Percibe lo bueno
Percibe lo bueno

Percibe lo bueno

Al igual que vivir en actitud de agradecimiento nos hace más felices, el estar atentos a percibir o buscar lo bueno en cada situación es clave. Tener la confianza de que Dios nos sacará adelante, sin importar la realidad ni lo que estemos pasando, por difícil que sea,  es la mejor manera de vivir; percibiendo lo bueno.

Ustedes se propusieron hacerme mal, pero Dios dispuso todo para bien. Él me puso en este cargo para que yo pudiera salvar la vida de muchas personas.

Génesis 50:20 (NTV)

Así como a José, Dios cuida y guía a quienes confiamos en Él. Si pasamos por pruebas, por hechos injustos, no olvidemos enfocarnos en Él y Su gran poder y Su inigualable amor por nosotros. Hasta la situación más escabrosa, Dios la puede tornar en victoria

 Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.

2 Corintios 2:14 (RVR 1960)

No hay nada en este mundo que tenga mayor poder que nuestro Dios. Y no hay amor más grande que el que Él ha manifestado por nosotros. Entonces, nos podemos considerar victoriosos en medio de cualquier circunstancia. Él nos garantiza el triunfo.

El Señor es mi fuerza y mi canción; él me ha dado la victoria. Él es mi Dios, y lo alabaré; es el Dios de mi padre, ¡y lo exaltaré!

Éxodo 15:2 (NTV)

Aun cuando la realidad parezca desastrosa, percibe lo bueno

Cuando te sientas desanimado, derrotado, sin fuerzas, deja de mirar el tamaño de tus problemas y recuerda el tamaño y el gran poder de Dios. Nada ni nadie lo puede derrotar y lo tienes de tu lado, de tu parte. Es tu defensor y protector. Te ama como nadie, por tanto no hay nada que temer. 

Fortalece tu fe en Dios leyendo Su Palabra a diario, orando siempre, con agradecimiento y confianza en Él. Pídele ayuda cuando sientas flaquear y recuerda buscar de Él cuando te sientas atormentado y sin fuerzas. Él te dará Su paz y te mostrará Su poder. 

Oración del día

Bendito y amado Dios, te doy gracias por todo tu amor; debo darte gracias por esa paz que me haces sentir cuando te busco. No permitas que quite mi foco de Ti cuando me sienta desesperado Padre querido. Te pido que me ayudes a fortalecerme en fe y confianza hacia Ti.  

Gracias por ayudarme con esto y con todo. Gracias por todas las bendiciones diarias que me das y que a veces doy por sentadas, como si fueran algo que merezco. Gracias por Tu gracia divina. Acompáñame y guíame siempre, por favor, para que se haga Tu voluntad en mi vida, te lo pido, en el nombre de Jesús, amén y amén.

Aplicación

¿En qué situación te ha paralizado el miedo porque te has enfocado en el problema?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Renuncia para ganar

Que el enojo no sea quien controle nuestro actuar, sino que sea el dominio propio que Dios nos dio, actuemos con especial cuidado para ganar.

Días buenos y días no tan buenos

Siempre vamos a tener días buenos y no tan buenos y a los últimos podemos buscarles el lado positivo o permitir que nos arruinen el día.

Fidelidad que permanece

Las promesas de Dios jamás expiran, porque el respaldo de la fidelidad que permanece está en la Biblia.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

21

Deja un comentario