Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Muchas cosas dependen de tu esfuerzo pero hay otras donde no hay nada más que puedas hacer.

Deuda cancelada

En un pueblo escocés vivía un médico famoso por sus conocimientos y su piedad. Después de que falleció, se descubrió que en su libro de cuentas muchas de las deudas estaban tachadas, y con tinta roja había escrito sobre ellos: «Demasiado pobre para pagar»

Su viuda fue de otro parecer, y presentó su demanda contra estos deudores, pidiendo que pagasen el dinero que debían a su marido recién fallecido.

El juez le preguntó: ¿La letra escrita en rojo es de su marido?

Ella admitió que sí lo era, con lo cual el juez declaró: Ningún tribunal podría fallar en favor de su petición cuando su marido ha escrito “Perdonado” sobre estas cuentas.

No hay nada más que puedas hacer

Muchas veces cometemos errores, pecamos, y no sabemos qué más hacer para ganarnos el perdón de Dios. Sin embargo, no hay nada más que podamos hacer.

Cuando reconocemos que somos pecadores y aceptamos el sacrificio que Jesús hizo por nosotros en la cruz, somos perdonados y nuestras cuentas son canceladas.

La salvación es un regalo, es algo que recibimos por gracia; por lo que  nuestros esfuerzos no son necesarios.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe

Efesios 2:8,9 (RVR1960)

¿Y ahora?

Si bien es verdad que recibimos la salvación por gracia y que no necesitamos desvivirnos por hacer buenas obras; el reflejo del amor de Dios en nosotros nos lleva a ayudar a nuestro prójimo y a amarlo como Él nos amó.

Y, aunque la salvación es un regalo, debemos ser conscientes de que el precio pagado por cada uno de nosotros no tiene valor, fue la misma sangre de Jesucristo y, por lo tanto, debemos honrar ese sacrificio.

El hecho de que Dios nos perdone y limpie nuestros pecados cuando acudimos a Él, no significa que podemos vivir descuidadamente.

Recuerda que tu deuda ya fue cancelada, no hay nada más que puedas hacer para ser salvo, pero también es tu responsabilidad honrar ese gran regalo.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
3
0
0
1
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta