Regla de oro: ¡Si no te gusta que te griten, no grites!

Regla de oro: ¡Si no te gusta que te griten, no grites!

La regla del oro te convierte en una persona diferente, quisiera contarte una historia: Carla llegó a la oficina muy tarde, una de sus compañeras de trabajo que no tenía una buena relación con ella la denunció con las autoridades correspondientes, y puesto que tenía un ultimátum, terminó siendo despedida.

Todos sus colegas reprocharon la actitud de esta compañera, y cuando cometió una falta, no dudaron en denunciarla, por lo que prontamente ella también quedó sin empleo.

Regla de oro

Hagan ustedes con los demás como quieren que los demás hagan con ustedes.

Lucas 6:31 (DHH)

Este pasaje nos enseña una valiosa Regla de Oro para nuestras vidas, ya que generalmente somos tolerantes con nuestros propios errores, pero no con las debilidades de otros.

Así como, la compañera de Carla no tuvo compasión de ella, muchas veces actuamos de manera similar, sin tener piedad por el otro, por lo que nos apresuramos a criticar o emitir juicio sin misericordia contra los demás; olvidamos que esta es una actitud desagradable delante de los ojos de Dios.

Trata a los demás como te gustaría ser tratado

Recordemos que en este mundo recibiremos todo lo que hemos sembrado, es decir, lo que estamos dando a los demás. Por tanto, si no te gusta que te griten, no grites; no quieres que hablen mal de ti, no hables mal de otros; si deseas que sean pacientes contigo, sé paciente; si anhelas recibir amor, expresa ese amor a los que te rodean, así mismo, la misericordia y compasión con aquellos que lo necesitan.

En esta oportunidad te animo a cambiar tu vida y ser diferente al resto del mundo, así como Jesús quiere que seas. Para ello es fundamental que pongas la “Regla de Oro” en tu corazón, trata a los demás como te gustaría que te traten a ti, con bondad, misericordia y amor; no importa si no lo merecen, lo primordial es la obediencia a las reglas de Dios.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Como niños, con humildad y sencillez

Con resultados duraderos para la eternidad

Puedes hacer muchas cosas buenas por los demás, pero nada se comparará con darles la oportunidad de tener la vida eterna.

Nada nos puede separar

Saber que nada nos puede separar del amor de Dios nos debe dar una gran seguridad y confianza y también nos debe motivar a cumplir la gran Comisión.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Una respuesta

  1. La regla de oro me parece perfecto que tratemos de ponerla en práctica en los aspectos enunciados en el último párrafo del devocional, a saber: no gritar al prójimo, no hablar mal del otro, ser pacientes, dar amor, misericordia y compasión. Lo que no me parece correcto es el ejemplo de Carla, dado que ella cometió una falta (pecado) y eso hay que denunciarlo. No está bien no cumplir con las obligaciones y/o responsabilidades; para el caso pregunto qué diferencia hay entre llegar tarde a su trabajo o llevarse unos lápices del trabajo a su casa??? Ambas cosas constituyen pecado, pero seguramente el robo lo denunciaremos y el llegar tarde (según el ejemplo) lo pasamos por alto????. Cordiales saludos y Bendiciones.

Deja un comentario