Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Según el diccionario Real Academia Española (RAE) la palabra conducir quiere decir; Transportar a alguien o algo de una parte a otra. Guiar o dirigir a alguien o algo hacia un lugar.

Para que un auto llegue a su destino, necesita un buen conductor. De manera similar, nosotros necesitamos un conductor para llegar al lugar que anhelamos hacerlo.

En la vida cada persona es conducida por algo, ¿quién conduce tu vida?

A muchos los conduce la preocupación, el miedo, el pecado, la situación económica, la culpa, la duda, la inseguridad y muchas otras circunstancias más. Sin duda alguna, todas estas emociones sólo llevan a un callejón sin salida. A una vida infeliz y sin propósitos.

Jesús dijo al respecto: “Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.” Mateo 6:33 (NTV).

¿Seguirás dejando que la emociones controlen tu vida?

Es una decisión que debes hacer, ya sabes que dejarse conducir por las emociones o circunstancias te llevarán al fracaso.

Por otro lado, hay alguien que te ama tanto, que quiere ser el conductor de tu vida este año. Sólo necesitas dejarle entrar en tu corazón y confiar en su palabra. Él no promete que la vida será fácil, pero asegura que nunca abandonará ni dejará a aquel que deja su vida en sus manos.

El Señor dice: Mis ojos están puestos en ti. Yo te daré instrucciones, te daré consejos, te enseñaré el camino que debes seguir.

Salmos 32:8 (DHH)

Dios quiere conducir tu vida

No hay mejor conductor que Dios, Él conoce a la perfección tu vida y el destino al cuál debes llegar. Deja que entre en tu vida y entrégale la llave de tu corazón.

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Apocalipsis 3:20 (RVR1960).

Que este año sea diferente al otro, que Dios sea quién conduzca tu vida todos los días y no haya un día sin que Él esté presente en tu corazón. Que todas las decisiones que hagas sean guiadas por Él. No hay mejor conductor que Él, no te arrepentirás de dejarle tu vida en sus manos.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

12
7
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta