• El sueño El sueño

    El sueño

    Se cuenta que una noche, un pastor soñó que él jalaba, en lugar del caballo, de un gran carretón cubierto con toldo. El trabajo era muy difícil y avanzaba lentamente, sobre todo cuando llegó a una parte lodosa del camino.

  • ¿Qué te hace falta? ¿Qué te hace falta?

    ¿Qué te hace falta?

    Si nosotros no creemos en lo que Dios nos promete, nos dice y demuestra, no tiene sentido que oremos o meditemos en su Palabra. La fe es la que hará que vivamos una vida de esperanza.

  • No es tuyo No es tuyo

    No es tuyo

    En una ocasión se hizo una colecta de bienes para ayudar a personas necesitadas. Entre los beneficiaros se encontraba una pequeña niña que desde hace mucho tiempo tenía parálisis en ambas piernas.

  • Solamente Cree Solamente Cree

    Solamente Cree

    Pueden pasar días, semanas y hasta años para que recibas esta promesa. Pero, por favor, no te rindas ni bajes los brazos, Dios es fiel a su Palabra y siempre responde.

  • El triunfo es por… El triunfo es por…

    El triunfo es por…

    Puede ser que las dificultades sean las motivadoras para que consideremos retirarnos; sin embargo, la Biblia nos exhorta a permanecer firmes, sin desviarnos a derecha ni a izquierda.

  • El verano está cerca El verano está cerca

    El verano está cerca

    Nadie desconoce lo que está ocurriendo en todo el mundo, como nunca antes la tierra está experimentando diferentes fenómenos: calentamiento global, tsunamis, eclipses, etc.

  • Nuevas Alturas Nuevas Alturas

    Nuevas Alturas

    Cuando las dificultades aparezcan como tormentas inesperadas, compra un boleto para subirte a la oración, ajústate bien el cinturón para ser constante y no desistas aunque la turbulencia quiera sacudirte.

  • Misericordia antes que castigo Misericordia antes que castigo

    Misericordia antes que castigo

    Nunca dejes de creer que Dios tiene grandes cosas para ti. Aún si has desobedecido alguno de sus mandatos, si te arrepientes y vuelves a sus caminos, Él te recibirá con el mismo amor.

  • Solo tú puedes hacerlo Solo tú puedes hacerlo

    Solo tú puedes hacerlo

    Muchas veces podemos perder la oportunidad de hablar con alguien porque pensamos que habrá otra que lo hará pero en realidad cuando Dios te llama por tu nombre nadie más puede responder.

  • ¡No permitiré que actúes o pienses mal de mí! ¡No permitiré que actúes o pienses mal de mí!

    ¡No permitiré que actúes o pienses mal de mí!

    Jesús no permitió que hablen o piensen mal de Él sin pelear sino con humildad. Te animo a esforzarte para evitar que los que te rodean puedan tomarte como mal ejemplo.


¡Recibe tu devocional diario! Más de 40.000 Usuarios Registrados!

CVCLAVOZ te ofrece el mejor contenido online a tu alcanze. !Totalmente Gratis!

Tu información no será compartida con otras compañías