Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Muchas veces nos quejamos por las cosas malas que nos pasan. El apóstol Pablo escribió en el libro de los Filipenses un versículo tan poderoso que debiera alentarnos a todos: “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” Filipenses 4:4 (RVR 1960)

Este hombre de Dios aprendió a regocijarse en los momentos más difíciles que podía enfrentar. Él escribe esta carta en la cárcel, un lugar frío y oscuro, tenía muchos motivos para protestar y lamentarse por su situación, pero el exclamó: “Regocijaos en el Señor siempre” ¡Qué hermosa palabra para nosotros!

Me gustaría compartir contigo una pequeña historia: Un pastor contó una vez, que después de una reunión en la iglesia, un hermano se retiró a su casa, y en el camino se encontró con dos delincuentes quienes le arrebataron todo lo valioso que tenía; adolorido se levantó y continuó su camino. Llegando a casa, en lugar de protestar y lamentarse por todo lo que había perdido, entró en su cuarto y se puso a orar diciendo: “Querido Señor, hoy tuve un incidente donde me arrebataron mis pertenencias, quiero darte gracias porque sólo me quitaron la billetera y mi reloj, gracias porque aún estoy con vida”.

Esta historia muestra cómo muchas veces nos olvidamos de que Dios es fiel con nosotros cada día; a veces nos pasan circunstancias por las que nos andamos lamentando por todo, y no nos damos cuenta que existen muchas cosas en nuestras vidas por las cuales debemos darle gracias a Dios.

Gracias a Dios porque a pesar de no tener mucho, lo tengo todo.

A pesar de todas las dificultades somos bendecidos por Dios, y eso es algo que nunca debemos dejar pasar por alto. Aprender a ver las situaciones difíciles de otra manera, nos ayudará a entender que hay muchas áreas de nuestra vida por las cuales podemos alegrarnos en Dios y darle gracias siempre. En este momento, puede que tengas motivos para estar triste, pero quiero animarte a repetir estas palabras del apóstol Pablo: “Alégrense en el Señor siempre” No olvides que Dios tiene cuidado en cada aspecto de tu vida.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
7
0
0
1
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta