Jesus | CVCLAVOZ

All posts in “Jesus”

evan

Josué del Cid y Evan Craft se unen en una canción

“He decidido seguirte” es la nueva canción de Josué del Cid junto Evan Craft. Tuvimos la oportunidad de entrevistar a ambos para conversar con ellos acerca de los detalles de este nuevo tema.

“Hay mucha gente hoy en día que están dando la vida por Jesús”, comentó Josué respecto a la inspiración detrás de la composición de esta canción. Por su lado, Evan cuenta de lo difícil que es entender la situación por la que pasan muchas personas al morir por Cristo.

Escucha la entrevista completa y mira el video:

 

cielo

El día del Señor se acerca

“En realidad, no es que el Señor sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Al contrario, es paciente por amor a ustedes. No quiere que nadie sea destruido; quiere que todos se arrepientan.” 2 Pedro 3:9 (NTV)

Hace un tiempo, la iglesia donde congrego hizo un evento de evangelismo al aire libre por la zona que vivo. Entre los que escucharon el mensaje estaban amigos míos del lugar. En aquella oportunidad  el pastor predicó sobre los tiempos finales y el arrepentimiento.

Semanas después, cuando me encontré con los mismos jóvenes que habían escuchado la palabra de Dios, uno de ellos me dijo: <<¿No que Jesús ya iba volver? ¿Qué castigaría y que el mundo sería destruido? Todo lo que dijo el pastor es mentira, todo está igual. >> Afirmación  que los demás respaldaron.

Aclaro que el pastor en ningún momento dijo que el Señor vendría la siguiente semana o mes, sólo anunció que el regreso de Jesús está pronto y que todos necesitamos arrepentirnos.

Increíble, pero el Señor sabe cómo hablarnos, en 2ª Pedro el capítulo 3, el apóstol Pedro dice lo siguiente: “Sobre todo, quiero recordarles que, en los últimos días, vendrán burladores que se reirán de la verdad y seguirán sus propios deseos. Dirán: «¿Qué pasó con la promesa de que Jesús iba a volver? Desde tiempos antes de nuestros antepasados, el mundo sigue igual que al principio de la creación».  2 Pedro 3:3-4 (NTV)

¿Tienes amigos y familiares que te han dicho que el regreso de Jesús es un cuento? No te desanimes y sigue adelante, orando y predicando la palabra de Dios. Espera con ansias ese día, has todo lo posible por llevar una vida pacífica, pura e intachable. Y no olvides crecer en la gracia, y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador.

Y si aún no estás seguro del retorno de Jesús, de su existencia y durante años no has creído en Él, te animo a leer detenidamente lo que Él mismo dijo en Mateo 24:37-39 acerca de Su regreso. “Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre. Pero como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre, pues como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del hombre.”

La gente en el tiempo de Noé no estaba preparada y no creía en el mensaje de Dios, así que todos fueron destruidos. Hoy en día pasa lo mismo, muchos no creen en Su regreso y viven como ellos quieren.

No esperes para aceptar a Jesús en tu corazón,  podría ser  demasiado tarde cuando decidas hacerlo; entrégale tu corazón ahora que hay tiempo. Haz una oración de corazón y pide perdón por tus pecados. Jesús te espera con los brazos abiertos.

“Cuando todo esté listo, volveré para llevarlos, para que siempre estén conmigo donde yo estoy.” Juan 14:3 (NTV)

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

crucificado

Sólo Él

La vida de Jesús no terminó en el calvario, sencillamente empezó con más poder. Fue tanto su amor antes y después que incluso en la actualidad no dejamos de experimentar la manifestación de su amor en misericordia, perdón, gracia, justicia y todos los atributos que encierran su carácter.

Un libro, narra acerca de un varón que confronta a unos escépticos sobre lo que Jesús era realmente, más allá de la religión, y dice: “…Él era real…Y en lo más íntimo de su ser, Él era amor.… Y con todo este amor, Él era completamente honesto. Pero aun cuando sus acciones o palabras exponían los motivos más oscuros de la gente, ellos no se sentían avergonzados. Sus palabras siempre transmitían una súplica de acercarse a Dios y ser liberados por Él. Tú le confiarías tus secretos más profundos. Si alguien te sorprendería en tus peores momentos, tú desearías que fuera Él…No estoy hablando de un sentimentalismo barato. Él amó, realmente amó. No importaba si eras un fariseo o una prostituta, un discípulo o un mendigo ciego, un judío, un samaritano o un pagano.

