amor | CVCLAVOZ

All posts in “amor”

Buena fama

“Que nunca te abandonen el amor y la verdad: llévalos siempre alrededor de tu cuello y escríbelos en el libro de tu corazón. Contarás con el favor de Dios y tendrás buena fama entre la gente” Proverbios 3:3-4 (NVI)

Todos queremos que nos recuerden con amor y respeto, para ello es necesario tener un buen testimonio delante de Dios y de los hombres. Quizás te preguntes ¿Cómo lograr un buen testimonio? Demostrar amor y ser genuinos son los principales recursos para lograr aceptación y ganar buena fama ante Dios y los demás.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué Dios no me concede mi pareja ideal?

La mayoría de solteros tiene una idea concreta de cómo anhela que sea su pareja. Cuando se les pregunta qué esperan de su futuro cónyuge, usualmente tienen una descripción clara de cómo debe lucir físicamente, qué cualidades debe tener, su posición económica, educación, etc. Muchos dicen que visualizar a la futura pareja es una práctica saludable porque te ayuda a mantenerte enfocado y a tener una meta establecida. Aunque las intenciones de esta práctica pueden ser nobles, también causa un grave problema.

El problema con soñar con la persona perfecta:

El consejo de muchos es que si ya tienes un ideal de pareja y se lo pides a Dios, Él te concederá ese deseo. Después de todo, el Padre siempre quiere lo mejor para sus hijos, ¿no es cierto?

Los solteros pueden pasar muchos años orando y rogando a Dios por ese ideal de persona que tanto desean. Pueden evitar involucrarse en cualquier tipo de relaciones amorosas con personas que no encajen en su “prototipo de cónyuge”, y pueden dar lo mejor de sí para esperar el tiempo adecuado hasta que su futuro esposo o esposa aparezca. Sin embargo, esto puede llevar a la inconformidad, decepción, pérdida de paciencia y fe; los cuales por último, pueden incentivar a que se reniegue de Dios.

Esperar al prototipo de futuro cónyuge es un acto en contra del amor:

Anhelar casarse con el hombre o mujer soñado (a) es desear algo para el beneficio propio. Actuar de esa manera no es pensar en una vida donde los dos están felizmente casados, sino una vida donde solo se quiere tener alegría personal. Es por ello que esto una práctica errónea e incluso peligrosa. 1 Corintios 13:5 (RVR1960) dice que el amor no busca su propio beneficio. Así que, cuando uno espera a su arquetipo de pareja y se encierra en la idea de que Dios se lo dará, está siendo egoísta y no tiene amor.

En lugar de ansiar tener un futuro esposo o esposa que vaya de acuerdo al deseo propio, es mejor enfocarse en lo que uno puede ofrecer a la otra persona. ¿Se quiere alguien con mucha educación y modales? ¿Alguien que ame a los niños, sea compasivo, amoroso, detallista y trabajador? Entonces se debe empezar por hacerlo uno mismo.

Cuando uno se centra en lo que tiene para dar, y no en lo que espera recibir, entonces ya ha entendido el concepto del verdadero amor y está listo para compartirlo con otra persona. De lo contrario, podría ingresar a una relación amorosa que solo se deteriorará con el tiempo y terminará por dañar a ambas partes.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo saber si mi pareja me ama de verdad?

Muchas personas permanecen en una relación amorosa por costumbre, porque creen que nadie más los amará, porque no saben cómo estar solteros, o porque simplemente dan por sentado que lo que tienen es amor. Sin embargo, estar en una relación por los motivos erróneos tiene malas consecuencias a corto y largo plazo. Es mejor hacer una evaluación de la relación y determinar si vale la pena continuar en ella o no.

Si tu pareja realmente te ama, entonces cumplirá con lo siguiente:

1. Te respeta:

No te obliga a hacer cosas que no quieres. Respeta tus decisiones y entiende que eres un ser humano libre e independiente. Sabe que amar es establecer límites y no te trata como si fueras su propiedad.

2. No es celoso:

Los celos en cierta medida pueden ser un signo de profundo amor, pero cuando se vuelve obsesivo y llega a la agresión física y psicológica, es una señal muy clara para terminar la relación. El verdadero amor confía y siempre espera lo mejor.

