Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Compartir el evangelio de Jesús no es fácil y más cuando se trata de la familia. Sin embargo, debemos predicarles porque queda poco tiempo para hacerlo. Por lo tanto, empecemos hoy aplicando estos pasos sencillos y prácticos.

1.  Ora sin cesar

La oración de fe mueve la mano de Dios, Jesús dijo: «Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.» (Mateo 21:22). Para Dios no hay nada imposible y Él conoce los anhelos de nuestro corazón. Por lo tanto, clama por tu familia en todo momento y ten fe que un día rendirán sus vidas a Dios.

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Jeremías 33:3 (RVR 1960).

2.  Vive una vida integra

Somos nuevas criaturas y debemos vivir como hijos de Dios. Una nueva vida ha comenzado en nosotros el día que aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador. Por lo tanto, no vivamos como antes, perdidos y lastimando al prójimo; más bien, vivamos una vida integra e irreprensible para que muchos se acerquen a Dios por medio de nuestro testimonio.

Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa.

1 Pedro 3:1-2 (RVR 1960).

3.  Enseña el evangelio

Para que nuestra familia se acerque a Dios es importante enseñarles las Escrituras, Jesús dice: «y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.» (Juan 8:32). Es fundamental hablarles del pecado, arrepentimiento, vida eterna y el infierno.

Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

Deuteronomio 6:6-7 (RVR 1960).

4. Mantente firme

No te desanimes ni te rindas si no ves resultados, Dios obrará en tu familia en el tiempo que ÉL ha determinado. Recuerda que todo tiene su tiempo y Dios tiene control de todo. Es el poder y la gracia de Dios lo que salvará a tu familia, sigue orando y confiando en Él.

Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

Hechos 16:31 (RVR 1960).

No hay nada más importante que compartir el evangelio con la familia y seres queridos, el tiempo se termina y si no compartimos, será nuestra responsabilidad que ellos vayan al infierno. 

Empieza hoy a compartir el mensaje de salvación.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

8
16
1
1
1
1
Already reacted for this post.

Deja una respuesta