• El orden de los factores El orden de los factores

    El orden de los factores

    Hacer las cosas al estilo de Dios muchas veces implica tener paciencia, esperar antes de dar el siguiente paso, incluso renunciar a ciertas cosas; pero el resultado siempre es mejor del que podríamos imaginar.

  • Después de la lluvia Después de la lluvia

    Después de la lluvia

    El hecho de que las cosas no salgan como quieres, no significa que todo esté mal, sino que Dios tiene un plan mejor para tu vida. Recuerda que sus planes y su tiempo son perfectos.

  • Tesoros del Corazón Tesoros del Corazón

    Tesoros del Corazón

    Comienza a compartir tus tesoros y todo lo que tengas guardado en el corazón, sea bueno o malo, vergonzoso o no. Dios quiere escucharte porque le interesa saber lo que guardas en lo profundo de tu ser.

  • ¿Recuerdas lo que has aprendido? ¿Recuerdas lo que has aprendido?

    ¿Recuerdas lo que has aprendido?

    La Biblia es la palabra de Dios que ha sido puesta en nuestras manos para que aprendamos, corrijamos nuestros pasos y estemos preparados.

  • No entiendo por qué fallé No entiendo por qué fallé

    No entiendo por qué fallé

    Si le has fallado a Dios, no te quedes ahí, ponte de pie y vuelve a Dios. Él ha prometido su amor inagotable y estar contigo cada día de tu vida. Si has tropezado toma su mano extendida y levántate.

  • El Candado El Candado

    El Candado

    Si conoces tus debilidades y sabes qué es lo que te hace pecar, ¡evítalo a toda costa! No negocies con nada ni con nadie tu integridad, deja que Dios sea tu guardián, aquel que te indica qué está mal y qué no te conviene.

  • El primer lugar El primer lugar

    El primer lugar

    A pesar de no tener siempre todo lo que quieras, cuando Dios está en el primer lugar de tu vida, aprenderás a ser agradecido con lo poco o mucho que sí tienes, podrás darle la gloria y la honra en todo tiempo y situación.

  • ¿Es el final? ¿Es el final?

    ¿Es el final?

    Cada meta conseguida es solo el principio de otro reto aún mayor y cada derrota, es solo la oportunidad para empezar de nuevo. Dios quiere que caminemos de gloria en gloria.

  • Cuando Dios pelea por ti Cuando Dios pelea por ti

    Cuando Dios pelea por ti

    Se fiel y persevera en lo que se te ha encomendado, sirve con diligencia y amor. No importa el tamaño de tu enemigo o lo cerca que esté, permanece quieto porque el Señor te dará la victoria.

  • “Te lo prometo” “Te lo prometo”

    “Te lo prometo”

    Deja de actuar como el Faraón que cambiaba de opinión de acuerdo a las circunstancias, mantén tu palabra. Si en realidad Dios es importante para ti, cumple lo que le prometiste.

  • Ad not found

  • ¡Recibe tu devocional diario! Más de 40.000 Usuarios Registrados!

    CVCLAVOZ te ofrece el mejor contenido online a tu alcanze. !Totalmente Gratis!

    Tu información no será compartida con otras compañías