3. Quiere casarse contigo:

Cuando una persona realmente ama a otra quiere pasar el resto de su vida con él o ella. Si una relación no avanza, entonces no es amor. Una pareja que se ama de verdad, vence todas las adversidades y procura hacer las cosas de la manera correcta y se une en matrimonio.

4. Sabe perdonar:

Todas las parejas tienen conflictos y discusiones, pero quien recuerda constantemente los hechos del pasado y no perdona, no sabe amar. El perdón significa restaurar la confianza del principio y no volver a mirar atrás.

5. Busca la paz:

Quien ama procura buscar la paz y no fomenta el conflicto. Esto no quiere decir subyugar su voluntad a la otra persona, sino establecer medios de comunicación por los cuales se pueden resolver los problemas.

6. Mantiene su palabra:

Si promete hacer algo pequeño y no lo cumple, es muy probable que tampoco sea fiel a su promesa cuando se trata de asuntos más importantes. El verdadero amor es sincero, leal y nunca defrauda.

7. Sabe esperar:

No te pide que tengan relaciones sexuales antes del matrimonio. Sabe que si espera, el sexo será algo que ambos podrán disfrutar después de la boda y por el resto de sus vidas.

8. Daría su vida por ti:

El amor no es egoísta, y si él o ella no está dispuesto a arriesgar todo lo que tiene por tu bienestar, entonces estás en una relación que no vale la pena.

9. No ocupas el primer lugar en su corazón:

Si tiene una relación personal y firme con Dios, entonces tú no ocupas el primer lugar en su corazón. Ésta es la mejor señal de que lo que siente por ti es amor verdadero. Si deja a Dios de lado por estar contigo, entonces tu relación no será duradera. Cuando Dios está presente en una relación, todas las cosas trabajan para bien.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Puede alguien esconderse de Dios?

“¿Puede alguien esconderse de mí en algún lugar secreto? ¿Acaso no estoy en todas partes en los cielos y en la tierra?», dice el Señor.” Jeremías 23:24 (NTV)

Muchos creemos que podemos escondernos del Creador de la vida y de todo lo que existe; sin embargo, olvidamos que Dios es omnisciente, que significa que lo sabe todo. Él conoce el pasado, el presente y el futuro. Salmo 139:2-3 dice: “Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo y todos mis caminos te son conocidos”. En los versos 7-12 dice: “¿a dónde me iré de tu espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba y habitare en el extremo del Mar, aún allí me guiara tu mano, y me asirá tu diestra. Si dijere: ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aún la noche resplandece alrededor de mí. Aún las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; lo mismo te son las tinieblas que la luz”.

Adán y Eva trataron de esconderse de Dios, pero no lo lograron y terminaron siendo expulsados del paraíso (Génesis cap. 3). Ocultarnos cuando cometemos algún pecado no es la solución, es mejor humillarnos, arrepentirnos y pedir perdón. Salomón escribió: “El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia” (Proverbios 28:13). Juan añadió: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Mientras haya vida y esperanza no hay razón suficiente para esconderse de un Dios amoroso y perdonador. Él puede vestirnos nuevamente con ropas blancas (Apocalipsis 7:14) y lino fino (Apocalipsis 19:8). Sólo necesitamos despojarnos del pecado y recurrir a la sangre de Cristo.

No sé cuál es tu situación en este momento, pero no olvides que no puedes esconderte de Dios (Salmo 139:11-12), regresa a Él con arrepentimiento y fe.

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” Salmos 139:23-24 (RVR1960)

Oremos:

“Señor Jesús, tú conoces mi vida, examíname hasta lo más íntimo de mi ser y mira si hay pecado en mí, corrígeme de acuerdo a tu verdad y muéstrame la senda que debo seguir. Quiero vivir para ti y agradarte a partir de hoy. Amén. “

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 versículos para dedicarle a tu pareja

Las palabras tienen un gran poder. Cuando alguien le dedica frase romántica a su ser amado, le demuestra su amor y lo mucho que le importa. No se necesita enviar una larga carta de amor, sino tan sólo una pequeña nota, un mensaje de texto, una publicación en alguna red social o unas cuantas palabras de afecto. En la Biblia hay algunos textos que pueden ser dedicados a una persona en especial:

Proverbios 10:12 (TLA)

“El amor todo lo perdona.”