Y cuando Él estaba colgado en aquella cruz… este amor seguía fluyendo sobre los burladores y sobre los amigos desilusionados por igual. Cuando él se acercó a la oscuridad de la muerte, agotado por las torturas y sintiéndose separado del Padre, no hubo ningún momento más sublime en el mundo. Su vida fue dada para ti. Este no fue ningún loco. Este fue el Hijo de Dios, derramado hasta lo último, para abrirte el acceso libre a su Padre.”

Claramente Jesús ha cambiado el rumbo de la historia y el destino perdido de la humanidad en lo eterno, trajo medicina para el alma y su amor inagotable aún nos sostiene cuando fallamos, creo que tú y yo lo estamos experimentando y lo seguiremos haciendo hasta que Él vuelva.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3.16

¿Estás experimentando ese amor infinito en tu diario vivir? Si no, pues adelante hoy tienes la oportunidad.

Sólo Él podrá amarte con amor perfecto.

 

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

castigo

El castigo

En una escuela, hace muchos años, un niño hizo una travesura, manchando  los papeles de la maestra con tinta.

Cuando la profesora llegó y lo descubrió, exigió a todos el nombre del culpable.

        – ¡López! Gritó un niño.

         – ¡López, aquí! – ordenó la maestra tomando la tabla.

Había dos hermanos del mismo apellido, y se adelantó el mayor, quien recibió estoicamente el fuerte y doloroso castigo.

De repente, el menor, llorando, se adelantó gritando:

          – ¡Maestra: No le pegue más! No fue él, fui yo el culpable.

La profesora dejó de lado el castigo, intrigada, y pidió explicaciones.

         – A ver, tú, López, el mayor: ¿Por qué te has adelantado para ser castigado si protestar de tu inocencia? Habla.

         –  Porque él es más pequeño, menos fuerte y está un poquito enfermo – contestó el pequeño héroe.

La maestra, maravillada, abrazó al niño y le dijo:

           – Muchacho, nunca serás en tu vida más cristiano que hoy. ¡Esto es lo que hizo Cristo por ti y por mí!

Hace miles de años, tú y yo tuvimos un sustituto, quien sin culpa alguna tomó nuestros lugares y recibió el más duro castigo y la muerte más espantosa que un hombre puede recibir.

 “Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo.
Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó. Sin embargo, fueron nuestras debilidades las que él cargó; fueron nuestros dolores los que lo agobiaron. Y pensamos que sus dificultades eran un castigo de Dios; ¡un castigo por sus propios pecados! Pero él fue traspasado por nuestras rebeliones y aplastado por nuestros pecados. Fue golpeado para que nosotros estuviéramos en paz; fue azotado para que pudiéramos ser sanados”. Isaías 53:3-5 (NTV)

Voluntariamente, Jesús se entregó por nosotros, soportó la humillación, el desprecio, el rechazo, los golpes, las burlas, una corona de espinas, los clavos con los que fue crucificado y una lanza atravesó su costado, todo por amor a nosotros. Él sabía que no había forma alguna de que nosotros alcanzáramos la salvación por nuestros medios y con nuestras fuerzas; por eso, decidió entregarse como sustituto de la humanidad.

Que su sacrificio siempre esté presente en nuestras vidas, que podamos vivir dignamente, honrando a Jesús, quien no escatimó su propia vida y la entregó para que pudiéramos vivir una eternidad con Él.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

niños

Mar en vez de charco

Kenneth Hildebrad, un elocuente predicador, dijo: “…el que carece de sueño… [Es como] una gran nave construida para el poderoso mar pero que intenta navegar en un charco. Carece de un puerto lejano para alcanzar, de un horizonte que se perfile, de un cargamento preciado que llevar. Sus horas son absorbidas por tiranías rutinarias e insignificantes. En nada sorprende que el tal se torne insatisfecho, contencioso y esté harto.”

Como hijos de Dios a veces solemos navegar en un charco, en vez de aferrarnos en un mar de bendiciones duraderas y eternas.

Génesis 2.16b, 17 NVI dice: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás.» La consecuencia de la elección de Adán de navegar en el charco fue la muerte, esclavitud y maldición; en cambio Jesús eligió navegar sobre el mar, para lo que Dios lo había enviado y trajo vida, libertad y vida eterna.

Existen obstáculos en nuestro recorrer en la vida que es preciso que sean derribados por la fe en Dios y no sólo en nuestras propias capacidades humanas, “¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas” Isaías 40: 29-31 Si nos aferramos al carácter de Dios tendremos la victoria asegurada bajo cualquier situación que nos aleja de la bendición plena que tenemos cerca.

Pese a cómo estés hoy no olvides que eres hijo de Dios y como tal tienes el apoyo, la fuerza, la gracia y el amor de tu Padre Celestial, acércate confiadamente y pídele que te lleve al lugar donde quiere que estés, que tu vida cumpla el propósito por el cual fuiste creado.

¡Vive tu vida a la altura de tu Creador!

“…Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.” Eclesiastés 12:13

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

futuro

Antes te vi…

Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.

Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. 47-48

Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás. Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre. Juan 1:45-51

Natanael era un hombre íntegro y sabio. Felipe le hace la invitación de acercase a Jesús para que compruebe quién es Él y a pesar que al comienzo desvaloriza su procedencia decide conocerlo.

Para Jesús la llegada de Natanael no fue una sorpresa, lo vio antes de que él tomara la decisión de acercarse, la sorpresa fue para Natanael. Entonces, le declara palabras que dejan una huella en el corazón: “Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vien otras palabras: “antes que te acerques, te estaba esperando” “antes que vengas a conocerme, yo ya te conocía”

Varias personas no deseaban acercarse a Cristo por los conceptos equivocados que tenían  con respecto a la iglesia, los cristianos o la palabra de Dios, sin embargo, cuando decidieron hacerlo ellos mismos fueron sorprendidos por el amor del Señor. Si aún no te has acercado a Jesús te extiendo la invitación, comprueba quién es Él y lo que tiene preparado para ti, te aseguro que te sorprenderás.

Natanael, no se imaginó que la mirada de Jesús estaba sobre su vida, y así es Dios quién te ve cuando nadie lo hace. Así como con Zaqueo que, aunque había mucha gente y era criticado por muchos, fue visto y llamado por Jesús. Es posible que estés viviendo en pecado y por eso tengas vergüenza en acercarte a Cristo, pero ten presente que Él sabe, te conoce y no ha quitado su mirada de ti. Acepta su invitación.

No importa dónde estés, el Señor te ve y te ha observado; no para criticarte, no para reclamarte por los pecados que has cometido, sino para dejarte saber que Él sabe sobre ti. Aunque para los demás seas indiferente, Él te mira, aunque lo desvalorices Él sabe quién eres y está pendiente de ti.

Si esto te sorprende ¡Aun desea que veas cosas mayores!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

carretera

El camino, la verdad y la Vida

“Yo soy la puerta; los que entren a través de mí serán salvos…” Juan 10:9 (NTV)

Existen muchas personas que hacen todo tipo de sacrificios pensando que con eso agradarán a Dios y entrarán al cielo. Conozco a quienes recorren largas distancias de rodillas para llegar a un ídolo, estatua o imagen para luego implorar por su salvación. Tristemente la palabra de Dios condena esa adoración:

“Los ídolos de las naciones no son más que objetos de plata y oro, manos humanas les dieron forma. Tienen boca pero no pueden hablar, tienen ojos pero no pueden ver. Tienen oídos pero no pueden oír, tienen boca pero no pueden respirar. Y los que hacen ídolos son iguales a ellos, como también todos los que confían en ellos.” Salmo 135:15-18 (NTV)

Otros piensan que haciendo buenas obras llegarán y disfrutarán del reino que Dios tiene preparado para sus hijos. Posiblemente lleguen al cielo pero no para quedarse, sino para recibir su sentencia. Porque la biblia dice que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley. Además, claramente afirma que solo uno es el mediador: “Porque no hay más que un Dios, y un solo hombre que sea el mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jesús.”  1 Timoteo 2:5 (DHH)

Pues la salvación no se gana, ni hay cómo pagarla. Es el sacrificio que ya hizo Jesucristo por nosotros en la cruz. Es un regalo inmerecido, y es para aquellos que lo aceptan en el corazón y viven conforme a la voluntad del padre.

Pero lamentablemente muchos no creen e ignoran lo que Él dijo de sí mismo; que es el Hijo de Dios, el Salvador, el enviado, el Buen Pastor, Pan de Vida,  el camino, la verdad, y la vida misma.

Cristo murió por ti y por mí, no esperes más para aceptarlo en tu corazón porque Él es el único que puede llevarnos delante de Dios.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí.” Juan 14:6 (NTV)

Busca a Jesús hoy mismo, mañana puede ser demasiado tarde.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

infraccion

Tu transgresión fue pagada

Al iniciar la vida cristiana, nos encontramos con dos conceptos que no todos llegamos a comprender claramente, estos son:

– Misericordia, es la liberación del juicio. A través de ella no recibimos el castigo que merecíamos a causa del pecado.

– Gracia, es un regalo inmerecido. Por medio de la muerte de nuestro Señor Jesús recibimos por gracia el perdón de pecados, la salvación y la vida eterna.

Por ejemplo, si te encuentras manejando tu auto a alta velocidad, es justo que un policía te haga parar y te de una boleta de infracción. Pero si te detiene y perdona tu falta, podríamos decir que obró con misericordia. En cambio, si te para y te da la infracción, pero él mismo paga la multa, eso es gracia.

Para entender mejor estas dos definiciones, analicemos la vida de Pablo. Él merecía morir por haber matado a muchos cristianos, pero fue Dios que en su infinita misericordia y gracia le devolvió la vista y le dio el privilegio de predicar el evangelio.

Cada vez Él me dijo: “Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad”. Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí. (2 corintios 12:9 NTV)

Si Dios pudo perdonar a Pablo y usarlo para extender su reino, ¿no crees que también podría usarte a ti? Él quiere darte la oportunidad de que lo sirvas pero necesita que te arrepientas sinceramente de todos tus pecados y no los vuelvas a cometer, que estés dispuesto a seguirlo y a obedecerlo para que muchas personas sean salvas.

No te avergüences por lo que hiciste en el pasado, Dios puede usar esas experiencias para que des testimonio de lo que pudo hacer en ti y de cómo sigue transformando cada área de tu ser. Alguna persona podría identificarse con lo que pasaste y querer conocer a nuestro Señor Jesús para experimentar esos mismos cambios en su vida.

No te desanimes en ningún momento porque Dios todavía no ha concluido contigo, su gracia es suficiente para que te levantes una vez más y sigas compartiendo de su amor y perdón a todo aquel que lo necesita.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

iStock_000053282134_Small

La Estrella de Belén

Sabemos por lo que hemos leído en la Biblia, que fue la Estrella de Belén la que guió a los Reyes Magos o los Sabios, – como los mencionan en otras versiones de la Biblia- al lugar donde nació Jesús. En Mateo se menciona que los Magos vieron aparecer la Estrella por el Oeste.

Hay muchos que dicen que se pudo haber tratado de un planeta, o cualquier otro fenómeno astrológico como un cometa. Aunque a muchos se les haga difícil creer que un astro pudo marcar un lugar tan concreto como un pesebre, quienes conocemos a Dios, quienes tenemos fe, sabemos que nuestro Dios es capaz de hacer lo que nos parece imposible, posible.

Sin embargo, aunque muchos señalan y lo vemos en los nacimientos que colocan algunas personas en Navidad, que los Reyes Magos llegaron al pesebre donde estaba el recién nacido Jesús, en Mateo 1:9-11 leemos: 9 Después de oír al rey, siguieron su camino, y sucedió que la estrella que habían visto levantarse iba delante de ellos hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño.10 Al ver la estrella, se llenaron de alegría. 11 Cuando llegaron a la casa, vieron al niño con María, su madre; y postrándose lo adoraron. Abrieron sus cofres y le presentaron como regalos oro, incienso y mirraY como se menciona que llegaron a la “casa” y no al pesebre y el lugar donde estaba “el niño” y no el bebé, hay quienes dicen que los Magos o Sabios, no llegaron el día del nacimiento de Jesús, sino mucho tiempo después. Pero lo importante no es la edad de Jesús para el encuentro con esos personajes que venían desde lejos. Lo importante es que la estrella o planeta o cometa, los guió a ese Rey del que ellos tuvieron conocimiento y al que iban a llevar unos regalos muy especiales. A ellos también les fue revelado que El Rey cuyo reino jamás tendrá fin, estaba por nacer.

Si les interesa este tema, les recomiendo ver una película que más que película, es un documental o ‘película informativa’ acerca de ese fenómeno que guió a esos Sabios. Se llama así: “The Star of Bethlehem”, del productor Stephen Mc Eveety; se las recomiendo. No se si está en español, pero estoy segura que debe tener subtítulos. Si la ven, quiero que me cuenten su experiencia personal al verla. Escríbanme a: [email protected]

Dios les bendiga y les de un 2016 lleno de maravillosos y asombrosos acontecimientos mientras nos acercamos cada vez más a Él.

amor

La mayor expresión de amor

Más Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. Isaías 53:6-7

Cuando llevaron a Jesús al Gólgota, iban dos criminales más para ser ejecutados con él. Al llegar al lugar llamado “La Calavera”, lo clavaron en la cruz y a estos dos hombres los crucificaron también, uno a su derecha y otro a su izquierda.

En ese momento Jesús dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Y los soldados sortearon su ropa, tirando los dados.

La multitud observaba y los líderes se burlaban. “Salvó a otros –decían-, que se salve a sí mismo si de verdad es el Mesías de Dios, el Elegido”. Los soldados también se burlaban de él, al ofrecerle vino agrio para beber. Y exclamaron: “Si eres el rey de los judíos, ¡sálvate a ti mismo!”. Encima de su cabeza, colocaron un letrero que decía: “Este es el Rey de los judíos”.

Uno de los criminales colgados junto a él se burló diciendo: “¿Así que eres el Mesías? Demuéstralo salvándote a ti mismo, ¡y a nosotros también!”. El otro ladrón le respondió: ”¿Ni siquiera temes a Dios ahora que estás condenado a muerte?  Nosotros merecemos morir por nuestros crímenes, pero este hombre no ha hecho nada malo”. Luego dijo: -Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

Jesús respondió:  – Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso.

Nuestro Salvador no sólo pidió al Padre que perdonara a las personas que lo habían golpeado, insultado y se habían burlado de Él sino que también tuvo misericordia de uno de los criminales, de aquel que había reconocido que Él era el Hijo de Dios, un inocente que no merecía estar en ese lugar y quien le pidió humildemente que no se olvidara de él cuando volviera al paraíso.

No hay ni habrá persona que ame tanto a la humanidad como lo hizo Jesús, porque Él vino al mundo con el único propósito de morir por nosotros para que fuéramos salvos. Hasta el último segundo de vida, demostró amor, misericordia y otorgó perdón.

Este día te invito a reconocer a quien te demostró la mayor expresión de amor, al dar su vida por ti, su nombre es Jesús, sólo necesitas reconocer que le fallaste, pídele perdón por todos tus pecados y confiesa con tus propios labios que lo recibes como tu único Señor y Salvador, sentirás una paz indescriptible en tu corazón y nunca más te sentirás solo.

Dios mostró cuánto nos ama al enviar a su único Hijo al mundo, para que tengamos vida eterna por medio de él. En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados. 1 Juan 4:9-10 (NTV)

Este día que es tan especial reconozcamos, agradezcamos y celebremos el incomparable amor que nuestro Señor Jesús tuvo y tiene por cada uno de nosotros.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

navidad

Mi Navidad

Para principios de los 90 era común ver pelear a mis padres por problemas sin resolver dentro de su matrimonio y dificultades económicas. Quizás todo se debía a las constantes borracheras que tenía papá y que no le permitían conservar un mismo empleo por más de 4 meses, todo eso sumado a episodios violentos, hacían que dentro de mí la palabra familia no represente un refugio de paz.

El tiempo pasó y mamá se fue de casa. Nos dejó y papá reaccionó por un tiempo, trató de ser amoroso, atento y protector, pero no duró mucho. Nuevamente cayó en las redes del alcohol, pero esta vez por un tiempo muy extenso; a mí y  mis hermanos nos llevaron a una casa de acogida para niños hasta que mamá regresó y nos llevó con ella, para ese momento nadie conocía el paradero de papá.

Una noche mamá llegó agitada a casa, nos vistió y nos fuimos con una tía donde había mucha gente. Quién diría que ahí encontraría a papá, pero ahora metido en un ataúd y listo para darle el último adiós…

Con el tiempo comencé a sentir que él me faltaba. A los 14 años me metí en muchos problemas, la mayoría tenían que ver con alcohol. Uno de los momentos que no olvidaré fue cuando mamá me tuvo que recoger de la estación policial y aunque me salvé, porque la justicia en mi país no puede procesar a un menor de edad con el mismo rigor que a un adulto, nada me pudo librar de la tremenda golpiza que me propinaron en casa.

Cuando llegué a la universidad la falta de papá se había hecho crónica. Era extraño porque los frecuentes episodios de violencia hacían que el concepto de “padre de familia” tenga un significado mucho menor del que debería haber sido. Pero aun así, yo creía muy dentro de mí que había algo más aparte de lo que había vivido.

Un día una amiga me invitó a su iglesia, pero mi rechazo fue contundente. La verdad es que no creía que una comunidad de personas que lloraban al cantar a alguien que no podían ver y cuya autoridad se hacía llamar “Pastor” podía ayudarme en algo. Ella continuó insistiendo, no podía creer cómo una persona podía ser tan persistente y como estábamos en los mismos cursos de la carrera universitaria, no podía evitar encontrarme con ella. Un día se acercó a pedirme prestado un lápiz (otro de sus pretextos) y no recuerdo cómo, pero terminamos hablando de Dios otra vez. Yo estaba a punto de pedirle que deje de insistir pero ella dijo algo que golpeó duramente mi corazón: “Tu padre que está en el cielo te mira y quiere lo mejor para ti”

Tenía confusión de sentimientos, no sabía si quería gritar o llorar y para terminar la conversación, acepté su invitación.

Ese sábado en la reunión de jóvenes acepté a Jesús en mi corazón, ese día no era 25 de diciembre pero yo estaba celebrando el nacimiento del Salvador en mi vida. Ese día comprendí que mi Padre en los cielos siempre estuvo conmigo, supe que Dios nunca me dejó solo aún en medio de mis locuras juveniles y más que nada, supe que yo era muy importante para Él.

Lucas 2:10-11 “Pero el ángel les dijo: No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos: Hoy les ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías, el Señor.” Versión Dios Habla Hoy

¿Recuerdas el del nacimiento del Salvador en tu vida?

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

piedras

Amor a cambio de piedras

El Dr. James Kennedy transcribe  una anécdota del gran escritor Sir Walter Scott. Se cuenta  que este último fue molestado por un perro vagabundo, entonces  el hombre cogió una piedra y la lanzó al animal intentando espantarlo, pero la piedra era bastante grande y la arrojó con tal fuerza que golpeó al perro, lastimándolo seriamente. En vez de enfurecerse o escapar, el animal saltó hacia él y le lamió la mano, algo que Sir Walter Scott no olvidó nunca.

El transcriptor de esta anécdota comenta: “Nosotros también hemos lanzado piedras a Dios; cada pecado, cada acto de rebelión es una piedra que tiramos contra Él. Pero Cristo no vino a este mundo con relámpagos amenazadores como podría haber venido, sino con los brazos extendidos sobre la cruz, y allí miles de hombres han encontrado el amor que perdona y salva, el cual les ha habilitado a ellos mismos para perdonar a sus enemigos y amarlos en verdad”

En estos días recordamos cómo Dios, aun habiendo sido ofendido por nosotros y sabiendo que le fallaríamos decidió enviar a su Único hijo para perdonar nuestros pecados y darnos la oportunidad de disfrutar una eternidad junto a Él.

Siguiendo el gran ejemplo del Maestro, debemos amar a nuestros enemigos, a aquellos que nos ofenden y deciden lanzarnos piedras constantemente. Si queremos ser verdaderos discípulos de Jesús debemos seguir también su mandamiento de amar a nuestros enemigos y no hay mejor momento que este para que puedas perdonar y demostrar el amor de Dios en tu vida.

“Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna”. Juan 3:16 (NTV)

No hay mejor regalo que el que Dios nos dio al enviar a su Único hijo al mundo para perdonar nuestros pecados, darnos esperanza y vida eterna. Comparte este hermoso regalo con todos los que te rodean y que esta navidad sea un tiempo de gozo, paz, reconciliación, perdón y gratitud.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.