Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Desde el principio de Génesis en la Biblia, el plan de Dios para nuestro mundo era que el ser humano tuviera dominio sobre todo. Dios nos colocó como administradores y líderes de todo. Es una posición que nos da honor, pero nos pide servir. Una bendición, mas también una responsabilidad. Nos escogió para cuidar de todo.

Desafortunadamente hemos notado que la humanidad no ha realizado muy bien esta tarea. Cuando Dios vino en forma humana, llegó a mostrarnos que nuestra función más importante es servir a otros. Cuando estuvo, luego de dejar a un lado Su trono en los cielos, incluso lavó los pies de sus discípulos. Eso nos mostró en acción una lección, y es esa, servir a otros. En el caso de la Tierra, debemos honrarla  y colaborar para que se restaure la naturaleza, así como Él vino a restaurarnos.

En este tiempo de recogimiento por la pandemia hemos visto en las noticias que la atmosfera en muchos países que tenían una contaminación ambiental altísima, se ha despejado y en Venecia, cuyas aguas estaban totalmente oscuras, ahora se ven transparentes y con fauna en abundancia. Muchas playas que tuvieron que ser cerradas por el impacto de los vacacionistas se han recuperado también.

Debemos reflexionar y, aunque no cambiemos todo por una acción, marcaremos una diferencia e inspiraremos a otros a hacerlo también. No dejar basura en los lugares donde vamos o disponer de ella apropiadamente. No usar bolsas plásticas si nos es posible y reciclar. Si tenemos posibilidad de un auto cero emisiones, tratar de usar ese tipo de transporte. Hagamos mejor esa tarea de dominio sobre todo que Dios nos dio.

¿Qué es el hombre, para que en él pienses?  ¿Qué es el ser humano, para que lo tomes en cuenta?» Pues lo hiciste poco menos que Dios, y lo coronaste de gloria y de honra: lo entronizaste sobre la obra de tus manos, todo lo sometiste a su dominio.

Salmos 8:4-6 (NVI)

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
7
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta