Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Alguien dijo una vez que los errores del pasado no nos definen como personas, porque podemos superarlos y cambiar la historia de nuestro presente; pero, lamentablemente existen algunos que juzgan a los demás por su pasado y no entienden que siempre tenemos una oportunidad para empezar de nuevo.

Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume; y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume. Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.

Lucas 7:37-39 (RVR 1960)

¿Alguna vez te has sentido juzgado por tu pasado?

Jesús fue invitado a la casa de un fariseo; entonces, se acercó una mujer pecadora, quien se postró a los pies del maestro, llorando, besando y derramando un perfume costoso sobre Él. Pero esta escena no fue bien vista para los demás, quienes conocían su pasado y la juzgaban.

El fariseo pensó que Jesús no sabía quién era esa mujer; pero, el Señor le demostró que en realidad la conocía mejor que ninguno, puesto que miraba más allá de sus errores; veía su presente y futuro, su arrepentimiento sincero y un amor profundo por Dios.

¿Qué miras en los que te rodean?

Es fácil juzgar y condenar a alguien por sus errores o pecados. Cuando miramos a los demás es sencillo observar esa mancha negra en su vida por algún error que cometió; pero es fundamental entender que Dios es diferente, a Él no le interesa el pasado, su mirada no está atrás, sino adelante.

En esta oportunidad te animo a tener los ojos de Jesús, no trates a las personas de acuerdo a su pasado, sino por el amor y la misericordia que el Señor tiene con cada uno. Si cambias tu forma de pensar, seguramente comenzarás a actuar como hijo de Dios y en lugar de juzgar, querrás que todos se salven.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
5
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta