Please log in or register to like posts.
Blog

Llegar a fin de año puede ser causa de estrés. Preocupación al pensar que no se cumplieron las metas propuestas al inicio del año, tristeza por las cosas malas que ocurrieron, nostalgia por los fracasos, etc. Al hacer un balance de lo ocurrido en los doce meses podemos tener pocas expectativas o esperanza para el siguiente año. Sin embargo, en la Biblia encontramos que Dios puede obrar en cualquier momento, independientemente de qué día del año sea. Esta esperanza que Él nos brinda es un consuelo que debemos tener presente.

A continuación hay algunos versículos que nos recuerdan hechos importantes que debemos tener en cuenta este fin de año.

Los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse.

Isaías 40:31 (TLA)

Yo reconozco que tenemos que sufrir ahora, pero esos sufrimientos no son nada comparados con toda la gloria que vamos a recibir después.

Romanos 8:18 (PDT)

Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.

Isaías 43:18-19 (NVI)

Ya no vivan ni se conduzcan como antes, cuando los malos deseos dirigían su manera de vivir. Ustedes deben cambiar completamente su manera de pensar, y ser honestos y santos de verdad, como corresponde a personas que Dios ha vuelto a crear, para ser como él.

Efesios 4:22-24 (TLA)

No envidies a los malos; más bien, sigue siempre honrando al Señor. Porque seguramente hay esperanza más adelante para ti, la cual no será destruida.

Proverbios 23:16-18 (NBV)

¡Seguidores de Dios, amen al Señor! El Señor protege a los que le son fieles, y les da a los soberbios el castigo que se merecen. Sean fuertes y valientes, todos los que esperan la ayuda del Señor.

Salmos 31:22-24 (PDT)

El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad! Por tanto, digo: “El Señor es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!”

Lamentaciones 3:22-24 (NVI)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

1

Deja un comentario