Cantares 1:2 (TLA)

Bésame, una y otra vez, porque tu amor es más dulce que el vino.”

Cantares 1:16 (TLA)

¡Tú eres hermoso, amado mío! ¡Eres un hombre encantador!”

Cantares 4:9 (TLA)

Amada mía, desde que me miraste mi corazón te pertenece. Es tuyo desde que lo envolviste entre los hilos de tu collar.”

Cantares 4:10 (TLA)

“¡Qué dulces son tus caricias, amada mía! ¡Son más dulces que el vino! ¡Más fragantes tus perfumes que todas las especias!”

Cantares 8:6 (TLA)

“¡Graba mi nombre en tu corazón! ¡Graba mi imagen en tu brazo! ¡Tan fuerte es el amor como la muerte! ¡Tan cierta es la pasión como la tumba! ¡El fuego del amor es una llama que Dios mismo ha encendido!”

1 Corintios 13:4–7 (NTV)

El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia.”

1 Corintios 13:8 (NTV)

El amor durará para siempre.”

1 Corintios 13:13 (NTV)

“Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor.”

1 Juan 4:18 (TLA)

“La persona que ama no tiene miedo. Donde hay amor no hay temor. Al contrario, el verdadero amor quita el miedo. Si alguien tiene miedo de que Dios lo castigue, es porque no ha aprendido a amar.”

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Amor y humor: Importancia de la risa

Cuando a alguien se le pregunta qué cualidades espera encontrar en su pareja ideal, dentro de la lista siempre se encuentra el buen sentido del humor. Muchos estudios han corroborado que la risa es un ingrediente fundamental para el desempeño de una relación amorosa; sin embargo, el secreto del humor no radica en hacer reír a la otra persona.

El investigador de estudios de comunicaciones de la Universidad de Kansas, Jeffrey Hall, analizó 39 investigaciones hechas en más de 15 000 participantes para descubrir el rol del humor en una relación de pareja. Después de examinar los casos, llegó a las siguientes conclusiones:

  • No importa si uno es gracioso o divertido. En una relación este factor no tiene preponderancia.
  • Reírse a costa de su pareja no se considera un humor sano en una relación; de hecho, esto es un signo de agresividad.
  • El humor es saludable cuando es gracioso para las dos personas, y no solo para una.

Hall afirma que si ustedes comparten un sentido de lo que es gracioso, esto te afirma y afirma su relación a través de la risa”. Él también afirma que el humor es fundamental en una relación porque fortalece los lazos amorosos y establece seguridad.

Por otra parte, Nicolas Guégen, un investigador francés especializado en ciencias sociales y otros temas, quiso comprobar si el sentido del humor tiene alguna influencia al momento de atraer a alguien, específicamente en la atracción de hombres a mujeres. Después de desarrollar un experimento social con 60 mujeres de entre 20 y 26 años, Guégen descubrió que las señoritas están tres veces más atraídas a alguien que las hace reír. Además, ellas veían a los hombres graciosos más atractivos, inteligentes, divertidos y sociables.

Otro estudio realizado por el mismo investigador, confirmó que las mujeres suelen atraer más hombres cuando sonríen; y tienen cinco veces más probabilidades de llamar su atención. Este análisis puso en evidencia que, aunque la apariencia física tiene cierto grado de influencia al momento de atraer a alguien, cuando una persona sonríe se hace inmediatamente más atractivo.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 cosas que pueden destruir tu matrimonio

Viendo las estadísticas de los divorcios crecer incluso en los matrimonios entre cristianos, me decidí a buscar siete causas que pueden contribuir a destruir la relación. Hay muchas variantes por pareja evidentemente pero estas causales son bastante comunes.

1- Los celos: Cuando una persona es enferma de celos, llega a ver lo que NO ha pasado. Lamentablemente esto es una desconfianza sin bases y genera un cansancio que puede acabar con el amor de la otra persona. Recomiendo ver a un sicólogo e ir a terapias de pareja o a un consejero de su iglesia.

2- Los cambios: Cuando quieres cambiar a tu pareja para que sea como tú quieres que sea, eso trae disgustos, discusiones y muy malos ratos. Tu pareja puede cambiar por diversas circunstancias, pero su esencia, su espíritu es el mismo. Tienes que aprender a amar a esa persona con su manera de ser. (Aquí evidentemente no hablo de abuso verbal o físico) Estoy hablando por ejemplo de las personas que son muy románticas y quieren que su pareja responda de la misma forma. Si no fueron románticos durante el noviazgo, no los vas a cambiar. Cada persona es diferente.

3- La infidelidad: Este es un factor que destruye relaciones. Y aunque he sabido de parejas que se han perdonado y lo superan, son pocas las que logran hacerlo. La traición, la deslealtad y el engaño no le hacen bien a ninguno de los dos. Generalmente la persona quiere encontrar de nuevo la emoción que sintió cuando comenzó su relación con su pareja, pero resulta que el amor va creciendo y evolucionando. Por tanto tiene que cambiar. Uno debe aprender a amar las etapas del amor y disfrutarlas. ¡No querer volver al pasado! Respeta tu relación y respétate tu mismo (a).

4- La rutina: Es evidente que no se puede vivir en una aventura continua, pero no debemos dejar que la rutina nos haga sentir aburridos. Hay miles de experiencias que una pareja puede disfrutar sin tener que invertir tanto dinero o tiempo. Una caminata disfrutando del atardecer en una playa, un picnic improvisado en una noche de luna llena, un juego en el jardín entre ambos en un día de lluvias, todas esas cosas cambian la rutina y refrescan la relación.

5- La falta de comunicación: Cuando la pareja lleva muchos años, a veces tienden a pensar que su esposo o esposa tienen que saber lo que les pasa o lo que están pensando. Puede ser que muchas veces eso sea cierto, pero no hay mejor cosa que comunicar lo que queremos y lo que sentimos cuando lo estamos deseando o sintiendo. Si ya llevan años, lo mejor es hablar. Conversar acerca de lo que te inquiete. Es TU PAREJA, tienen la confianza de decirse las cosas y buscar soluciones. Si se van guardando cosas, especialmente resentimientos, toda la relación se va contaminando con la amargura que llega por esas cosas no dichas y almacenadas. Hablen mucho. Propónganse hablar al menos una hora diaria, sin televisión ni celulares que los distraigan. ¡Es una tarea y la deben cumplir! Les aseguro que les va a mejorar la relación.

6- Los reproches generan emociones negativa:. Cuando vives con una persona que está pendiente de destacar solo lo que haces mal o te sale mal, llega un momento que ya no quieres estar al lado de esa persona. Si hay algo que no te gusta que tu pareja hace, díselo desde el amor que le tienes. Piensa en cómo te enamoraste de esa persona antes de hablarle y verás que te sale todo con más dulzura. Y de paso, no es para cambiarle, es para tratar de buscar una solución donde ambos queden felices.

7- El sexo o la falta de sexo: Una vez mas en este punto iríamos al punto cinco, la falta de comunicación. Las necesidades de la mujer y del hombre en este sentido son diferentes. Tienen que llegar a un acuerdo y jamás usar esta parte íntima de la relación para manipular o castigar. ¡Por favor! Si no pueden llegar a un acuerdo, una vez más les recomiendo ir a un consejero de su iglesia o a un especialista en relaciones.

Luchen por sacar a delante su relación matrimonial con amor, respeto, admiración, comunicación y diversión. Recuerden que una cuerda triple no se corta fácilmente como dice en Eclesiastés 4:12 y se refiere a ustedes, la pareja y Dios con ustedes.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Por amor…

En una ocasión me encontraba en compañía de mi padre cuando se descargó la batería de la movilidad;  lamentablemente estuvimos detenidos bastante tiempo porque nadie quiso parar para ayudarnos, hasta que finalmente un señor se detuvo para proporcionarnos auxiliarnos, y cuando lo hizo, no tardo en cobrar por su ayuda.

Es interesante pensar que nadie quería hacer un favor y el único que se detuvo fue esperando recibir algo a cambio.

Generalmente uno “espera recibir algo” después de brindar un servicio o un favor, de lo contrario es probable que no se haga nada. Sin embargo, es interesante analizar ¿Qué haría Jesús? Él ayudaba por amor, por esto daba sin esperar, se encontraba en el momento de necesidad y no le importaba si recibía algo por su esfuerzo, sino que se preocupaba en apoyar al que lo necesitaba.

Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” 1 Corintios 15:58 (RVR 1960)

A veces sucede lo mismo en el servicio a Dios, esperamos algo a cambio por parte de los líderes o pastores, como un aplauso, unas palabras como: “lo hiciste bien, eres el mejor”, y cuando no recibimos aquello, nos desanimamos y vacilamos; por esto, en este pasaje el Señor nos pide que sigamos adelante, firmes y constantes, porque el trabajo que realizamos para Dios no es en vano.

Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así. Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.” Hebreos 6:9-10 (RVR 1960)

Cuando sirves a Dios No esperes aplausos, tarima o que te tomen en cuenta, sírvele por amor. Dios sabe lo que haces, y Él no es injusto para olvidar el trabajo que realizas con amor; aunque el hombre no reconozca tu trabajo, hay un Dios que sí lo hace, que está viendo tu trabajo.

Te animo a servir al Señor con todo tu corazón, con toda tu mente y con todas tus fuerzas, sin esperar nada a cambio de tus autoridades o de la persona a quien estás apoyando, sirve con un corazón humilde y seguro porque en su tiempo recibirás la recompensa y no de un hombre, sino de Dios.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Todos los fuegos el viernes

Sí, fuego de las entrañas que concita todas las esperanzas, todos los deseos, todas las frustraciones, todos los anhelos, todos los sueños truncos, todas las evidencias del cuerpo que se deteriora.
Fuego que no se acaba a pesar de que las palabras mueren en el recinto las más de las veces. El esqueleto ardido y la mente agotada a causa de la profecía que tiene que decirse aunque no provoque más que algún aleluya o un gloria a dios (que no es más que la pronunciación del desconcierto del que dice por la chita este hermano que habla tan bonito pero no le entiendo un pomo).
Fuego lento de las facturas antiguas que ya fueron canceladas pero que siempre guardan una copia en el archivo de atrás al que de repente uno acude porque a veces no se explica por qué las personas queridas sufren más de la cuenta y no hay manera de esquivar la idea de que algo tiene eso que ver con los condoros que uno se mandó tiempo atrás.
Fuego que se enciende en medio de la noche cuando aparece una idea que debe ser dicha pero dónde por el amor de Dios porque igual la gente sigue preguntando leseras y sigue diciendo las mismas cosas que han dicho desde hace quince lustros y no han cambiado un milímetro al poder temporal, a la cultura de masas, a la apropiación indebida de las mentes para que sirvan a los dioses de este siglo dócilmente y compren todo lo que tienen que comprar y crean todo lo que tienen que creer que no tiene nada que ver con lo que dicen que creen en el nombre del Señor.
Fuegos que se avivaron alguna vez por algunas horas y entonces nada, quién llama a mi puerta amor en esta noche le pregunto a mi almohada mientras pienso, no llama nadie amor ella responde sólo el silencio.*
Fuegos que finalmente se van enfriando y hay que comprar una camiseta manga larga de algodón de caffarena para conjurar la humedad de este invierno que había olvidado que podía ser tan terriblemente invierno justo el 21 de junio por estos lados del mundo.
Finalmente, fuegos de los cuales se puede hablar los días viernes cuando por una indulgencia que me concedo sin haber preguntado nada a nadie hablo cosas que no edifican a la grey.

* Poema que leí en una antología de autores de Valdivia, Chile.

(Este artículo ha sido especialmente escrito para la radio cristiana CVCLAVOZ)

Una forma inusual de reavivar el amor

Mantener viva la llama del amor puede resultar todo un desafío para algunos matrimonios. En la actualidad hay diferentes métodos y herramientas que ayudan a las parejas a no perder la comunicación y a fortalecer su relación. Mientras que algunos de estos medios se enfocan mayormente en la consejería o en la práctica de ejercicios de pareja, hay una reciente investigación no convencional que parece tener una solución para reavivar el amor.

Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Florida, liderados por James K. McNulty, demostró que mirar fotografías de cachorros, conejos y palabras positivas pueden afianzar un matrimonio. Esta investigación se basó en la idea de que los sentimientos hacia una personas pueden ser cambiados cuando se le relaciona con algo positivo, en este caso, fotografía de cachorros y conejos; además de palabras afirmativas.

Para el experimento se reclutó a 144 parejas, todos menores de 40 años y casados por menos de 5 años, de los cuales solo el 40% tenían hijos. Por tres días consecutivos y durante seis semanas, cada participante vio una colección de imágenes de su cónyuge, en algunos casos junto a una fotografía de un cachorro, y en otros, cercano a una palabra positiva. Al final del ejercicio, las personas que habían sido expuestas a fotografías de sus parejas junto a algún refuerzo no negativo, demostraron respuestas automáticas positivas. Por otra parte, los estudiosos concluyeron que el éxito del experimento dependió de la clase de interacción que tenían las parejas.

El sorprendente resultado de este estudio, desconcertó incluso a los propios investigadores. McNulty, señaló que “en realidad estaba un poco sorprendido de que funcionara (…) y sólo la idea de que algo tan simple y no relacionado con el matrimonio podría afectar cómo se sienten las personas sobre su matrimonio, me hizo escéptico”. Sin embargo, la esta investigación fue impulsada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, con el fin de “desarrollar un procedimiento que podría ayudar a los soldados y otras personas en situaciones que son desafiantes para las relaciones”.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Tengo miedo!

“En medio de mis angustias y grandes preocupaciones, tú me diste consuelo y alegría”. Salmos 94:19 (TLA)

El miedo no solo nos paraliza sino que además nos sumerge en un profundo abismo, haciéndonos olvidar las promesas que Dios tiene para nuestras vidas. Cuando esto pasa, entra la duda, nuestra fe se debilita y comenzamos a ver nuestro problema como un gigante mucho más grande que nuestra fe. Es en estos momentos cuando debemos rendirnos ante Dios, reconociendo que no podemos que en todo necesitamos de Él. La Biblia nos dice que Su amor es todo lo que necesitamos y que Su poder se perfecciona en nuestra debilidad. Es allí que nuevamente nuestra fe se activa y empezamos a creer que pronto El actuará. Quizás estés pasando por algo parecido en tu vida, sientes que el tiempo pasa, no hay cambio y el problema sigue allí parado como un gigante amenazador infundiendo temor en tu vida. Sin embargo Dios no dejará que enfrentes solo esta situación sino que estará contigo para darte la victoria.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 libros para parejas

Todos quieren tener una relación saludable, fuerte, real y duradera; sin embargo, a veces puede ser más fácil desear que obtenerlo. Las personas que tienen años de casados saben lo difícil que puede resultar la convivencia y armonía con su cónyuge. No obstante, también saben que si ambos se comprometen y ponen de su parte pueden lograr cualquier cosa.

Éstos son algunos libros escritos por personas que han aprendido por experiencia propia lo que es la vida marital y desean compartir sus conocimientos con las nuevas parejas:

Casados y felices… Después de tantos años – Gary Chapman y Harold Myra

Páginas: 176.
Editorial: Portavoz.
Año de publicación: 2017.

Este libro es ideal para los casados y no casados. Ofrece una perspectiva realista con respecto a lo que ocurre con el matrimonio a través del tiempo, y qué se puede hacer para mantener viva la llama del amor. Además, contiene historias de parejas que tienen muchos años de casados y sus experiencias sobre cómo hicieron para tener un matrimonio estable y feliz.

Cómo salvar tu matrimonio antes de casarte – Paolo Lacota y Karen Lacota

Páginas: 192.
Editorial: Portavoz.
Año de publicación: 2017.

El matrimonio es un gran paso para cualquier pareja y es una decisión que no puede tomarse a la ligera. Este libro es una guía para todos aquellos que quieran casarse y formar una familia. Asimismo, contiene temas que ayudan a tener una mejor comprensión sobre el matrimonio y qué se puede hacer para consolidar las bases de una relación durarera.

