por favor me ayudes a tener ese brillo, esa alegría y esa inocencia hermosa que Tú requieres de nosotros. Nos has pedido que seamos como niños y que debemos nacer de nuevo.  Me quiero sentir así permanentemente, no separarme de Ti jamás. Te amo y te necesito. Ayúdame a serte fiel siempre, en el nombre de Jesús, amén y amén. 

Aplicación:

¿Cuándo te has sentido como que se te ha opacado el brillo que tuviste cuando recibiste a Jesús en tu corazón? ¿No puedes contar si pudiste saber la causa? 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Sobre la roca

Construye tu vida sobre la Roca, sobre Dios, pues ante toda tempestad te mantendrá firme.

La verdad siempre saldrá a la luz

En ocasiones decimos ser algo que no somos solamente para poder agradar a los demás, pero olvidamos que la verdad siempre sale a la luz, tarde o temprano.

Felices cada mañana

Es maravilloso que las misericordias de Dios son nuevas cada día, eso es motivo más que suficiente para ser felices cada mañana, hay tanto para agradecerle.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

2 respuestas

  1. Hola Yanina, me alegra mucho que te haya dado un poco de alimento espiritual. Si tienes un chance, me gustaría que nos regalaras unas líneas acerca de cómo te ayudan nuestros devocionales, y si escuchas CVCLAVOZ. Mil gracias y Dios siga bendiciendo tu vida.

Deja un comentario