Cuando el sexo no es suficiente – Rey Matos

Páginas: 240.
Editorial: Unilit.
Año de publicación: 2015.

Vivimos en una sociedad donde el sexo se ha convertido en sinónimo de amor; no obstante, el sexo no es suficiente. Este libro explica la importancia del sexo en el matrimonio, pero también cómo se puede tener una relación exitosa y centrada en Dios. Asimismo, ayuda a las parejas a evaluarse y a profundizar su vínculo amoroso.

El desafío del amor – Stephen Kendrick y Alex Kendrick

Páginas: 256.
Editorial: B&H Español.
Año de publicación: 2013.

Este libro aparece en la película A prueba de fuego, y se ha convertido en uno de los más populares y preferidos en diferentes países. Este devocional de 40 días ayuda a las parejas a restaurar su matrimonio sin importar en la condición en la que esté. El contenido del libro enseña a las personas a entender el amor desde una perspectiva bíblica y de cómo se puede aplicar en una relación.

El lenguaje secreto de las parejas exitosas – Bill y Pam Farrel

Páginas: 224.
Editorial: Portavoz.
Año de publicación: 2015.

Los matrimonios funcionan por un lenguaje secreto: Una colección de palabras clave, acciones, ideas y actitudes que determinan cómo funciona la relación de pareja. Si ese lenguaje es descubierto, el amor crece y florece. Si ese lenguaje sigue siendo un misterio, el amor se entierra detrás de malentendidos e irritaciones. Este libro ofrece una comprensión bíblica y práctica del lenguaje que Dios ha programado en cada pareja casada.

El significado del matrimonio – Timothy Keller

Páginas: 320.
Editorial: B&H Español.
Año de publicación: 2017.

La cultura moderna dice que existen las almas gemelas, que el matrimonio debe tener romance, y que el cónyuge debe ayudar a que uno alcance su potencial. No obstante, todas estas ideas difieren del concepto de matrimonio que establece la Biblia. Este libro enseña el significado del matrimonio de acuerdo al plan de Dios y de cómo nuestra forma de pensar determina nuestra relación marital.

Los 5 lenguajes del amor – Gary Chapman

Páginas: 205.
Editorial: Unilit.
Año de publicación: 2011.

Un libro que casi no necesita presentación. Desde que fue publicado, se convirtió en uno de los más leídos por parejas y solteros por igual. Contiene consejos prácticos sobre cómo podemos desarrollar un amor que perdura. Además, enseña a descubrir el lenguaje de amor y cómo se puede utilizar este conocimiento para el mejor desempeño de las relaciones amorosas y personales en general.

Principios de vida en pareja – Luis y Hannia Fernández

Páginas: 176.
Editorial: Casa Creación.
Año de publicación: 2015.

Con más de 30 años de casados, los autores aconsejan a los recién casados a vencer las diferencias personales y culturales, heridas del pasado, creencias, y todo tipo de barreras que pueden dañar una relación. Este libro insta a las parejas a centrar su relación en Jesús, a basar su matrimonio en la Biblia y a hacer cumplir el compromiso que hicieron ante el altar.

Pureza y pasión – Elizabeth Elliot

Páginas: 176.
Editorial: Nivel Uno.
Año de publicación: 2017.

La autora comparte su historia de amor a través de cartas, páginas de su diario, y recuerdos sobre su fallecido esposo, Jim Elliot. Mediante su narración, ella ofrece una perspectiva honesta con respecto a la tentación, dificultades, victorias y sacrificios de una pareja que puso su compromiso con Cristo antes que su relación amorosa. Asimismo, el libro trae consuelo y recomendaciones para todas las parejas.

Sexo, una relación diseñada por Dios – Tony Evans

Páginas: 80.
Editorial: Portavoz.
Año de publicación: 2014.

Este libro explica todo lo concerniente al sexo, desde la ciencia básica de las hormonas, hasta la lengua hebrea original utilizada en la Biblia para describir el sexo. El autor enseña cuál es el propósito de Dios con respecto al sexo, por qué es tan importante y por qué el mal uso de ella puede ser devastador.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend